Un incendio destruye la casa del francotirador de Argamasilla que mató a dos personas

La vivienda estaba vacía desde el día del tiroteo, ya que el padre del Alfonso L. G. ha abandonado el pueblo ciudadrealeño. La Guardia Civil da por hecho que el fuego ha sido intencionado

La casa de campo de Argamasilla de Calatrava del francotirador, esta mañana, tras haber sido pasto de las llamas.
La casa de campo de Argamasilla de Calatrava del francotirador, esta mañana, tras haber sido pasto de las llamas.Jesus Monroy (EFE)

Un incendio destruyó anoche la casa de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) perteneciente a Alfonso Lamas hijo, el francotirador que el miércoles de la semana pasada mató tiros a dos personas e hirió a otras dos, antes de morir por los disparos de respuesta y cobertura de las fuerzas de seguridad. La vivienda está vacía desde el día de los hechos, ya que Alfonso Lamas padre no ha vuelto al pueblo desde que le dieron de alta de las heridas que le causó su hijo en una pelea que estuvo en el origen del suceso. La Guardia Civil y fuentes municipales dan por hecho que el incendio ha sido prendido a posta, dado el fuerte olor a gasolina que han destacado varios de los miembros de los servicios de emergencia que acudieron a sofocar las llamas.

El fuego fue detectado sobre las 21.30, y las labores de extinción, a cargo de bomberos del parque de Puertollano, se prolongaron hasta pasada la medianoche. Las llamas han calcinado casi en su totalidad la vivienda, de planta sobre rasante, situada a unos 500 metros de la carretera CR-4116, en pleno campo. Alfonso Lamas hijo, de 50 años, abrió fuego desde esta vivienda contra todo lo que se aproximaba a la casa rural, desde la que tenía perfecta visión para batir toda la llanura de entrada a Argamasilla, sin protección para quienes intentaron acercarse.

La casa de Argamasilla ya arrasada, esta mañana.
La casa de Argamasilla ya arrasada, esta mañana.Jesus Monroy (EFE)

Bomberos y Guardia Civil han acudido a la casa, que ha sido pasto de las llamas durante dos horas. El instituto armado está investigando las causas del incendio, que ha quebrado la estructura de la vivienda y ha provocado el desprendimiento de la techumbre. No hay víctimas debido a que la morada estaba vacía. Fuentes municipales y del instituto armado han confirmado que Alfonso Lamas padre, a quien su hijo dio una paliza antes de abrir fuego contra todos, ha abandonado Argamasilla de Calatrava, adonde no ha vuelto desde que fue dado de alta del hospital donde fue ingresado por las heridas que le provocó su propio hijo.

La Guardia Civil investiga el origen del incendio, pero da por hecho que se trata de un fuego provocado. El teniente de alcalde de la localidad ciudadrealeña, José Antonio García, ha declarado al canal Castilla-La Mancha Media que todo apunta a la intencionalidad. Así, ha destacado el fuerte olor a gasolina que detectaron los servicios de emergencia al llegar al punto.

La casa fue donde se escondió el miércoles pasado por la mañana Alfonso Lamas y desde donde mató a tiros a José Luis Fernández, el bonito, un agricultor que trató de mediar en la disputa entre padre e hijo, y Alejandro Congosto, el policía local, intentó detener el arrebato homicida. También hubo otros dos heridos más a balazos antes de que el tirador, con problemas mentales, fuera abatido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS