Un meteorito provoca un fuerte estruendo sentido en toda Gran Canaria

El presidente del Gobierno canario asegura que el impacto de un asteroide contra la atmósfera es la causa más probable del sonido percibido a las 15.36 en la isla, aunque se han producido daños ni “incidentes relevantes”

Dos clientes en una terraza en la playa de Las Canteras de Las Palmas de Gran Canaria.
Dos clientes en una terraza en la playa de Las Canteras de Las Palmas de Gran Canaria.getty
Las Palmas de Gran Canaria / Madrid - 30 nov 2022 - 19:32

El Gobierno de Canarias considera probable que el fuerte estruendo que han percibido a primera hora de la tarde de este miércoles numerosos habitantes de distintos puntos de Gran Canaria se deba a un meteorito que ha sobrevolado las islas y que ha podido impactar en el mar al norte, según ha explicado en la tarde del miércoles el presidente del Gobierno autonómico, Ángel Víctor Torres. Torres ha remarcado que “no se han registrado daños” y ha pedido calma a la población.

La Dirección de Seguridad y Emergencias del Ejecutivo autonómico ha explicado en un comunicado que el servicio de emergencias 112 abrió una investigación tras haber recibido previamente varias llamadas procedentes del sur de Tenerife y las islas de La Gomera y La Palma, en las que comunicaban, por un lado, haber visto “un rayo de luz de color verde y rojo que surcaba el cielo” y, por otro, “una estela de humo con dirección a Gran Canaria”. A estas llamadas les siguieron más de 40 desde Gran Canaria, informando del estampido.

A partir de estos datos, el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) ha considerado muy probable que el estruendo se haya debido a un bólido que ha surcado el cielo de Canarias y que ha tocado la atmósfera a la altura de Gran Canaria. El IAC no ha descartado que, al haberse oído y sentido la vibración, el meteoro haya podido tocar la tierra en pequeñas fracciones. Por ahora, sí se ha descartado que el estampido lo hayan provocado un avión de reacción, un movimiento sísmico o cualquier actividad que haya podido originar una explosión, así como que el fenómeno haya sido ocasionado por algún incendio.

El científico Javier Licandro, del Instituto de Astrofísica de Canarias, no tiene dudas de que se trata de un meteorito: “Blanco y en botella: se vio en varias islas, con una estela de color rojizo según leo, provocando un estruendo por la onda de choque. Está claro que es un bólido y no un bólido cualquiera”, explica Licandro.

El término bólido, en astronomía, hace referencia a los asteroides que generan un fogonazo al penetrar en la atmósfera de la Tierra, aunque no golpeen contra el suelo finalmente. “De noche habría sido un fenómeno brutal”, asegura Licandro, que justamente se encontraba en el observatorio del Teide probando un instrumento nuevo para detectar asteroides. El especialista del IAC considera que el meteorito debía tener un metro de diámetro, aunque reconoce que su tamaño no es fácil de calcular, porque “para verlo de día con tanta claridad tiene que haber sido grande, pero no demasiado, porque no hubo una onda de impacto tan destructiva como en Cheliábinsk”, en referencia a un meteorito de más de 15 metros que cayó sobre esa localidad rusa en 2013.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, explica que han registrado a las 15.35 hora local canaria “en todas las estaciones sísmicas de Gran Canaria” esa anomalía, pero que las mediciones no se corresponden con “actividad terrestre”, como pudiera ser un terremoto o movimiento de magma. “Se mueve a la velocidad del sonido y va por el aire”, afirma la responsable del IGN. Preguntada por la posibilidad de que un avión provoque ese movimiento en los sismógrafos, Blanco asegura que es perfectamente posible y que se han dado casos en el pasado: “Un avión o cualquier otro objeto que rompa la barrera del sonido, que se mueva supersónicamente, lo puede provocar”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También el Instituto Vulcanológico de Canarias (Involcan), en su cuenta de Facebook, atribuía con probabilidad el estruendo a “un bólido o un avión supersónico”. “El análisis preliminar de los sismogramas, evidencia una forma compatible con una N-wave, producida por el impacto en la superficie terrestre de una onda de choque causada por un objeto, natural o artificial, moviéndose en la atmósfera a velocidad supersónica”. Así lo atestigua también el sismógrafo. El sismólogo Ithaiza Domínguez había asegurado poco antes que el “gran estruendo de esta tarde en Gran Canaria no fue producido por ningún terremoto”, si bien admite que en la estación sísmica en el municipio de San Bartolomé de Tirajana (sur de la isla) se apreció a las 15.35 “el ruido de algún tipo de explosión desconocida”.

El acontecimiento ha tenido amplio seguimiento en las redes sociales y los chats. “Sentí un estruendo, un ruido muy fuerte”, asegura en conversación telefónica Julio Saénz, hostelero, que vive en una planta 12 en un edificio de Las Palmas. Pensé que podía ser un a maniobra militar en La Isleta [donde se ubica un cuartel militar] como a veces pasa, pero es que era mucho más fuerte de lo normal”, añade. “Aquí lo sintió todo el mundo”, completa por WhatsApp el periodista Jesús Jiménez. “Los vecinos salieron a la calle, mi hijo estaba asustado”, precisa.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS