Temporal Filomena

El temporal deja fuertes nevadas en el interior, carreteras cortadas y camiones retenidos en la Comunidad Valenciana

La Guardia Civil rescata a 14 turistas que se habían desplazado a la sierra de Aitana para ver la nieve

En la imagen, un joven con su perro pasea en la nieve en Barracas (Castellón).
En la imagen, un joven con su perro pasea en la nieve en Barracas (Castellón).BIEL ALIÑO / EFE

“La noche ha estado razonablemente tranquila, hay 50 carreteras cortadas y casi 90 donde se necesitan cadenas, pero la situación está, dentro de lo que cabe, controlada. Es una nevada importante pero no hay colapso”, ha asegurado este sábado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, desde el Centro de Coordinación de Emergencias del 112 de L’Eliana, donde ha pedido mucha prudencia y que los ciudadanos no se aventuren por las carreteras porque dificultan las tareas de limpieza de las máquinas quitanieves. El presidente ha alertado que tras la nevada habrá que extremar la precaución por las heladas y la formación de placas de hielo.

La borrasca Filomena deja en la Comunidad Valenciana fuertes nevadas en el interior, unos 400 camiones retenidos —ayer llegaron a ser más de 600—, y un rosario de incidentes, entre ellos, el rescate de 14 turistas que habían quedado atrapados en sus vehículos cuando se dirigían a la sierra de Aitana a ver la nieve. Unos 300 vehículos han bloqueado por la tarde los accesos a esta zona montañosa y complicado las labores de las máquinas quitanieves hasta que la Guardia Civil los ha desalojado. El Instituto armado han apelado a la “responsabilidad de todos” tras verse obligada a cortar la circulación en varias carreteras de montaña por el “colapso de vehículos” de ciudadanos que pretendían visitar la nieve, informa Rafa Burgos.

“Lo fundamental es la prudencia, que ninguna persona salga para ver la nieve porque es peligroso y dificultaría la tarea de los profesionales que están despejando las carreteras”, ha subrayado el presidente Puig. A lo largo de la tarde se esperan todavía nevadas importantes en el interior de Castellón, donde la nieve ha alcanzado 40 centímetros de espesor, pero la situación está mejorando en Alicante y evoluciona favorablemente en Valencia.

El presidente valenciano ha confirmado “algunos rescates” en las últimas horas pero ninguno de especial gravedad: “No estamos en un momento de tensión como hemos vivido en otros momentos; esta nevada no ha tenido esa trascedencia”, ha recalcado. El balance provisional arroja 18 vehículos y tres personas rescatadas (además de los 14 turistas de la sierra de Aitana), según el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat

El temporal ha impedido la circulación de trenes de alta velocidad en la Comunidad Valenciana, ha provocado el corte de suministro eléctrico en el municipio de Benagéber e hizo anoche necesario el cierre del puerto de Gandia y parcialmente el de Valencia por el intenso oleaje. Hay 261 clientes de Iberdrola en la citada localidad que sufren un corte de suministro eléctrico y esperan la llegada de una máquina quitanieves que permita reparar el tendido. El municipio de Portell, en la comarca de Els Ports, en Castellón, se ha quedado también sin electricidad en pleno temporal, según su alcalde, Álvaro Ferrer.

Además, más de 100 patrullas de la Guardia Civil con 230 agentes han estado operativas durante las últimas 24 horas, 33 de ellas en la última noche, para atender a los municipios afectados por Filomena. Los agentes han rescatado a 14 personas que se habían desplazado hasta la sierra de Aitana para ver la nieve, informa la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

A las siete de la tardía había unos 400 camiones embolsados en las tres provincias valencianas a la espera de que las carreteras sean de nuevo transitables y efectivos de la Cruz Roja están proporcionándoles mantas y ropa de abrigo a los que lo necesitan desde la pasada noche. En las últimas horas se han rescatado vehículos atrapados por la nieve pero por el momento no se han registrado ni víctimas ni daños personales. A lo largo del temporal, las patrullas de la Guardia Civil están garantizando el acceso a la Central Nuclear de Cofrentes.

La Delegación del Gobierno ha insistido en que con las nuevas restricciones por el coronavirus está prohibido acudir a ciudades confinadas con nieve, como es el caso del término municipal de Alcoi. Sin embargo, pese a las advertencias, se siguen registrando desplazamientos “temerarios” a las zonas de interior. En este sentido, los agentes han intervenido para rescatar a 14 personas que se habían desplazado hasta la sierra de Aitana para ver la nieve.

Las patrullas han seguido desviando vehículos pesados, especialmente en la A-23, y por la noche quedaban 160 camiones retenidos en el polígono La Esperanza de Segorbe. En la provincia de Valencia había 248 vehículos pesados embolsados en áreas de servicio ante la imposibilidad de continuar con sus trayectos a causa de la nieve. La subdelegación del Gobierno en Valencia contactó este viernes con la Generalitat para, de manera “absolutamente excepcional”, autorizara la apertura de las cafeterías y tiendas de estas áreas de servicio para suministrar bebidas y alimentos y que no cerraran a las cinco de la tarde por las restricciones sanitarias en vigor de la covid-19. Una excepción que ya se ha publicado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, según ha explicado el consejero de Obras Públicas, Arcadi España.

En las comarcas de Alicante continúa el nivel amarillo en la A-31, del punto kilométrico 171 al 165 (Villena), con embolsamiento de camiones y vehículos articulados en un área de servicio.

Más información

Lo más visto en...

Top 50