_
_
_
_

Un hombre mata a un agricultor y un policía en Ciudad Real antes de ser abatido por la Guardia Civil

Otros tres heridos tras atrincherarse el hombre en una casa de campo entre Argamasilla de Calatrava y Villamayor de Calatrava. El origen del suceso es una discusión entre un padre y un hijo

Efectivos de la Guardia Civil en la carretera de Argamasilla de Calatrava a Villamayor de Calatrava, esta mañana. Foto: Jesús Monroy (EFE) | Vídeo: EPV

La Guardia Civil ha matado a un hombre armado que se había atrincherado esta mañana en una casa de campo en la carretera que une Argamasilla de Calatrava y Villamayor de Calatrava (Ciudad Real), tras haber asesinado a tiros a dos personas y herido a tres más, según fuentes del instituto armado. El origen del suceso ha sido una discusión entre un padre y un hijo por motivos que aún no han trascendido, lo que hizo que este se parapetase en el chalé y abriera fuego indiscriminadamente durante más de dos horas con un fusil de alta potencia contra todos los vehículos y personas que se acercaban. El autor de los disparos ha sido identificado como Alfonso L. G., de 50 años.

Los fallecidos son el propio autor de los disparos, abatido por las fuerzas de seguridad tras haber abierto fuego de manera indiscriminada; un agricultor que intentó mediar en la discusión familiar y un policía local de Argamasilla de Calatrava (5.800 habitantes), según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno. Los heridos han sido trasladados al hospital de Puertollano. Se trata de otro agente local, un guardia civil (ambos por arma de fuego) y el padre del atrincherado (contusiones y laceraciones, sobre todo en la cabeza). Los tres están fuera de peligro y sin riesgo vital, según ha confirmado el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

El suceso comenzó sobre las 10 de la mañana, tras la citada discusión familiar en el chalé donde el agresor permaneció luego atrincherado, a unos 500 metros de la carretera. Un agricultor que pasaba por la zona, y que posiblemente conocía a padre e hijo, entró en la parcela para intentar acabar con el conflicto, pero recibió como respuesta un disparo en el abdomen, según el relato ofrecido por la Guardia Civil.

El padre, de 81 años, pudo escapar y dar aviso a la Policía Local. Esta desplazó a una patrulla y avisó a la Guardia Civil, que mandó otro coche con dos agentes. Alfonso L. G. los recibió a tiros. Los dos agentes de la Policía Local fueron alcanzados inmediatamente (uno falleció y el otro quedó herido), mientras el resto de agentes se parapetaba tras los vehículos, ya que el atrincherado no paraba de disparar con su fusil de caza, posiblemente del calibre 30-06 (springfield, con cartucho de camisa metálica), capaz de atravesar chalecos antibalas y la chapa de los vehículos. También tenía una escopeta. El padre del tirador tiene licencia para la posesión de rifles de caza mayor.

El 112 alertó entonces de que la citada carretera había sido cortada, al tiempo que el alcalde de Villamayor, Juan Antonio Callejas, hacía un llamamiento para “que nadie use la carretera” , porque “están disparando a los coches”. De hecho, el agresor incluso abrió fuego contra un vehículo de la Policía Nacional de Puertollano que se acercó a las inmediaciones del chalé, pero no hubo heridos. La policía ha asegurado que el vehículo sirvió para proteger a los heridos hasta que pudieron ser evacuados. Los agentes también se protegieron tras un furgón blindado de transporte de dinero que estaba por la zona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Despliegue de la Guardia Civil cerca del lugar de los hechos, esta mañana.
Despliegue de la Guardia Civil cerca del lugar de los hechos, esta mañana.David Expósito

Las llamadas de auxilio de los heridos a sus compañeros hicieron que se tomara la decisión por parte de la Guardia Civil de entrar a rescatarlos a la finca donde estaba el atrincherado. Las fuerzas de seguridad abrieron fuego de cobertura contra la casa para facilitar el rescate, que pudo ser llevado a cabo. No obstante, en la refriega resultó herido en una pierna un agente del instituto armado.

De pronto, el fuego cesó. La Guardia Civil mandó un dron a sobrevolar el chalé. La cámara pudo captar al autor de los disparos tumbado en el suelo. Posteriormente, se comprobó que había sido abatido por los disparos de cobertura. Estaba muerto. En la casa fueron rescatados el agente herido y los cuerpos de los dos fallecidos.

Sin opción de negociar

El teniente coronel jefe de la comandancia de Ciudad Real de la Guardia Civil, Juan Antonio Valle, ha dicho que “no ha habido opción a negociar con el tirador, porque todo el que se ponía a su alcance le disparaba con un fusil” que tenía en la casa que, era propiedad de su padre. “Teniendo constancia de la gravedad de los heridos y en respuesta a los disparos que estaban recibiendo los agentes, se ha decidido abrir fuego contra el tirador”, ha explicado, tras asegurar que los agentes dispararon a unos 500 metros de distancia de la casa.

La carretera CR-4116 ha permanecido cortada desde cerca de las 10.30, según ha confirmado el 112 regional. El alcalde Callejas ha explicado a Europa Press que la zona en la que tuvieron lugar los disparos, muy cercana al casco urbano, es una zona “muy poblada”, donde hay muchos chalés que se utilizan como segundas residencias, lo que ha supuesto aún “mayor peligro”. Varios vehículos presentaban impactos de bala.

Vehículo de la policía tiroteado en Ciudad Real.
Vehículo de la policía tiroteado en Ciudad Real.

Fuentes sanitarias han informado de que el padre del agresor sufre heridas leves en la cabeza y contusiones, y se encuentra en observación, consciente y fuera de peligro. Su declaración es clave para conocer qué desencadenó este suceso en el que han perdido la vida tres personas.

Asimismo, un agente de la Unidad de Intervención de la Guardia Civil ha sufrido una herida por arma de fuego en una pierna, por lo que tiene que ser intervenido, y se encuentra consciente y sin riesgo vital. El tercer herido, un agente de la Policía Local de Argamasilla de Calatrava, ha recibido un disparo en el abdomen y también será operado, si bien se encuentra fuera de peligro. Es el herido de mayor gravedad.

El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) ha decretado tres días de luto. El policía local fallecido trabajaba en el pueblo desde hace 14 años es padre de una niña de siete años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_