El tiempo

El invierno trae un temporal de frío y lluvia que dejará las primeras nieves en zonas llanas

La cota de nieve se situará en la mitad norte en apenas 500/600 metros el viernes

Probabilidad de precipitación prevista del miércoles 3 al domingo 6 de diciembre. Las aspas rojas son nieve.
Probabilidad de precipitación prevista del miércoles 3 al domingo 6 de diciembre. Las aspas rojas son nieve.Cesar Rodríguez Ballesteros / AEMET

Como un reloj, el primer temporal invernal acude a su cita con el cambio de estación. Aunque el invierno astronómico no llegará hasta el 21 de diciembre a las 11.02 en España, el meteorológico comenzó el día 1, justo cuando la formación de una borrasca muy profunda en Italia hizo que los vientos giraran al norte y arrastraran hacia la Península a una masa de aire muy fría de latitudes altas que, junto con otra borrasca profunda, tumbará las temperaturas diurnas hasta cinco grados por debajo de lo habitual en estas fechas y que dejará las primeras nevadas en zonas llanas de aquí al lunes. El temporal de frío y nieve irá acompañado de viento, de lluvias, sobre todo en el norte, y de fuerte oleaje, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Aragón, Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana ya se encuentran este miércoles en alerta por viento y mala mar e incluso el valle de Arán, en Lleida, por nevadas.

El centro de la segunda borrasca, detalla Rubén del Campo, portavoz de Aemet, se situará el jueves en el entorno de las islas Británicas, desde donde provocará en la Península un “acusado descenso térmico”, con heladas generalizadas que serán intensas en zonas de montaña. Este frío vendrá acompañado de viento fuerte de componente norte y noroeste en muchas zonas de la Península y de Baleares, lo que hará que se acreciente la sensación de frío. También provocará un importante temporal marítimo en el Cantábrico y, en menor medida, en el Mediterráneo. Otra protagonista será la lluvia, sobre todo en el norte y en Baleares, aunque el viernes se extenderán a buena parte del país. Y para completar el cuadro, se producirán nevadas abundantes en áreas montañosas y en amplias zonas del interior de la mitad norte, sobre todo el viernes, cuando la cota se quede allí en apenas 500/600 metros.

Este miércoles se han registrado mínimas ya muy bajas en los Pirineos, con -11 grados, y ha habido heladas más débiles, de -3 grados, en Castilla y León. Los valores diurnos también caerán, especialmente en el centro y este, donde los termómetros marcarán entre seis y ocho grados menos que el martes. Por ejemplo, en Madrid no se superarán los 10 grados y en Burgos, Teruel y Pamplona se quedarán en entre 5 y 7. Las precipitaciones estarán acotadas al área cantábrica, los Pirineos y Baleares, mientras que la cota irá bajando hasta quedar en 500-700 metros en los Pirineos, 800-1.000 en la cordillera Cantábrica y 1.000-1.200 en Baleares. En Canarias se reduce la inestabilidad, pero puede haber chubascos fuertes en las islas occidentales. En buena parte del país, soplará el viento con rachas fuertes, sobre todo en el litoral Cantábrico, Baleares y el cierzo del Ebro.

El jueves empezará con cielos pocos nubosos, pero ambiente muy frío en el interior, con heladas generalizadas e intensas en zonas altas. En Albacete, Ciudad Real, Cuenca, León o Lleida se bajará a -3 grados, mientras que en Madrid se rondarán los 0 grados. Sin embargo, las nubes irán apareciendo por el noroeste por la llegada de un frente muy activo asociado a la borrasca, que recorrerá la Península de oeste a este. Dejará lluvias en Galicia, comunidades cantábricas, Castilla y León y los Pirineos. El viento se incrementará por la tarde, sobre todo en el tercio norte, con rachas de hasta 90 kilómetros por hora en las zonas más expuestas. El temporal marítimo ya será importante en el Cantábrico, con olas que escalarán a los seis-siete metros, mientras en el Mediterráneo serán de cuatro. En Canarias, de nuevo chubascos fuertes, sobre todo en La Palma. En el resto del país, “día relativamente tranquilo”, con temperaturas diurnas incluso en ascenso.

“Ya el viernes, la lluvia y la nieve se unirán al viento y el frío de jornadas anteriores debido al avance del frente”, continúa el meteorólogo. Lloverá en amplias zonas, donde más en Galicia, Asturias, Castilla y León y el Cantábrico, zonas en las que pueden ser persistentes, localmente fuertes, acompañadas de tormenta y en forma de nieve, ya que la cota irá bajando de 1.200 metros al inicio del día a tan solo 400-700 a última hora. En el resto de la mitad norte, la cota irá subiendo cuanto más hacia el este: en los Pirineos, área mediterránea, mitad sur estará en 600-900, mientras que en el centro se situará en 500-700. También podrá llover en Baleares, con nevadas por la noche en las cumbres. En el Mediterráneo peninsular, poca agua. En Canarias, lluvias fuertes con tormentas.

Los vientos serán otra vez fuertes, especialmente en zonas altas y costas. Las temperaturas bajarán, sobre todo las diurnas, con entre tres y cinco grados menos. Las heladas se repetirán, aunque serán menos intensas. Así, se puede bajar de noche a -3 grados en puntos como Burgos o Teruel, pero de día en Teruel, Soria, León, Cuenca o Ávila no se pasará de 5 grados. El ambiente será más templado en el sureste, con 18 grados en Almería, mientras que Madrid se quedará en 8 grados.

El frente terminará de cruzar la Península el sábado y dejará sus últimas lluvias, débiles, en el área mediterránea, el Estrecho y Melilla. “Nuevos frentes llevarán precipitaciones abundantes y tormentosas al Cantábrico, Galicia y noroeste de Castilla y León que, de forma más débil, pueden llegar al resto del tercio norte y zonas de montaña”, vaticina Del Campo, que precisa que las cotas estarán “muy bajas”: entre 300 y 600, aunque subiendo a 700-900 al final del día.

Las temperaturas seguirán bajando, sobre todo en el sureste. Heladas extensas y muy extensas, con -10 grados en los Pirineos y -8 grados en los sistemas Central e Ibérico, la cordillera Cantábrica y Sierra Nevada. En los páramos de Teruel y de Guadalajara se podrá bajar de -6 grados y en las dos mesetas e interior del noreste, de -4. En zonas de montaña estará todo el día helando y en Soria, Segovia, Cuenca o Teruel no se superarán los 2-3 grados, 5-6 en Madrid, 11 en Barcelona y 14 en Sevilla y Huelva. “Estas temperaturas vendrán acompañadas de vientos fuertes, por lo que la sensación de frío será mayor y habrá temporal marítimo”, advierte Del Campo, que avanza que el domingo aumenta la incertidumbre, aunque parece que pueden subir algo las temperaturas diurnas y puede llover en el noroeste.

Más información

Lo más visto en...

Top 50