La Policía y la Guardia Civil desarticulan una red que usaba documentación falsa para sacar migrantes de Canarias

Las fuerzas de seguridad tienen acreditadas 80 salidas y calculan que en cada una de ellas podrían ir hasta tres personas

Imágenes facilitadas por la Policía Nacional y la Guardia Civil de la 'Operación Píjara', que ha desarticulado una trama dedicada a facilitar la salida de las Islas Canarias de migrantes en situación irregular con documentación falsa hacia la península.

Una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil ha desarticulado una red criminal asentada en la isla de Gran Canaria que se dedicaba a proporcionar a migrantes en situación irregular documentación falsa para poder viajar hacia la península u otros Estados de la Unión Europea, según han informado ambos cuerpos armados en un comunicado. La organización había completado al menos 80 salidas, según fuentes de la Guardia Civil, que calculan que en cada una de ellas pueden haber viajado hasta tres personas. El beneficio obtenido asciende a 100.000 euros.

La trama, investigada en la Operación Pijara (nombre de un helecho muy extendido en las islas), captaba a migrantes de origen magrebí —tanto menores como mayores de edad— que habían llegado a las islas en patera. Según la información policial, los recluían “en diferentes lugares” mientras preparaban la documentación falsa o a nombre de terceras personas y toda la infraestructura necesaria para su salida. Después los trasladaban a diferentes puertos y aeropuertos canarios, “proporcionándoles las indicaciones necesarias para no ser detectados”. En algunas ocasiones, los pasadores de la organización los acompañaban durante el trayecto para asegurarse de la devolución de la documentación.

Dos agentes custodian a uno de los investigados en la 'Operación Píjara'.
Dos agentes custodian a uno de los investigados en la 'Operación Píjara'.

Las fuerzas de seguridad han detenido a siete personas (seis en Gran Canaria y una en Ciudad Real), en su mayoría de origen magrebí. Se les imputan los supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y de falsedad documental. Un octavo miembro de la organización se halla actualmente en prisión cumpliendo condena por otra causa, según los investigadores.

En abril de 2021, un juez del Tribunal Superior de Justicia de Canarias decretó que la única limitación que se le puede imponer a un migrante para su movimiento en el interior de territorio español son las restricciones sanitarias, a no ser que la Policía restrinja sus movimientos durante un plazo máximo de 72 horas como paso previo a su devolución al país de origen o que lo haga un juez. Esos tres días constituyen un lapso clave. Pasado ese tiempo, el expediente de devolución que se le abre automáticamente a todo migrante que entra sin autorización en territorio nacional queda sin validez y las fuerzas de seguridad han de tramitar uno nuevo (esta vez de expulsión). El auto supuso entonces una brecha en el bloqueo de facto que pesaba sobre los migrantes llegados en patera a las islas, a los que se les impedía la salida de forma sistemática.

Muchos de los que arriban a las islas, sin embargo, lo hacen sin documentación en regla, lo que les supone un calvario legal añadido y les impide los movimientos hacia la península o hacia otros países de la UE. Esta es, precisamente, la situación que, supuestamente, trataban de aprovechar los detenidos. Para ello, además, habían logrado establecer una red “constante” de contactos con redes criminales asentadas en Marruecos y otros Estados de la Unión Europea. Estas otras organizaciones ofrecían, sostienen los dos cuerpos armados, el flete en patera desde Marruecos hasta Canarias para migrantes que se hallaban en el continente africano. “Igualmente, diversificaban sus labores, encargándose a su vez de organizar minuciosamente peticiones de asilo fraudulentas, valiéndose para ello de un abogado enrolado en las actividades criminales”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Salvamento rescata a 317 personas en lanzarote, entre ellas un niño en estado crítico

Salvamento Marítimo ha socorrido a 317 personas en nueve pateras en una noche frenética de rescates en Lanzarote, en los que una de las barcas asistidas volcó y hubo que sacar del agua en helicóptero a ocho de sus ocupantes, entre ellos un niño en estado crítico y una embarazada, según ha informado Efe, citando a fuentes de Salvamento, el 112 y la Cruz Roja. El pequeño tiene seis años, y llegó a entrar en parada cardiorrespiratoria. Sin embargo, se le pudo reanimar. Presenta, además, quemaduras y deshidratación. Inicialmente, se le evacuó junto con gestante embarazada al Hospital Doctor José Molina Orosa de Arrecife y a lo largo de la mañana del viernes fue trasladado de urgencia a Gran Canaria.

El Presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha expresado en el programa La Hora de la 1 de Televisión Española su deseo de que el menor "salga adelante", al igual que su madre, y espera que "no haya más fallecidos". 

El rescate más dramático se produjo sobre las 0.30 horas, después de que un mercante que había sido enviado en ayuda de una lancha neumática a 115 kilómetros de Arrecife, el portacontenedores Maersk Roubaix, informara de que había personas en el agua. El helicóptero Helimer 206 llegó a tiempo para rescatarlas y evacuó a Lanzarote a siete adultos (entre ellos la embarazada) y el niño que se encontraba en peor estado.

Sobre la firma

Guillermo Vega

Corresponsal en Canarias y miembro del equipo de edición del diario. Trabajó en la Cadena Ser, Cinco Días y fue jefe de EL PAÍS Retina y de la sección de Tecnología. Licenciado en Ciencias de la Información, diplomado en Traducción e Interpretación y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS