Dirigentes del PP piden un acuerdo con Ayuso antes de la convención

Miembros de la cúpula y barones instan a Génova a mover ficha ante el desgaste

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este jueves en la sesión de control en la Asamblea.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este jueves en la sesión de control en la Asamblea.A. Pérez Meca (Europa Press)

La consigna de la dirección del PP es dejar de hablar en público de la guerra abierta por el control del partido en Madrid, pero en privado el órdago de Isabel Díaz Ayuso está presente en todas las conversaciones. Y la preocupación va en aumento, porque el suflé no baja y cada día el PP sufre para colocar sus mensajes de oposición al Gobierno. Todo ello, además, a poco más de 15 días de la convención nacional en la que Pablo Casado quiere relanzar su proyecto. Ante la amenaza de que esta cita sea eclipsada por la bronca interna, dirigentes de primer nivel, en la dirección nacional y en las presidencias autonómicas, piden que Génova y Ayuso negocien un acuerdo. Quieren que firmen la paz para no oscurecer la gran apuesta de Casado en el nuevo curso político.

La inquietud alcanza al comité ejecutivo nacional, y varios miembros con asiento en este órgano señalan a EL PAÍS que urge dar carpetazo a esta sorpresiva disputa interna, que nadie esperaba que Ayuso lanzara a la vuelta de las vacaciones. El temor es que emborrone ese gran acto político que Casado lleva cuatro meses preparando para explicar su proyecto, que se celebra del 27 de septiembre al 3 de octubre. “Esto se ataja en un día, antes de la convención. Coges a los implicados, te reúnes con ellos y sales de ahí con una solución acordada”, plantea un dirigente del núcleo en referencia a Ayuso y al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que no ha descartado presentarse a las primarias. “Hay que intentar que esto no llegue abierto a la convención. Esto lo arregla Pablo hablando con Isabel, tienen que pactar ellos dos”, defiende otro integrante de la dirección de Casado. La disputa por el poder en el PP de Madrid tiene ahora mismo tres focos: Ayuso, que pide presidir el partido y que se adelante el congreso, previsto para la primavera de 2022; Almeida, que siempre ha defendido que una tercera figura —ni él ni ella— se haga con la presidencia; y Génova, que de momento evita decantarse por una fórmula, pero sí deja claro que no adelantará el congreso como pide Ayuso. La mayoría de los dirigentes consultados considera que es la dirección nacional la que tiene que mover ficha para salir del atolladero.

El emplazamiento a Génova para que busque un acuerdo llega también desde las presidencias autonómicas del PP. “Hay que hablar con Ayuso y negociar. Ella ganaría las primarias si se presentase, pero luego la ejecutiva la tienen que votar los compromisarios, y ahí podría encontrarse con que solo logra el 10% de los asientos. Es decir, Génova y Ayuso están condenados a entenderse”, defiende un presidente popular.

El problema de esta disputa interna es que desdibuja la labor de oposición de Casado, reconocen en el partido. “Hay que bajar el suflé, esto es una equivocación porque lo único que hace es desgastarnos a nosotros”, admite un dirigente de su equipo. La misma preocupación se ha extendido por las presidencias autonómicas populares. “Esto no es bueno para el partido. Perdemos si los ciudadanos ven que estamos a nuestras cuestiones internas”, alerta otro barón regional. “Se han cargado la convención. Ahora todo el foco va a estar en si llega o no Ayuso, luego ella tendrá a las cámaras de televisión encima pendientes de qué gestos se hace con Pablo, de qué dice...”, lamenta un diputado nacional. La presencia de la presidenta madrileña en la cita ni siquiera está confirmada, porque tiene un viaje a Estados Unidos en las mismas fechas.

Ayuso sigue jugando fuerte, fiel a su estilo, mientras la dirección trata de calmar las aguas. La dirigente es “un referente para todos nosotros”, dijo este jueves el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, con ánimo conciliador. Ella, en cambio, dejó un mensaje cargado de intención hacia la cúpula en la sesión de control en la Asamblea de Madrid. “Entiendo que el debate de mi partido es curioso, porque ustedes se matan entre sí mismos para elegir a una persona para ganar elecciones, y nosotros cuando la tenemos es verdad que nos va la marcha”, espetó Ayuso a Mónica García, la líder de Más Madrid, informa Juan José Mateo. “Pero no somos como ustedes”, zanjó. “No pasamos a guillotina a nadie”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS