Temor en el PP a que Vox apoye a Ayuso y la aúpe para desgastar a Casado

La extrema derecha solo ha respaldado los Presupuestos de la Comunidad de Madrid, mientras ha tumbado los de Andalucía y se resiste a dar luz verde a los del Ayuntamiento de la capital

Pablo Casado, en la presentación del libro de Mariano Rajoy, el miércoles en Madrid.
Pablo Casado, en la presentación del libro de Mariano Rajoy, el miércoles en Madrid.Daniel Gonzalez (GTRES)

En el PP no ha pasado desapercibido que Vox haya decidido respaldar los Presupuestos de Isabel Díaz Ayuso apenas una semana después de tumbar los de Andalucía y al mismo tiempo que se niega a sentarse a hablar de las cuentas municipales con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Ese distinto rasero ante gobiernos del PP inquieta a algunos dirigentes del partido, que perciben una estrategia de la extrema derecha para aupar a la presidenta de Madrid con ánimo de ahondar en el desgaste del PP, por el conflicto interno que la líder madrileña tiene abierto con Pablo Casado. “Nadie cree en las casualidades”, dicen estas voces, que incluso apuntan a una estrategia “concertada” con Ayuso, algo que el equipo de la presidenta niega tajantemente.

“Vox está potenciando a Ayuso en contra de los dirigentes moderados del PP, como Juan Manuel Moreno Bonilla o José Luis Martínez-Almeida”, advierte en ese sentido un dirigente popular, que subraya que la extrema derecha ha sido poco exigente en su negociación con Ayuso para las cuentas públicas, porque ha aceptado dejar fuera del acuerdo el compromiso de derogar las leyes LGTBI del Gobierno de Cristina Cifuentes. “Le han entregado en bandeja los Presupuestos a Ayuso renunciando a sus líneas rojas”, destacan estas fuentes.

Estos dirigentes populares señalan incluso “una estrategia concertada de Vox con Ayuso para desgastar al PP”. Para apoyar esa argumentación, destacan que en la fiesta posterior a la presentación del libro de Cayetana Álvarez de Toledo, actual disidencia oficial en el partido tras la publicación de su último libro, muy crítico con la dirección, pudo verse al matrimonio de Vox, Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio, además de al consejero de Hacienda de Ayuso, Javier Fernández Lasquetty. Ningún miembro de la dirección popular acudió. Monasterio, líder de Vox en Madrid, y Lasquetty charlaron cordialmente en la fiesta de Álvarez de Toledo en la capital la noche anterior a anunciar el acuerdo para los Presupuestos de Madrid. “Ayuso es la candidata de Vox”, enfatizan estas voces populares críticas con la presidenta y su alianza con la extrema derecha. En este contexto de tensión, Álvarez de Toledo volvió a salir el jueves en defensa de Ayuso, reclamando que se la deje presidir el PP de Madrid. En la dirección del PP se quejan de que la diputada no se canse de hablar. “Quiere alimentar polémicas para vender libros”.

En la cúpula de Casado hay también otras interpretaciones sobre el pacto de Ayuso con Vox. No se trata de que los ultras quieran potenciar a la líder madrileña, dicen miembros de la dirección, sino que en Andalucía la extrema derecha “ha querido forzar elecciones” y en el Ayuntamiento de Madrid “la dirección de Vox no controla a su líder, Javier Ortega Smith”. Los populares andaluces coinciden en que, en su caso, lo que más ha pesado en la decisión de Vox ha sido el “tacticismo electoral”, porque Santiago Abascal sabe que va a haber elecciones el año que viene. También admiten que el PP andaluz se parece menos a Vox que el de Madrid y que “les ha podido preocupar que cale la idea de que han formado una pinza con el PSOE en Andalucía para tumbar las cuentas”.

El equipo de Ayuso niega por su parte cualquier concertación con Vox para desgastar a Casado y a otros barones más moderados del PP y atribuye su acuerdo a “la simple capacidad de negociación y a la paciencia”. “La presidenta la ha tenido, y otros no. Aquí ha habido muchos meses de negociación, muchas conversaciones, muchas llamadas, se ha dejado a Monasterio que tenga el protagonismo...”, destacan fuentes de la Puerta del Sol.

La tensión interna no amaina y el jueves el secretario general de la formación, Teodoro García Egea, aseguró que se ocupará “personalmente” de que todo el PP, hasta el último militante, esté centrado en “los problemas de la gente” y “en absolutamente nada más”, dijo en relación con el conflicto interno. Este viernes, Casado enviará a dos vicesecretarios al acto por la Constitución que celebra Ayuso en la Puerta del Sol, mientras él se reúne en Larnaca con el presidente de Chipre, Nikos Anastasiades.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS