Indultos

Juan Manuel Moreno, presidente de Andalucía, enmienda a Ayuso sobre los indultos: “Debemos dejar al Rey al margen”

El dirigente popular reclama a Sánchez 10.000 millones durante un encuentro en La Moncloa y le garantiza que agotará la legislatura

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda), saluda con el puño al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, a su llegada al Palacio de la Moncloa, este jueves. En vídeo, Juanma Moreno dice que no quiere "corregir" a Ayuso sobre los indultos. EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, ha demostrado una vez más, en esta ocasión en La Moncloa, que en el PP conviven varios discursos muy diferentes. Después de reunirse este jueves con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Moreno se ha distanciado claramente de la posición de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, quien ha sostenido que el Ejecutivo está haciendo “cómplice” al Rey de los indultos al “obligarle” a firmarlos. “Este es un partido muy diverso, muy plural. No quiero comentar las palabras de Ayuso. Pero que el Rey sancione las leyes no le convierte en autor de las leyes. El Rey sabe cuáles son sus funciones. Que el Rey firmara los indultos no le convertiría en autor de esos indultos”, ha arrancado Moreno para rematar después con la respuesta a otra pregunta: “Debemos entre todos evitar violentar la imagen y la figura del Rey. En un país tan complejo como el nuestro, la figura y el principio de neutralidad que tiene el Rey debemos preservarlos al máximo. Todos tenemos que hacer un esfuerzo para dejar al Rey siempre al margen de nuestras disputas políticas”.

Aun así, Moreno está en contra de los indultos: “Si me dijeran los independentistas que con los indultos se acaba para siempre todo el movimiento de confrontación y bronca del independentismo habría que pensárselo. Pero cuando sabemos que esos señores condenados con todas las garantías por el Tribunal Supremo no se arrepienten y probablemente vuelvan a reincidir, no es útil. Ese es el problema que tenemos ahora mismo”.

Moreno también ha garantizado ante Sánchez que no tiene ninguna intención de adelantar las elecciones andaluzas en otoño, a pesar de que le beneficiaría. “Yo le he trasladado al presidente que mi voluntad y mi determinación es agotar la legislatura salvo que no encuentre apoyo parlamentario, salvo que me sienta acorralado parlamentariamente. En mi interés y el de mi partido lo más positivo sería adelantar a otoño, porque las condiciones son inmejorables para el PP para ir a unas urnas. Pero por encima de mis intereses están los de los andaluces. Tener ahora una parálisis de cuatro o cinco meses para ir a una campaña electoral no tiene sentido. Algunos grupos son muy insistentes, pero yo he trasladado que quiero agotar la legislatura”, ha insistido.

El dirigente popular ha reclamado ante Sánchez un déficit de financiación de 10.000 millones de euros que debería corregirse con un nuevo modelo de financiación autonómica, pero no ha logrado ningún compromiso en este sentido. Eso sí, se activará una mesa bilateral que lleva años sin convocarse y que ambos presidentes parecen dispuestos a retomar. “La financiación autonómica es uno de los grandes problemas del país, lo sufre especialmente Andalucía. Venimos arrastrando un menoscabo de recursos. El presidente me ha dicho que estudiará la reforma de la financiación, pero no he logrado ningún compromiso”, ha sentenciado Moreno.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, que antes fue consejera de Hacienda en Andalucía y reclamaba con vehemencia el dinero que esta comunidad perdía con el actual modelo de financiación, ha rechazado la idea de esos 10.000 millones que reclama Moreno. “Andalucía es una comunidad que está en superávit financiero. El Gobierno de España está siendo leal con las comunidades. Antes, con el PP, el peso del ajuste se hacía caer sobre sanidad, educación o dependencia. A lo largo de los próximos meses quiero hablar con las comunidades para reformar la financiación autonómica con la ponderación de la población, dispersión, insularidad”, ha señalado.

“Es muy difícil poner al conjunto del territorio de acuerdo. Mi idea es llegar a un acuerdo si hay voluntad política. No puede haber un sistema a la carta. Este sistema penaliza a Andalucía o a la Comunidad Valenciana o a Murcia. Pero los nuevos fondos de 16.000 millones [que se entregaron en 2020 por la covid] se han repartido por población y de alguna manera vienen a compensar la situación de infrafinanciación”, ha asegurado la ministra.

Montero ha reclamado a Moreno que utilice su influencia para buscar un acuerdo en este asunto dentro del PP, porque el Gobierno quiere acordar la reforma con los populares. Cualquier cambio del sistema de financiación tiene que votarse como ley orgánica en el Congreso y el Ejecutivo no quiere sacarla adelante si no tiene garantizado antes el apoyo de los populares, que gobiernan algunas de las autonomías clave.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50