Sánchez baja a la batalla cuerpo a cuerpo contra Vox

En el Gobierno hubo dudas sobre si Sánchez debía contestar a Abascal. Pero se optó por tomarse en serio a Vox y atacar a la raíz de sus argumentos. El Gobierno refuerza la unidad de su bloque

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda); y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (derecha), durante la intervención del líder de Vox, Santiago Abascal, en el pleno en el que se debate la moción de censura en el Congreso de los Diputados.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda); y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (derecha), durante la intervención del líder de Vox, Santiago Abascal, en el pleno en el que se debate la moción de censura en el Congreso de los Diputados.EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Eu / Europa Press

En las últimas semanas hubo un intenso debate interno en el Gobierno. ¿Qué hacer con la moción de Vox? ¿Despreciarla o aprovecharla para desmontar los argumentos de la extrema derecha? Es la gran pregunta que se hacen dirigentes europeos desde hace años. En cada país se ha resuelto de manera diferente. Desde cordones sanitarios a batallas encendidas. Desde el desprecio total al combate ideológico cuerpo a cuerpo. Ninguna de ellas ha sido del todo eficaz. En el Ejecutivo algunos incluso pen...

Más información

Lo más visto en...

Top 50