TRIBUNALES

Cinco años de cárcel por apuñalar a un compañero de clase que blasfemó contra Mahoma

El acusado, un joven de 19 años, arremetió contra otro alumno de su clase por vituperar la religión islámica

Ciudad de la Justicia de Elx (Alicante), donde el pasado lunes tuvo lugar el juicio.
Ciudad de la Justicia de Elx (Alicante), donde el pasado lunes tuvo lugar el juicio.Google Maps

Faltaban pocos minutos para que acabase la clase de inglés y un joven, entonces de 18 años, se levantó de su asiento y agredió a un compañero de aula por blasfemar contra la religión islámica que profesa y el profeta Mahoma. Fue a finales de octubre de 2019 cuando el joven, alumno de un instituto de Torrevieja, en Alicante, se acercó por detrás a su compañero y con un cuchillo que ocultaba en la mochila, comenzó a agredirlo. La Audiencia de Alicante lo ha condenado a cinco años de cárcel tras declararse culpable de un delito de asesinato en grado de tentativa, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

La joven víctima recibió por sorpresa, y sin que pudiera defenderse, una puñalada en el costado derecho y una segunda a la altura del corazón, describe la sentencia. El arma se dobló pero siguió propinándole a su compañero golpes con el arma blanca en la cara. La Guardia Civil detuvo al agresor en el propio instituto y la víctima, entonces menor de 17 años, fue trasladada a un hospital, con el pulmón afectado por una de las cuchilladas y heridas superficiales en la cara, según ha adelantado el diario Información.

La Fiscalía pedía en un principio ocho años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa y la acusación particular elevaba la pena a 12 años porque alegaba que detrás de la agresión había motivos “racistas, antisemitas u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima”, se dijo en la vista oral. Al declararse el acusado culpable ―también tomó la palabra para mostrar su arrepentimiento―, la vista duró unos minutos y las partes llegaron a un acuerdo de conformidad, con cinco años de pena.

La sentencia, dictada por la Sección Séptima de la Audiencia alicantina, con sede en Elche, añade a los cinco años de cárcel, el pago de una indemnización de 11.000 euros a la víctima por las lesiones y los daños morales ocasionados. El condenado tampoco podrá acercarse al que fuera compañero de aula a menos de 300 metros o comunicarse con él por cualquier medio durante nueve años.

El agresor declaró en su día ante el juzgado de Instrucción de Torrevieja que investigó el caso, que llevaba tiempo soportando burlas e insultos de otros estudiantes, algunos referidos a la religión que profesaba, y estaba harto. El agredido manifestó en sede judicial que el acusado se mostraba en el aula “radical” cuando había debates sobre temas religiosos, según explica el rotativo alicantino.

Lo más visto en...

Top 50