Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EQUIPO DE COMUNICACIÓN

Andrea Rizzi: “Mi anhelo es que el periódico contribuya a mejorar el clima de diálogo político y social”

El nuevo subdirector de Opinión presenta a un grupo de suscriptores sus objetivos en un encuentro virtual

Andrea Rizzi, subdirector de Opinión, charla con los suscriptores de EL PAÍS.

El subdirector de Opinión, Andrea Rizzi, ha cambiado los frenéticos ritmos de trabajo de la sección de Internacional, donde era redactor jefe, por las profundas horas de análisis. El periodista detalló sus objetivos para esta nueva etapa a un grupo de suscriptores del diario en un encuentro exclusivo y virtual que se enmarca dentro del programa de actividades de EL PAÍS+.

Rizzi, vinculado al diario desde hace 16 años, no es ajeno a la sección, pues ya era uno de sus columnistas. Si hasta hace dos meses disponía de una amplia red de periodistas por todo el mundo, ahora cuenta con un plantel de columnistas y colaboradores igual de extenso. Además, los periodistas del diario son otra de sus fuentes para conformar la opinión del periódico.

Consciente del peso del diario como referente en España y también en el mundo occidental, entre sus propósitos está el de “contribuir a mejorar el clima de diálogo” y “apoyar la construcción de puentes para que haya más políticas de Estado y una mayor cooperación” en el ámbito político y social.

El canal para ello serán las diferentes voces que Opinión seguirá acogiendo y las que sumará. “Mi anhelo es que el periódico mantenga un sano pluralismo en distintos ejes de reflexión”, aseveró ante los suscriptores, que pudieron hacerle preguntas. Esa diversidad debe producirse en los ámbitos de género, geográfico y también ideológico. El criterio fundamental, defendió, es la inteligencia y los argumentos bien fundamentados. Y añadió: “Tenemos nuestra línea editorial, pero tenemos la ambición de acoger en nuestro seno voces que discrepan”.

Las presiones que se destilan del propio puesto y de sus intenciones las asume como naturales. Las afronta defendiendo la posición del periódico, “la de los argumentos moderados y bien explicados”, que convenzan “por la racionalidad y nunca con la hipérbole o el sectarismo”.

No se olvidó tampoco del reto digital, un entorno que imprime rapidez a una sección que por definición precisa de tiempo. El subdirector no ignora el conflicto, todo lo contrario, está convencido de que es posible encontrar “nuevos códigos” que no menoscaben la profundidad inherente al ejercicio de los columnistas y editorialistas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >