El incendio de un camión con 33.000 litros de gasóleo obliga a confinar a los 1.500 vecinos de un pueblo de Castellón

El siniestro, en el que ha resultado herido leve el conductor, ha producido una nube de humo que ha cubierto por completo la localidad de Soneja

Los Bomberos intervienen en el incendio de un camión en la A-23 que ha obligado a confinar a la población de Soneja (Castellón).
Los Bomberos intervienen en el incendio de un camión en la A-23 que ha obligado a confinar a la población de Soneja (Castellón).SIAB (Europa Press)

El incendio provocado por el accidente este miércoles de un camión en la A-23 de Castellón y el posterior vertido de los 33.000 litros de gasóleo que transportaba ha obligado al confinamiento preventivo de la vecina localidad de Soneja, de 1.500 habitantes.

Los vecinos han permanecido en sus casas durante algo más de dos horas, mientras han durado las labores de extinción, que han concluido pasadas las ocho de la tarde, según ha confirmado el alcalde de la localidad, Benjamín Escriche. Media hora más tarde se ha levantado el confinamiento “y ya hay libre circulación por el pueblo”, ha dicho. “Durante algo más de dos horas se ha pedido a los vecinos que se quedaran en sus casas con las ventanas cerradas porque al tratarse de una cisterna de gasóleo, el humo podía ser tóxico, y lo teníamos encima”, ha explicado el edil.

El Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón ha intervenido desde primera hora de la tarde en el incendio, declarado a las cuatro de la tarde de este miércoles. Todo ha sucedido cuando un camión con 33.000 litros de gasóleo se ha accidentado mientras circulaba por la autovía mudéjar a la altura de la población de Sot de Ferrer.

El conductor, un hombre de 60 años, ha podido salir de la cabina y ser atendido por los medios sanitarios. Fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat han señalado que presentaba heridas leves en los brazos y ha sido trasladado al hospital de Sagunto en una ambulancia de soporte vital avanzado.

A consecuencia del siniestro, el vehículo se ha incendiado por completo, lo que ha obligado a movilizar varios medios de extinción. Hasta el lugar se han desplazado cuatro dotaciones de bomberos y un vehículo de riesgo químico de los parques de Alto Palancia, Plana Baixa y Baix Maestrat, además de un camión nodriza de 35.000 litros de capacidad para abastecer de agua al resto de vehículos. El Consorcio ha movilizado también a tres unidades de bomberos forestales para sofocar el incendio generado por el accidente.

La Generalitat valenciana ha activado el Plan Especial de Transporte de Mercancías Peligrosas ante el vertido de combustible y a lo largo de toda la tarde la carretera se ha mantenido cortada y la Guardia Civil ha habilitado vías alternativas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS