Búscame ahí

En casa del emperador cansado

Diocleciano, romano de origen dálmata, edificó una fastuosa ciudad palatina del año 284 al 305 que hoy articula el casco antiguo de Split, en Croacia.

Turistas en el peristilo del palacio Diocleciano de Split (Croacia), declarado patrimonio mundial.
Turistas en el peristilo del palacio Diocleciano de Split (Croacia), declarado patrimonio mundial.Gonzalo Azumendi

El trabajo de emperador cansa mucho. Quizás por eso varios emperadores romanos se buscaron refugios lujosos y tranquilos donde huir. Tiberio se construyó en la isla de Capri una villa de placer con vistas al golfo de Nápoles: Villa Jovis; Adriano eligió Tívoli, a media hora de Roma, para reposar, y Diocleciano, emperador de Roma del 284 al 305, de origen dálmata, edificó una fastuosa ciudad palatina, Spalatum, junto al Adriático, que hoy articula el casco antiguo de Split (Croacia). Los restos de su palacio, un recinto amurallado de 180 por 215 metros, se mezclan con la trama de la ciudad. En la fotografía se puede ver el peristilo, convertido en plaza y escenario de conciertos nocturnos al aire libre.

{ "active": true, "code": "295370", "elementType": "offerExtension", "id": 4, "name": "SPLIT", "service": "tripadvisor" }

Sobre la firma

Isidoro Merino

Redactor del diario EL PAÍS especializado en viajes y turismo. Ha desarrollado casi toda su carrera en el suplemento El Viajero. Antes colaboró como fotógrafo y redactor en Tentaciones, Diario 16, Cambio 16 y diversas revistas de viaje. Autor del libro Mil maneras estúpidas de morir por culpa de un animal (Planeta) y del blog El viajero astuto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS