El fuego de Ateca carboniza 14.000 hectáreas sin visos de quedar controlado

El presidente de Aragón, Javier Lambán, asegura que “no se han cumplido los peores pronósticos” que apuntaban a un empeoramiento, tras señalar esta mañana que la situación del incendio es “grave y muy preocupante”

Agencias El País
Zaragoza / Madrid -
Bomberos y un helicóptero tratan de sofocar este miércoles las llamas del incendio declarado el pasado lunes en Ateca, Zaragoza.
Bomberos y un helicóptero tratan de sofocar este miércoles las llamas del incendio declarado el pasado lunes en Ateca, Zaragoza.Javier Cebollada (EFE)

La oleada de incendios que sacude España castiga este miércoles especialmente Ateca (Zaragoza), donde el fuego declarado el lunes ya ha carbonizado 14.000 hectáreas, mientras las llamas siguen quemando varias zonas de Galicia. El primero de los fuegos ha obligado a desalojar seis localidades de la comarca de Calatayud. Las llamas no retroceden y las miras estaban este miércoles puestas en los pueblos de Cetina, Villarroya de la Sierra, Torrijo de la Cañada y Embid de Ariza, por si la evolución del frente del incendio hace necesario confinar a su población o desalojarla preventivamente, si bien la tarde de este miércoles el presidente regional, Javier Lambán, ha apuntado el último como el que tenía más probabilidades de ser desalojado, aunque sin riesgo inminente. Lambán ha apuntado que “no se han cumplido los peores pronósticos” que por la mañana alertaban de un agravamiento del fuego, si bien continúan “la preocupación y la activación de todas las alertas”, ya que “las circunstancias meteorológicas son cambiantes” y se pueden activar algunos frentes de fuego.

El fuego de Ateca ha obligado a desalojar a unas 2.000 personas —sin contar las de los establecimientos hosteleros— de las poblaciones de Moros, Villalengua, Alhama de Aragón, Bubierca y Castejón de las Armas. Un total de 60 personas se han alojado en hoteles de Calatayud, 28 en el polideportivo de Ateca y 180 personas en el recinto ferial que ha acondicionado el Ayuntamiento de Calatayud.

La autovía A-2 entre Medinaceli (Soria) y Contamina (Zaragoza) sigue cortada por el denso humo, así como la N-II entre Medinaceli y Arcos del Jalón (también en Soria). El tráfico ferroviario de alta velocidad se ha restablecido en la línea Madrid-Zaragoza-Barcelona, si bien los trenes regionales continúan sin poder circular entre la capital de España y la de Aragón.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha incidido en que el cambio climático “mata personas” y es “letal” para el ecosistema y ha defendido hacer de “Estado” las políticas medioambientales. Durante una visita a Ateca, donde ha atendido a la prensa, Sánchez ha insistido en que esta cuestión “nada tiene que ver con la ideología”, sino con la realidad, y ha antepuesto la coordinación entre instituciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esta mañana de miércoles el presidente de Aragón había calificado de “grave y muy preocupante” la situación del incendio tras la primera reunión en el Centro de Coordinación Operativa (Cecopi) en la Sala de Crisis del 112 Aragón en Zaragoza. “No somos dueños de los designios de la naturaleza y de la meteorología, pero sí somos responsables de la utilización adecuada de nuestros recursos y de ponerlos a disposición de nuestra prioridad: poner a salvo a cada uno de los habitantes de esta zona”, ha asegurado Lambán, que por la mañana ha visitado el recinto ferial de Calatayud, donde están alojadas dos centenares de vecinos de pueblos evacuados.

En una visita conjunta a zonas afectadas por el incendio con Lambán, Sánchez ha anunciado además que la Unidad Militar de Emergencias duplicará sus efectivos, de los 104 actuales hasta más de 200. El presidente de la Diputación de Zaragoza, el también socialista Juan Antonio Sánchez Quero, ha pedido la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil —la figura antes conocida como “zona catastrófica”— para los municipios afectados.

Al mensaje del presidente del Gobierno se ha sumado desde Bilbao la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, que ha afirmado que el Estado desplazará todos los medios disponibles que se requieran desde Aragón para atender al incendio “en la medida que haya medios para poder hacerlo”. La ministra ha añadido que la estructura de lucha contra incendios en España es “sólida” pero “claramente” se debe “consolidar y mejorar”.

También en Aragón, este miércoles se ha registrado otro incendio en Bonansa (en el Pirineo de Huesca), en el que trabajan tres cuadrillas aerotransportadas, otras tantas terrestres y dos autobombas. La Generalitat de Cataluña ha enviado a la zona dos dotaciones de bomberos, un avión y un helicóptero.

Las altas temperaturas registradas han llevado al Centro de Emergencias del Gobierno de Aragón a activar la alerta roja por peligro de incendios en otras comarcas aragonesas: la Depresión del Jalón, Moncayo y Aranda, Pirineo Oriental, Prepirineos Central y Oriental, Somontano Oriental y Turia. Aunque menor —alerta de nivel naranja— todo el resto del territorio aragonés presenta riesgo de fuegos.

En Galicia, el fuego de Folgoso do Courel (Luego) ya ha quemado 8.700 hectáreas. Pero la mejora del tiempo, con una bajada de temperaturas y una subida de la humedad, ha aliviado la situación de algunos de los incendios. Eso ha permitido que la mayoría de las 70 personas que fueron desalojadas de sus casas hayan vuelto a sus hogares la tarde de este miércoles. No obstante, la Xunta ha pedido “prudencia” para seguir abordando su extinción, pues las condiciones “muy cambiantes” pueden reactivar focos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS