Juan Carlos I se queda a vivir en Abu Dabi y anuncia que visitará España con frecuencia

El rey emérito deja la puerta abierta a regresar definitivamente, pero residiendo fuera de La Zarzuela, según una carta enviada a Felipe VI

Juan Carlos I, el pasado 17 de diciembre, en un partido de tenis en Abu Dabi.
Juan Carlos I, el pasado 17 de diciembre, en un partido de tenis en Abu Dabi.ALI HAIDER (EFE)

El rey emérito ha decidido “continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi”, aunque viajará “con frecuencia” a España. Así se lo comunicó este lunes a su hijo, Felipe VI, en una carta que hizo pública la Casa del Rey. Juan Carlos I deja abierta la puerta a volver a residir en España en el futuro, aunque aclara que en ese caso su lugar de residencia serían “ámbitos de carácter privado”, fuera del Palacio de La Zarzuela.

La fórmula elegida para hacer pública la decisión de Juan Carlos I sobre su futuro ha sido la misma que se empleó para dar a conocer su salida de España, el 3 de agosto de 2020: una carta a su hijo que la Casa Real ha difundido.

La misiva despeja las dudas sobre la actitud que tomaría el rey emérito una vez que la Fiscalía anunció la semana pasada el archivo de las tres investigaciones que tenía abiertas sobre su patrimonio en el extranjero. El ministerio público concluyó que, aunque se habrían cometido presuntos delitos fiscales, estos estarían prescritos o no serían perseguibles al gozar el anterior jefe del Estado de inmunidad hasta su abdicación en 2014.

“Prefiero, en este momento, por razones que pertenecen a mi ámbito privado y que solo a mí me afectan, continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi, donde he encontrado tranquilidad, especialmente para este periodo de mi vida”, señala el rey emérito en la misiva. Pero a continuación, añade: “Aunque, como es natural, volveré con frecuencia a España, a la que siempre llevo en el corazón, para visitar a la familia y amigos”.

Según medios próximos al rey emérito, este tiene intención de visitar España en las próximas semanas pero, en contra de lo que se había barajado, no se quedará a residir aquí ni se trasladará a un tercer país, como República Dominicana o Portugal, sino que continuará en Emiratos Árabes Unidos (EUA), donde dispone de todas las comodidades y de atención médica, como invitado del príncipe Mohammed bin Zayed.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Juan Carlos I confirma que seguirá al margen de la vida pública, de la que se retiró oficialmente en mayo de 2019, por lo que señala que, tanto en las visitas que realice a España, “como si en el futuro volviera a residir” de manera permanente en su país, tiene el propósito de “organizar” su vida personal y su “lugar de residencia en ámbitos de carácter privado, para continuar disfrutando de la mayor privacidad posible”.

No volverá a La Zarzuela

Es decir, el rey emérito renuncia, en contra de lo que había manifestado repetidamente en privado, a su deseo de volver a residir en el palacio de La Zarzuela. Y tampoco ocupará ninguna residencia de Patrimonio Nacional durante sus estancias en España, sino que se alojará en domicilios privados.

La misiva concluye trasladando al Rey el “deseo” de Juan Carlos I de que haga público su contenido “para conocimiento de todos los españoles”, en la fecha que Felipe VI estime “oportuna”, aunque este no ha esperado para difundirla. Juan Carlos I, que firma como “tu padre”, se despide de su hijo con estas palabras: “Con mi lealtad, cariño y el orgullo inmenso que siento por ti”.

Tras reproducir la misiva, la Casa Real se limita a apostillar: “Su Majestad el Rey respeta y comprende la voluntad de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos expresada en su carta”. Es decir, su decisión de seguir residiendo en Abu Dabi pero realizando frecuentes visitas a España.

La carta se ha hecho pública después de que el abogado de Juan Carlos I, Javier Sánchez-Junco, y el general Félix Sanz Roldán, su principal consejero en los últimos años, visitaran este fin de semana al rey emérito en Abu Dabi, donde el letrado le entregó en mano los decretos de archivo de la Fiscalía y le explicó su alcance jurídico.

El archivo de las diligencias abiertas por la Fiscalía han cambiado las circunstancias que motivaron su salida de España. Sin embargo, las numerosas irregularidades que han salido a la luz han dañado su imagen, por lo que tanto la Casa del Rey como el Gobierno preferían que Juan Carlos I se mantuviera alejado de La Zarzuela y que solo de manera progresiva y gradual, mediante visitas, vaya normalizando su presencia en España.

Juan Carlos I, que se resistía a aceptar esta fórmula, ha acabado asumiéndola “como sacrificio por su país”, según fuentes de su entorno.

“Lamento sinceramente acontecimientos pasados”

La carta remitida por Juan Carlos I a su hijo Felipe VI incluye un esbozo de petición de disculpas por las numerosas irregularidades sobre su patrimonio que han aflorado en las investigaciones realizadas tanto por la Fiscalía española como por la suiza. “Soy consciente de la trascendencia para la opinión pública de los acontecimientos pasados de mi vida privada y que lamento sinceramente”, afirma el rey emérito en su misiva, en alusión a los fondos que tenía en paraísos fiscales. Juan Carlos I no ofrece explicaciones por su conducta, como le reclamó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero si asegura lamentarla. Un sentimiento que, en todo caso, se ve matizado porque a continuación y en la misma frase, añade: “Como también siento un legítimo orgullo por mi contribución a la convivencia democrática y a las libertades en España, fruto del esfuerzo y sacrificio colectivo de todos los españoles”. 
El rey Juan Carlos intenta así compensar el rechazo que provoca su comportamiento privado con la admiración que despierta su papel en la Transición Española. Fuentes gubernamentales se limitaron anoche a señalar que “el Gobierno respeta la decisión [sobre el futuro de Juan Carlos I], que ha sido tomada en el seno de la Casa Real” y añadieron que “el presidente del Gobierno estaba informado” de la misiva, informa Carlos E. Cué.

Consulte la carta que Juan Carlos I ha escrito a su hijo, Felipe VI. Si no puede ver la imagen correctamente, descargue aquí el documento en PDF.


Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS