El tiempo

Vuelve el frío el fin de semana, con un desplome de las temperaturas de hasta 10 grados

El temporal se traslada de Canarias a la Península, donde dejará lluvias generalizadas y nieve en las montañas

El centro de investigación atmosférica de la Aemet en Izaña (Tenerife), nevado este viernes.
El centro de investigación atmosférica de la Aemet en Izaña (Tenerife), nevado este viernes.CENTRO DE INVESTIGACIÓN ATMOSFÉRICA DE IZAÑA / Europa Press

Y en esta temporada atípica y de auténtica montaña rusa meteorológica, este fin de semana toca volver de nuevo al frío invierno, pero solo por un par de días. El tiempo empeorará y volverá a ser plenamente invernal en amplias zonas del país, con un desplome acusado y generalizado de las temperaturas ―que será más pronunciado en el este peninsular, donde los termómetros restarán entre 8 y 12 grados―, avanza Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Salvo en el área mediterránea, lloverá en casi toda España, sobre todo en el Cantábrico, y nevará por encima de los 1.000 metros en los sistemas montañosos, sobre todo en los del norte. Lo peculiar de estas lluvias es que pueden ser localmente fuertes e ir acompañadas de tormenta este mismo viernes en el centro y el oeste peninsular. “Será la segunda vez que se registran tormentas este invierno en el interior, algo muy poco habitual. En promedio se puede producir una tormenta cada década en enero y febrero fuera de las zonas litorales”, destaca el portavoz.

La causa de la inestabilidad, explica el meteorólogo, es una borrasca o centro de bajas presiones que lleva afectando a Canarias desde el miércoles y cuyo centro se situó la medianoche del jueves al viernes en el entorno del golfo de Cádiz. La borrasca se está desplazando hacia el noreste y atravesará la Península hasta situarse en Francia la tarde del sábado. En Canarias, las lluvias fuertes, nevadas en las cumbres, el viento intenso y el ambiente inusualmente frío de estos días se mantendrá hasta la primera mitad del sábado.

Ese día, el centro de bajas presiones se situará sobre el norte peninsular y se irá desplazando hacia Francia, dejando a su paso cielos nubosos o cubiertos y lluvias en buena parte de la Península, salvo en el extremo sureste, así como en Baleares. Las precipitaciones serán más intensas y persistentes en el área cantábrica y del Estrecho. Pero lo más destacado es que las temperaturas descenderán en buena parte de la Península debido a los vientos fríos del norte y del noroeste impulsados por la borrasca, sobre todo en el centro y la mitad sur. En cambio, ascenderán en Canarias y a orillas del Mediterráneo. “El descenso en zonas de la meseta sur puede ser extraordinario, es decir, puede haber una diferencia de más de 10 grados con respecto al viernes. Por ejemplo, Madrid pasará de 19º el viernes a 9º el sábado y Ciudad Real, de 21º a 9º”, precisa Del Campo.

El domingo puede volver a llover en el nordeste de Cataluña y en Baleares, así como en otros puntos de la mitad oriental peninsular, especialmente los sistemas penibéticos, mientras otro frente atlántico regará Galicia, Asturias, oeste de Castilla y León, Extremadura y Andalucía Occidental y central. Las temperaturas seguirán bajando, advierte el experto, sobre todo en el nordeste, el área mediterránea y Baleares. La cota de nieve a primera hora estará baja, en 500-600 metros en el nordeste, aunque ya subiendo rápido hasta 1.000-1.200, la misma cota que se espera en el resto de sistemas montañosos de la península. “El domingo, el ambiente será frío, propio de la época, y habrá heladas nocturnas en buena parte de la meseta norte y páramos del centro, así como en áreas de montaña”, concluye el portavoz.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50