El PP salva al líder de Vox en Castilla y León de ser reprobado por su desprecio a una diputada con discapacidad

El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, se reafirma y no pide disculpas a la procuradora a quien humilló en el anterior pleno

Alfonso Fernández Mañueco, a la derecha, junto a Juan García-Gallardo, el 21 de abril en Valladolid.
Alfonso Fernández Mañueco, a la derecha, junto a Juan García-Gallardo, el 21 de abril en Valladolid./R. GARCÍA (EFE)

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha evitado ser reprobado por las Cortes por haber espetado hace dos semanas a una procuradora socialista con discapacidad que le hablaría “como si fuera una persona como todas las demás”. Las palabras indignaron al PSOE, fueron objeto de debate y crítica en la política nacional y hasta el PP, a través del presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, ofreció tibias disculpas por “si alguna persona se hubiese sentido ofendida” por esas palabras. El PP ha salvado del oprobio al alto cargo de Vox al votar en contra de la reprobación socialista.

El autor de esas palabras no ha cambiado de parecer pese a la polvareda generada por sus exabruptos. Este miércoles por la mañana, cuando ha terminado el segundo pleno de esta legislatura, que empezó la tarde anterior, ha evitado recular por su frase. El líder de la extrema derecha en la comunidad ha acusado al principal partido de la oposición de “utilizar para bajos fines” la discapacidad de Noelia Frutos, la receptora de su descalificativo hace dos semanas.

Gallardo ha acusado a Frutos de acudir a esa primera sesión en las Cortes “predispuesta a hacerse la ofendida” y ha seguido en la línea mostrada desde entonces, pues insistió en que no sabía por qué pedía perdón Mañueco. Afirmó que el PSOE trata de “instrumentalizar” de una manera “burda” a quienes tienen alguna discapacidad.

“Tampoco necesita el perdón, vino con la intervención escrita, plagada de insultos y falsedades, predispuesta a hacerse la ofendida”, ha exclamado Gallardo. Estas palabras no han sido aplaudidas por sus socios de coalición, que pese a haberlo salvado de la reprobación, han vuelto a evidenciar que hay partes del discurso de Vox con las que no comulgan, como ya ocurrió en varias ocasiones del estreno parlamentario del pacto. Los portavoces conservadores han insistido en que, más allá de compartir Ejecutivo autonómico, se trata de dos fuerzas distintas que pueden mostrar posturas dispares ante determinadas circunstancias.

Tampoco necesita el perdón, vino con la intervención escrita, plagada de insultos y falsedades, predispuesta a hacerse la ofendida
Juan García-Gallardo
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El tono más encendido de la segunda sesión del pleno regional ha contrastado con la discreta versión que ofreció el vicepresidente el martes por la tarde, cuando se limitó a escuchar las comparecencias, que en varios casos incluían ataques contra él, sin hacer más que susurrar con miembros del PP y de Vox y reaccionar con sonrisas irónicas ante algunas acusaciones de la oposición.

García-Gallardo, de 31 años, también ha intentado mostrar su compromiso con las personas con discapacidad al anunciar ante los demás parlamentarios que en su día colaboró con una fundación que apoya a personas con capacidades reducidas. Mañueco no ha acudido a este debate por estar reunido con los representantes del grupo galletero Siro y los alcaldes de las localidades donde la paralización de estas fábricas de dulces amenaza cientos de empleos en el territorio.

El PP, que ha sorteado la reprobación impulsada por el PSOE y defendida por los demás grupos del hemiciclo con sus 31 votos y los 13 de la extrema derecha, ha reaccionado con una enmienda a la Proposición no de ley presentada, sin éxito, por los socialistas. Esta instaba a la Junta a evitar “caer en debates estériles e infantiles que nada tienen que ver con el interés real de la comunidad” y fortalecer “las políticas de apoyo a las casi 175.000 personas con algún tipo de discapacidad que viven en esta tierra”. Asimismo, emplazan al Gobierno a que colabore “para que el Centro de accesibilidad universal de la Unión Europea previsto en la Estrategia Europea sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, para el periodo 2021-2030, se instale en Castilla y León”.

Estas iniciativas han causado malestar en las filas socialistas, pues se ha producido en la misma fecha en la que no han condenado que un parlamentario le diga a otra parlamentaria que la iba a tratar “como si fuese una persona como las demás”.

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS