Muere a los 80 años Paco Frutos, ex secretario general del PCE y exlíder de IU

Fue diputado en el Congreso desde 1993 hasta las elecciones de 2004

Francisco Frutos, en Madrid en 2009.
Francisco Frutos, en Madrid en 2009.Ricardo Gutiérrez

Francisco Frutos ha muerto este domingo en Madrid a los 80 años de edad víctima de un cáncer. Había sido secretario general del PSUC y del PCE y coordinador general de Izquierda Unida. Una de sus últimas intervenciones públicas se produjo el 29 de octubre de 2017 cuando intervino como orador en el acto contra la independencia de Cataluña organizado en Barcelona por Societat Civil Catalana. Ya antes, en 2014, había firmado un manifiesto contrario al proceso independentista.

En vídeo, Paco Frutos durante su intervención en un acto organizado por Societat Civil Catalana, el 29 de octubre de 2017.(EPV)

Fernando Claudín sostenía la tesis de que una vez alguien se cae de la dirigencia de un partido comunista, no hay vuelta atrás. Nunca tuvo presente que el PSUC era diferente. De ahí que, cuando Paco Frutos dejó en 1982 la secretaría general del partido, tras haber sustituido a Antoni Gutiérrez Díaz, a quien él mismo había relevado un año antes, el puesto fuera de nuevo ocupado por su antecesor. Eran tiempos convulsos para los comunistas catalanes. Aquel mismo año el partido se dividiría en dos al formarse el Partit dels Comunistes de Catalunya. Frutos se encontró con la crisis que venía de lejos y no pudo capearla. Una vez realizada la sucesión en la secretaría del Partido dejó su Cataluña natal para instalarse en Madrid.

A partir de ese momento colaboró activamente con el PCE e Izquierda Unida, tanto con Gerardo Iglesias como con Julio Anguita. Entre 1982 y 1986 trabajó de forma denodada a favor de la celebración de un referéndum contra la entrada de España en la OTAN, promovida por el Gobierno de Leopoldo Calvo Sotelo, y una vez convocada la consulta, a favor de la salida de España de la organización militar.

Frutos, nacido en Calella en 1939, empezó muy pronto la militancia política. Ingresó en el PSUC en 1963 y pronto colaboró en la creación del sindicato Comisiones Obreras, desde su trabajo en la empresa SAFA, en Blanes, de donde sería despedido. Durante los primeros años de la transición, una de las visitas que más le satisfacían era la de la vieja fábrica, donde aprovechaba para recordar la aportación de los comunistas a la democracia.

Hombre tenaz en lo personal y de fuertes convicciones, además de una honestidad impecable, pasó por la política demostrando la absoluta falsedad de que todos los políticos ocupan el cargo para servirse de él. Al contrario, en su historial de militancia y de dirigente del PSUC, del PCE y de Izquierda Unida no hay una sola mancha.

Fue el primero de los dirigentes de Izquierda Unida, en cuya secretaría general había sustituido a Julio Anguita cuando este empezó a tener problemas de corazón, que defendió la unidad de la izquierda, lo que le llevó a firmar un pacto con el entonces secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, en el año 2000. Los resultados de las urnas no ratificaron sus expectativas y la federación izquierdista sufrió un considerable batacazo. Poco después abandonaría el escaño y en 2009 fue sustituido al frente de la formación por Gaspar Llamazares. En ese momento inició un distanciamiento de IU y del PCE, sin llegar a romper los lazos, especialmente cuando Cayo Lara asumió la dirección.

Al iniciarse el proceso independentista en Cataluña, Paco Frutos se alineó decididamente en contra, promoviendo la unidad de la izquierda y afiliándose a Federalistes d’Esquerres. Posteriormente participó en cualquier iniciativa que supusiera hacer frente al secesionismo y, especialmente, que promoviera la unidad de las fuerzas de izquierda.

En el último año, cuando la enfermedad empezó a morder seriamente en su vida cotidiana, se centró mucho en su familia. Recientemente había sido bisabuelo, lo que le había producido una fuerte emoción y orgullo.

Quienes deseen darle un último adiós podrán hacerlo este lunes entre las 17.00 y las 20.00 en el Tanatorio M40 de Madrid.

Fe de errores

La entrada de España en la OTAN no la promovió Felipe González, como decía una primera versión del texto, sino Leopoldo Calvo Sotelo.

Lo más visto en...

Top 50