El Ayuntamiento de Galapagar pide el fin de las concentraciones frente al domicilio de Iglesias y Montero

El Consistorio, con el apoyo de PSOE, Cs, Unidas por Galapagar y Más Madrid, defiende el “derecho a la intimidad y al respeto de la vida privada y familiar”

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, en el Congreso de los Diputados.
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, en el Congreso de los Diputados.ULY MARTIN

El Ayuntamiento de la localidad madrileña de Galapagar, en el que gobiernan PSOE y Ciudadanos, ha reclamado este jueves una respuesta de las autoridades competentes que ponga fin a las concentraciones que sufren el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, frente a su domicilio desde hace varios meses. El Gobierno local, con el apoyo de PSOE, Cs, Unidas por Galapagar y Más Madrid, ha hecho un llamamiento a respetar el “derecho a la intimidad y al respeto de la vida privada y familiar”.

El alcalde, Alberto Gómez, ha leído un manifiesto que cuenta con el apoyo del Ejecutivo local y dos grupos de la oposición, Más Madrid y Unidas, así como de la Comunidad de Propietarios de Riomonte. El Consistorio dice que “defiende la libertad de expresión y de manifestación”, pero pide a los galapagueños y al resto de personas que acuden a la urbanización La Navata que, por la convivencia en Galapagar, “cesen de personarse en dicha localización”.

En el comunicado, el Ayuntamiento condena “cualquier tipo de manifestación o acoso, como las que están viviendo el vicepresidente del Gobierno y la ministra de Igualdad, en las viviendas privadas de los vecinos de Galapagar, ya sean cargos públicos, políticos o personas particulares”. En la misiva añade que, aunque defiende la libertad de expresión y de manifestación, considera que las concentraciones que se realizan a diario en el domicilio de Pablo Iglesias e Irene Montero se han convertido en “una situación insostenible” para ellos y para todos los residentes de esa calle y colindantes. También reclama a las autoridades competentes “una respuesta firme que ponga fin a la situación”.

El manifiesto hace un llamamiento a todos los ciudadanos a respetar el derecho ineludible a la intimidad, “en especial a nuestras vidas privadas” y se comprometen "a trabajar para que Galapagar sea un municipio libre de odio y discriminación”.

El Partido Popular se ha desmarcado del manifiesto conjunto, pero a través de sus redes sociales ha publicado un comunicado en el que condena los escraches y las manifestaciones en los domicilios privados de los cargos públicos. El PP señala que condena las concentraciones frente a la vivienda de Iglesias y Montero “así como condenamos en 2018 el acoso sufrido a través de redes sociales de varios concejales de nuestro partido”, dice la misiva.


Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS