Felipe González sobre la crisis en el PP: “Afecta y contamina a todos”

El expresidente alerta del riesgo de que la situación del partido genere una situación de riesgo para el sistema político surgido de la Constitución del 78

El abogado y 'padre' de la Constitución, Miquel Roca (a la izquierda) y el  expresidente del Gobierno, Felipe González (a la derecha), en un coloquio en el Ateneo de Madrid, este viernes.
El abogado y 'padre' de la Constitución, Miquel Roca (a la izquierda) y el expresidente del Gobierno, Felipe González (a la derecha), en un coloquio en el Ateneo de Madrid, este viernes.Carlos Luján (Europa Press)

El expresidente del Gobierno Felipe González ha manifestado durante un coloquio celebrado este viernes en el Ateneo de Madrid que el “lío” que ha explotado en el PP por el pulso entre el presidente nacional del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, “afecta y contamina a todos”. El acto se centró en las iniciativas para reformar la Constitución, y contó con la participación de dos de los ponentes del texto constitucional, Miquel Roca y Miguel Herrero de Miñón, junto a jóvenes profesores universitarios. Todos ellos expresaron su preocupación por el cuestionamiento del sistema político surgido de la Constitución del 78, una percepción que llevó a González a decir que en España “estamos fragilizando conscientemente” las instituciones.

En este sentido, Felipe González tomó la lucha por el poder abierta en el PP como un signo especialmente relevante de esta crisis, para explicar que cuando un partido como este sufre una situación como la actual genera afecta al conjunto del sistema. “El lío de ayer y de hoy —dijo en referencia a este jueves y este viernes— es para todos. Y no habrá instituciones capaces de responder a una crisis de esta magnitud”. A su juicio, el efecto contaminador de un fenómeno de este tipo reside en que conduce a escenarios de “partitocracia dispersa y enfrentada”, lejos de las dinámicas de “pacto y consenso” que estuvieron en la base de la tarea de los constituyentes para asentar la democracia en España.

Durante el coloquio Fue posible el pacto, organizado por el proyecto “España, juntos sumamos”, abundaron las referencias a la progresiva desaparición de esa voluntad de acuerdo que presidió la fase de confección de la Constitución como el auténtico mal de fondo del sistema. Por ejemplo, mediante la pérdida de valor de la expresión “lealtad constitucional”, en especial en materia de política territorial. Miquel Roca interpretó de forma positiva que se hable de reformar la Constitución, pero alertó de que algunos lo hacen “para ocultar su propia incapacidad” ante los problemas que surgen, también en materia territorial. Y añadió: “Reconocer la diversidad es lo que justifica mantener la unidad. Ninguno de los graves problemas que hoy tiene nuestra sociedad tiene su origen en la Constitución”.

Miguel Herrero, a su vez, manifestó que uno de los problemas que tiene España es que cabe distinguir en estos momentos “tres tipos de políticos”. Y los definió así: “El primer grupo lo componen los políticos que si no lo fueran estarían en el paro o en la cárcel. Como no tienen otra cosa que hacer, están ahí”. El segundo grupo es el que está en política “porque quiere hacer algo con el poder”. Y otros, los del tercer grupo, “solo quieren el poder”. No saben qué quieren hacer con él, pero quieren estar ahí, sólo quieren mandar. Un personaje de la obra La Malquerida, de Jacinto Benavente, decía que ‘yo mando, solo mando’, y estos son los que suelen armar cataclismos, como uno que ayer salió mucho en televisión”.

Los profesores de derecho constitucional Gerardo Teruel, Sofía Lucas y Gabriel Moreno expusieron a lo largo del acto las reformas que podrían efectuarse en la Constitución. El común denominador para afrontarlas sería, según explicaron, la búsqueda de nuevos consensos, para lo cual unos y otros consideraron que no se dan las mejores condiciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS