NARCOTRÁFICO

Golpe policial contra el mayor clan proveedor de cocaína en Jaén

El cabecilla ha logrado huir tras arremeter con su vehículo contra varios agentes

La estación de tren Linares-Baeza.
La estación de tren Linares-Baeza.PACO PUENTES

La Policía Nacional ha asestado un duro golpe al clan de Los Alicantinos, considerado el mayor proveedor de cocaína de la provincia de Jaén, tras una operación que se ha saldado con la detención en la Estación de Linares-Baeza de ocho personas y la intervención de 2.300 gramos de cocaína. Eso sí, la operación policial bautizada como Pócima, desarrollada en dos fases, no ha logrado detener al cabecilla del clan, Josué A. U., conocido como El Pechuga, un escurridizo y peligro narco que logró darse a la fuga después de arremeter con su vehículo contra los agentes que le perseguían. Sobre él que hay dictada una orden de búsqueda y captura.

El clan de Los Alicantinos era, sin duda, uno de los grupos más activos del mercado de la droga en la comarca linarense y sobre él se habían llevado a cabo ya varias operaciones policiales en los últimos años. La Policía estima que este clan, que había adquirido un alto nivel de especialización, proveía semanalmente hasta de cuatro kilos de cocaína a través de una organización criminal colombiana para seguidamente, en prácticamente 24 horas, distribuirla por toda la provincia.

A mediados del pasado año, los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares tuvieron conocimiento de que el líder del clan de los Alicantinos había obtenido el tercer grado penitenciario y había vuelto a residir en la Estación Linares-Baeza, una Entidad Local Menor del municipio de Linares, supuestamente retomando las actividades que le habían llevado a la cárcel. Durante meses, la Policía Nacional estudió su rutina diaria con diferentes vigilancias. El Pechuga, según ha indicado la Policía, tomaba todo tipo de medidas con el fin de “distraer, confundir y evadir la acción policial” y utilizaba supuestamente un anexo a su domicilio habitual como “guardería” para esconder la droga.

Más información

Según ha informado la Policía, los agentes detectaron la presencia de una mujer –encargada habitual del transporte de la droga– llegó hasta la zona en un vehículo, mientras que el cabecilla del grupo accedía al anexo de la vivienda, saliendo con tres paquetes que directamente introducía en el vehículo de la mujer, para después subirse al coche lanzadera.

Los dos vehículos partieron en dirección a la ciudad de Úbeda donde fueron interceptados. En ese momento, el cabecilla del grupo arremetió contra el vehículo policial y se dio a la fuga; todavía no ha sido posible su detención. En el registro que se realizó al vehículo de la mujer, los agentes encontraron tres paquetes que contenían 111, 84 y 45 gramos de cocaína.

La autoridad judicial autorizó la entrada y registro de tres domicilios. Noventa minutos después de la detención e incautación de la droga en la entrada de Úbeda, se realizaron de forma coordinada los registros mencionados y que han llevado, según la Policía, a asestar un duro golpe al clan de Los Alicantinos.

Este clan ya fue objeto hace un año de la llamada Operación Comanche, donde se detuvo a un hombre y dos mujeres –madre e hija–, y se decomisaron 75 gramos de cocaína, 40 de marihuana, una escopeta del 12 sustraída en el año 2000 en Leganés (Madrid), una prensa artesanal, 29 cartuchos del calibre 38 especial, más de 40 cartuchos del 12, una balanza de precisión, dinero en efectivo y dos armas blancas. Y antes, en 2015, se asestó otro golpe contra este grupo en la bautizada como Operación Triunfal, que supuso la desarticulación de una organización que movía por kilos la cocaína y la marihuana y que contaba con su propia red de distribución por toda la provincia. “Son los amos de Linares-Baeza. Ellos son los que mandan allí”, afirmó entonces uno de los agentes que participó en la actuación.

Esta operación policial se ha producido un mes después de los graves disturbios ocurridos en Linares tras la agresión de dos policías fuera de servicio a dos vecinos. Y también días después de que el Ministerio del Interior haya situado a Linares como una de las tres ciudades más seguras de toda España de más de 30.000 habitantes tras Ávila y Boadilla del Monte (Madrid). Según el balance de criminalidad del año 2020, los delitos bajaron un 7,1% el último año en Linares.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50