El tiempo

Octubre se estrena con Álex, un fuerte temporal de frío, lluvia, viento y mala mar en casi toda España

La causa es una borrasca que se profundizará rápidamente de la tarde del jueves al viernes entre el norte de Francia y las islas Británicas y que abarcará a la Península y Baleares

Un autobús urbano salpica al pasar por un charco en San Sebastián.
Un autobús urbano salpica al pasar por un charco en San Sebastián.Javier Etxezarreta / EFE

Este otoño, el conocido como cordonazo de San Francisco ―que suele poner fin al veranillo de San Miguel― va a ser de traca. Cuenta la leyenda que cuando el diablo acechaba al santo, disipaba los malos pensamientos fustigando el aire con el cordón que llevaba atado a la cintura, lo que provocaba un formidable temporal cargado de rayos y truenos. Es frecuente que esta tempestad, que se debe en realidad a que en esta época del año la atmósfera es muy dinámica, acabe con los días de sol y altas temperaturas habituales en la recta final de septiembre, pero en esta ocasión, el diablo debe de rondar con fuerza al santo. Coincidiendo con su festividad, una borrasca profunda causará en la Península y Baleares un fuerte temporal de viento, lluvia y mala mar, así como de temperaturas frías para la época, advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Su homóloga en Francia, Météo-France, la ha bautizado, por lo que se ha convertido en la primera borrasca con nombre de la temporada: Álex.

“El veranillo de San Miguel tiene las horas contadas, aunque este miércoles todavía hará sol y las temperaturas serán templadas, incluso cálidas en la mitad sur de la Península”, sentencia Rubén del Campo, portavoz de Aemet. La culpable es la borrasca, que se formará el jueves al noroeste de Galicia y que desplazará hacia el entorno del Canal de La Mancha, a donde llegará el viernes por la mañana. En ese movimiento, sufrirá un “proceso de ciclogénesis explosiva”, que no es otra cosa que una rápida intensificación. El fenómeno provocará un “acusado y drástico” cambio del tiempo, con un descenso generalizado de las temperaturas, así como una importante inestabilización, que se prolongará durante todo el fin de semana y los primeros días de la próxima.

El jueves un sistema frontal atravesará la Península de noroeste a sureste, dando lugar a la entrada de aire del Atlántico norte, más frío e inestable que el del veranillo. “Desde primera hora, lloverá en Galicia, donde lo hará con intensidad, y en las comunidades cantábricas, para extenderse después a los Pirineos y noreste de Cataluña, donde también puede haber tormentas”, indica el experto. En el resto de la mitad norte y en la zona centro, se irá nublando, con posibles lluvias y chubascos en los sistemas Central e Ibérico. Los vientos soplarán del oeste ya fuertes en el área cantábrica y del Alborán, donde puede haber rachas muy fuertes, de hasta 80/90 kilómetros por hora.

“Lo más destacado será el descenso térmico, de hasta seis u ocho grados en puntos de los tercios norte y oeste peninsular, pero las temperaturas subirán en todo el litoral mediterráneo e interior de la Comunidad Valenciana y Murcia porque los vientos llegarán secos y recalentados”, subraya el portavoz de Aemet. El contraste será de 34ºC en el interior del Levante, mientras que en Galicia y el Cantábrico no se superarán los 17/19ºC.

El viernes será un día complicado. “El centro de la borrasca estará sobre el Canal de La Mancha y ejercerá su influencia en la Península y Baleares, a donde enviará un nuevo sistema frontal que dejará precipitaciones generalizadas, salvo en los litorales de Murcia y Almería y en la provincia de Huelva”, detalla el experto. La manta de agua se irá extendiendo de noroeste a sureste para llegar al final del día a Baleares y se pasará casi todo el día lloviendo en Galicia, comunidades cantábricas, noroeste de Castilla y León, norte del sistema Ibérico y entorno de los Pirineos. En estas zonas se pueden superar los 40 litros por metro cuadrado en 12 horas, con una intensidad de 15/20 litros en tan solo una hora. También se esperan chubascos fuertes por la tarde noche en Cataluña y Baleares.

Las temperaturas seguirán bajando de forma notable y generalizada, con hasta ocho y 10 grados menos respecto al jueves en la meseta norte y en buena parte del interior de la mitad oriental peninsular. “Habrá heladas en zonas de montaña y los termómetros se quedarán entre nueve y 12 grados por debajo de las del miércoles. En gran parte del interior de la mitad norte, no se subirá de los 14/18ºC y hablaremos de valores en general entre tres y cinco grados por debajo de los normales y hasta cinco y diez en puntos del tercio norte”, puntualiza. De la mano de estas temperaturas tan bajas, aparecerá la nieve al caer la noche en zonas de montaña de la mitad norte a cotas de 1.000/1.200 metros.

Y el último invitado a la fiesta de San Francisco será el viento. “Soplará fuerte en gran parte de la Península, con rachas también muy fuertes, de 80 e incluso 90 kilómetros en amplias zonas, especialmente las altas”, acota Del Campo, para añadir que se espera un importante temporal marítimo, con olas de hasta seis metros en el Cantábrico y cuatro en el Mediterráneo. Ya hay activos avisos amarillos, el primer escalón del sistema de Meteoalerta, el jueves por mala mar y viento en Andalucía, Galicia y Asturias. El viernes los avisos, algunos de ellos naranjas, el segundo nivel de una escala de tres, se extienden a 15 comunidades ―Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, País Vasco, La Rioja y Comunidad Valenciana― y Melilla.

El sábado las lluvias serán menos abundantes y afectarán sobre todo al extremo norte, aunque también podría llover de forma más aislada en puntos de montaña del norte y del centro. Serán persistentes y localmente fuertes en el Cantábrico oriental y Pirineos. La cota seguirá baja, en 1.400 metros, pero al final del día subirá a 1.700. Las temperaturas seguirán frías, incluso un poco más en el área mediterránea.

El domingo, la llegada de un nuevo sistema frontal intensificará las precipitaciones en el tercio norte, que podrán ser fuertes y persistentes en Galicia y en el resto de las comunidades cantábricas. También afectarán de forma más débil a otros puntos del norte y centro. Lo que mejorará serán las temperaturas, que comenzarán una remontada que se prolongará los próximos días. “La situación, con lluvias principalmente en el tercio norte y vientos con rachas fuertes en muchas zonas, se mantendrá durante los primeros días de la semana”, concluye el experto.


Más información

Lo más visto en...

Top 50