El Rey y el Gobierno se vuelcan con el emir de Qatar

España busca asegurarse el suministro de gas y espera fuertes inversiones del rico emirato del golfo Pérsico

De izquierda a derecha, la jequesa de Qatar, Jawaher Bint Hamad, el emir Tamim bin Hamad Al Thani, el rey Felipe VI y la reina Letizia, a su llegada al Palacio Real.
De izquierda a derecha, la jequesa de Qatar, Jawaher Bint Hamad, el emir Tamim bin Hamad Al Thani, el rey Felipe VI y la reina Letizia, a su llegada al Palacio Real.Mariscal (EFE)

Con un abrazo y dos besos en la mejilla ha recibido este martes por la mañana Felipe VI al emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, en el patio de la armería del Palacio Real de Madrid. A continuación, siguiendo las costumbres de su huésped, ha estrechado la mano a la jequesa Jawaher bint Hamad bin Suhaim Al Thani, como también ha hecho la reina Letizia. La calurosa bienvenida al emir, en su primera visita de Estado a España, tuvo su prolegómeno el lunes por la tarde cuando, en un gesto inusual de amistad, Felipe VI se acercó al palacio del Pardo, residencia de los mandatarios extranjeros de visita en España, para saludarlo y charlar informalmente.

La primera visita de Estado del emir, de 41 años, que llegó al poder en junio de 2013 —un año antes que Felipe VI— ha levantado una gran expectación. No en vano, en un momento en que Europa intenta prescindir del gas ruso, Qatar, con apenas 2,5 millones de habitantes y una superficie similar a la Región de Murcia, es el segundo exportador del mundo, tras Estados Unidos. No obstante, las autoridades cataríes ya han advertido de que sus contratos de suministro, incluidos los que mantiene con España (donde el gas procedente del emirato supuso en 11,4% del total en 2021), son a largo plazo, por lo que no cabe esperar fuertes incrementos, pese a sus planes para aumentar la capacidad de producción.

Las esperanzas se centran sobre todo en el capítulo de inversiones. Qatar ya es un importante inversor en España, con un stock acumulado de más de 6.000 millones, y presencia en importantes empresas, como Iberdrola, de la que es principal accionista y con cuyo presidente, Ignacio Sánchez Galán, tiene previsto reunirse el emir durante su estancia en España.

El jefe del pequeño pero rico Estado del golfo Pérsico ha llegado a España acompañado por el vice primer ministro y ministro de Exteriores, además de por los ministros de Finanzas, Asuntos Energéticos y Comercio e Industria, así como por el jefe del Diwan (la Casa Real) y el director del QIA, el fondo soberano catarí, con unos fondos estimados en 425.000 millones de euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La vice ministra de Exteriores del emirato, Lolwah Rashid Al Jater, adelantó la semana pasada a un grupo de periodistas españoles en Doha, la capital del país, que habría un “gran anuncio” con motivo de la visita del emir, sin mayores concreciones, mientras que el gerente de la oficina de promoción de las inversiones cataríes en el extranjero añadió que este estaría relacionado con “las energías renovables y la sostenibilidad”.

El director ejecutivo de QIA tiene previsto firmar un acuerdo de cooperación con la sociedad estatal de financiación del desarrollo Cofides, en el que se identificarán oportunidades de inversión en el marco de los fondos europeos Next Generation. Será el más importante de una docena de acuerdos que se firmarán con motivo de la visita a España del emir, incluido uno de cooperación militar. La guinda de todos ellos será una declaración conjunta que elevará las relaciones con Qatar a la categoría de asociación estratégica.

Tras el recibimiento oficial en el Palacio Real, el jefe del Estado catarí visitó el Senado, donde, en una breve alocución a los diputados y senadores, aseguró que los dos países “tienen mucho en común” y que el objetivo de su visita es “fortalecer las relaciones en todos los ámbitos”. Los presidentes de las dos Cámaras, Meritxell Batet y Ander Gil, le impusieron las medallas de honor de ambas instituciones. A continuación, el emir se reunió con Felipe VI en La Zarzuela, donde almorzaron las dos parejas reales. Por la tarde, asistió a una una exhibición equina en la Hípica de La Zarzuela y recibir la medalla de oro del Ayuntamiento de Madrid, cuyo alcalde, José Luis Martínez-Almeida, asguró que España y Qatar, son “los argumentos definitivos contra los que creen que las monarquías son cosas del pasado”.

La jornada ha concluido con una cena de gala en el Palacio Real, donde Felipe VI ha alentado a su invitado a “avanzar hacia horizontes cada vez mayores de derechos civiles y libertades públicas”, ha expresado su satisfacción porque la policía española colabore a la seguridad del mundial de futbol de Qatar y ha agradecido la confianza del emirato en la economía española y su “decidida voluntad de seguir siendo uno de los primeros inversores en España”. Este miércoles, el jeque participará en un foro empresarial organizado por la patronal CEOE y se reunirá con el presidente Pedro Sánchez en La Moncloa, donde se firmarán la mayoría de los acuerdos bilaterales. La visita del emir de Qatar a España forma parte de una gira europea que le llevará también a Francia, Reino Unido o Davos (Suiza).

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS