Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los tuits de Miguel Bosé, deconstruidos y explicados: ¿de qué habla exactamente?

Ha sido la sensación de las redes sociales en la última semana, pero ¿en qué se basan exactamente las teorías del artista? Las explicamos tuit a tuit

Y ahora, con este dedo, le doy a 'publicar tuit' y lo vais a flipar. En vídeo, los polémicos tuits. Foto: Getty | Vídeo: EPV

El jueves 4 de junio, Miguel Bosé se convirtió en Trending Topic y no precisamente por una noticia relacionada con su carrera musical. Ese día, el cantante publicó un tuit que decía: “SUIZA, COMO LOS PAÍSES NÓRDICOS DE EUROPA SABEN DESDE EL PRINCIPIO DE LA GRAN MENTIRA DE LOS GOBIERNOS, EL DE ESPAÑA INCLUIDO”. El mensaje, al que solo le faltó añadir aquello de “denme mayúsculas más grandes”, era una crítica frontal a Pedro Sánchez, a su gabinete y a la gestión de la covid-19, de la que negaba su existencia con un vídeo adjunto.

No era la primera vez que Miguel Bosé se convertía en la comidilla de las redes sociales por mensajes tan extemporáneos y desconcertantes como ese. Aún se recuerda el vídeo en el que el artista repetía «Michelle… Michelle», pero no la de Lennon y McCartney, sino Bachelet, expresidente chilena y actual Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a la que culpaba de no tomar medidas contra el gobierno venezolano de Nicolás Maduro. En todo caso, lo que más llamó la atención de esta nueva polémica de Bosé es que, a ese primer ataque, siguió una retahíla de tuits en los que el cantante no dejaba títere con cabeza:

Tuit 1: “La farmacéutica GAVI, para quien no lo sepa, es propiedad de la fundación BILL & MELINDA GATES, los especialistas en vacunas fallidas que tantas víctimas han causado alrededor del mundo. India les ha expulsado y denunciado. África aún acarrea sus consecuencias. Kenia ha destapado…”

Tuit 2: “… sus atrocidades. BILL GATES, el eugenésico, se olvida de la existencia de la maldita hemeroteca, y en el pasado habló reiteradamente de más, sobre su proyecto de vacunas que portasen micro chips o nano bots, para obtener todo tipo de información de la población mundial con el…”

Tuit 3: “… sólo fin de controlarla. A estas se les podrían añadir también diversos metales, aún más tóxicos de los que ya incluyen, adyuvantes ilegales o el llamado ‘polvo inteligente’, todos ellos atentando contra nuestra salud y sin nuestro consentimiento. Llevada a cabo esta fase,…”

Tuit 4: “… y una vez que activen la red 5G, clave en esta operación de dominio global, seremos borregos a su merced y necesidades. Pedro Sánchez ‘El Salvador’, en nombre del Gobierno de todos los españoles, acaba de hacerse cómplice de éste plan macabro y supremacista, como de costumbre sin…”

Tuit 5: “… el permiso de la ciudadanía. Sólo pretendo informar sobre la situación anunciada hacia la cual, entre otras fechorías, se nos está conduciendo. YO DIGO NO A LA VACUNA, NO AL 5G, NO A LA ALIANZA ESPAÑA/BILL GATES. #YoSoyLaResistencia”.

En apenas 1344 caracteres, Miguel Bosé condensaba tal cantidad de referencias, conspiraciones, bulos, fake news, leyendas urbanas ataques e improperios, que interpretar los manuscritos del Mar Muerto, en comparación con tanta densidad de contenido, era como resolver un puzle de dos piezas. Para que no tengan que pasar por ese trance, en Icon nos hemos puesto el disfraz de Hans-Georg Gadamer y hemos desarrollado un ejercicio de hermenéutica para explicarles, punto por punto, qué se oculta en esos tuits. Lo que se esconde en la mente de Miguel Bosé, lo dejamos para cuando nos traigan de la tintorería los disfraces de Freud, Jung y Lacan. Sí, los tres.

Tuit 1. GAVI, Bill, Melinda, las vacunas, India y Kenia

Desde el primer mensaje, Miguel Bosé fue a por todas. Ya en la tercera palabra citaba a GAVI, la Alianza para la Vacunación de la que forman parte gobiernos de países en vías de desarrollo, gobiernos de países industrializados, la Organización Mundial de la Salud, organizaciones como UNICEF, el Banco Mundial y filántropos, con un objetivo común: facilitar que los ciudadanos, independientemente del lugar en el que vivan y su nivel de renta, tengan acceso a las vacunas.

Entre esos filántropos están Bill Gates y su esposa Melinda, que colaboran con GAVI a través de la fundación que lleva su nombre –de ahí su mención expresa–, y que son criticados porque, una de las cosas que cuestionaba Bosé es, justamente, la idoneidad de las vacunas. El artista se posicionaba así del lado de aquellos que consideran que las vacunas contienen químicos peligrosos, que debilitan el sistema inmunitario de los niños, pueden causar alergias y provocar autismo.

Para afianzar su razonamiento, Bosé mencionaba a la India y a Kenia, países que, según sus informaciones, habrían expulsado de su territorio a la Fundación Bill y Melissa Gates por los daños que sus programas de vacunación habrían causado en la población. Lo que el artista no contaba es que, en el caso de la India, los datos que maneja han sido desmentidos por el gobierno del presidente Narendra Modi. Por su parte, Uhuru Kenyatta, presidente de Kenia, ha agradecido públicamente los más de 500 millones de dólares (unos 444 millones de euros) invertidos para vacunar a la población keniana y ha negado que esas campañas se utilizasen para esterilizar a parte de sus ciudadanos y controlar así la demografía del país africano.

Tuit 2. La eugenesia, los nanobots y los microchips

La eugenesia, los nanobots, los microchips… En este segundo tuit a Miguel Bosé solo le faltó citar el crusaíto, el maiquelyason y el robocop. En él, el cantante se hacía eco de todos los argumentos de una reciente campaña que los conservadores estadounidenses pusieron en marcha contra Bill Gates. Basándose en ella, Bosé acusaba al propietario de Microsoft de utilizar las campañas de vacunas de su fundación para implantar en los ciudadanos microchips o nanobots –más o menos como en Viaje alucinante o su remake, El chip prodigioso–, para obtener información sobre esos grupos de población, que después comercializaría y rentabilizaría en beneficio propio. Lo curioso es que también acusaba a Gates de eugenista, es decir, que al tiempo que protegería a esos ciudadanos contra algunas enfermedades, seleccionaría a los más aptos dejando morir al resto, algo no ya inhumano, sino contradictorio desde el punto de vista empresarial. Tal vez Bosé explique esa incongruencia en un futuro mensaje pero, por si acaso, el propio Bill Gates hizo referencia a estas teorías en la Cumbre Mundial de Vacunas 2020 organizada de forma virtual el 4 de junio de este año. Para decir que no son ciertas, claro.

Tuit 3. El polvo inteligente

En este tercer mensaje el artista español se hacía eco de la teoría del smartdust, polvo inteligente en español, que no es otra cosa que una supuesta red inalámbrica de diminutos sensores que reaccionan a la luz, la temperatura o los movimientos. Estos dispositivos serían capaces de recibir y enviar información a aquellas personas o instituciones que los han creado. Según esta teoría conspiranoica, además de para inocular microchips, nanobots y esterilizar, los programas de vacunación también se estarían utilizando para inyectar en los humanos estas partículas de polvo inteligente que, en último término, servirían para controlar a la población. Visto lo visto, en opinión de Miguel Bosé, las vacunas tienen de todo: metales pesados, nanobots, microchips, polvo inteligente… cualquier cosa menos virus atenuados y toxoides.

Tuit 4. El 5G

Pero, a todo esto, ¿cómo se puede controlar a la población a distancia con minúsculas partículas de polvo por muy inteligente que sea? Miguel Bosé respondía a esta cuestión de la siguiente forma: con las redes 5G. ¡Acabáramos! En virtud de esto esto, el artista también habría abrazado las teorías que vinculan la aparición del coronavirus con la puesta en marcha de las redes 5G de tecnología inalámbrica. Para esas líneas de pensamiento (¿?), las redes 5G debilitarían el sistema inmunológico facilitando el contagio de la covid-19 o incluso transmitiendo directamente el virus a los humanos.

En el fondo, la conspiración sobre el 5G no es más que una versión 2.0 de las teorías que afirman que las ondas de los móviles producen cáncer, del mismo modo que la del polvo inteligente podría ser una versión mejorada de los chemtrails. ¿Que qué son los chemtrails? Esas estelas blancas que se ven en el cielo y que, para algunas personas, no serían otra cosa que la prueba de que se está fumigando a la población desde avionetas. Para controlarla, claro, para qué si no.

Ah, de paso, en el tuit número 4 Bosé aprovechaba para arremeter contra Sánchez, recordándole eso de que es presidente sin haber pasado por las urnas y sin haber consultado a los ciudadanos, como si las mociones de censura no fueran fórmulas democráticas de acceso al poder contempladas en el ordenamiento español desde hace décadas.

Tuit 5. Solo pretendo informar

Aunque en el último tuit afirmaba que él solo quería informar, las inexactitudes, los bulos y los datos no probados incluidos en sus otros mensajes hacían que la aclaración sonase un tanto cínica. Por eso, este lanzar la piedra y esconder la mano provocaba que el tono épico del hashtag #YoSoyLaResistencia con el que ponía punto y final a su soflama, recordase más bien a la caricatura que hicieron de los espíritus exaltados como Bosé en la película South Park que a un verdadero luchador por la libertad.

Que no pare la música

En todo caso, lejos de avergonzarse de su actitud, el cantante español ha seguido al ataque en los últimos días o, como él prefiere denominarlo, informando. El jueves 11 de junio, una semana después de esa primera tanda de mensajes en Twitter, Bosé publicó otro hilo en esa red social. En él denunciaba haber sido censurado en Facebook por sus declaraciones, dando a entender que la decisión de la empresa de Zuckerberg de eliminar sus mensajes se debía a un intento de cercenar su libertad de expresión. En todo caso, en esa nueva tanda de tuits del 11 de junio, Bosé aprovechaba para corregir algunas afirmaciones erróneas –como que GAVI no es una empresa–, y arremetía de nuevo contra Pedro Sánchez, al que afeaba haber financiado la Fundación Bill y Melinda Gates con 125 millones de euros. La queja del artista era que ese dinero había salido “de las arcas públicas” y no del bolsillo de Sánchez. Un reproche curioso pues, lo que está claro, es que no han salido del bolsillo de Bosé, que tiene fijada su residencia en México desde que, en 2018, trascendiera que mantiene una deuda con la Hacienda española de 1,8 millones de euros.

Asimismo, Miguel Bosé aprovechaba para preguntarle al presidente del gobierno dos cosas. La primera, si su empeño en apoyar a GAVI es porque tiene acciones en ella –evidenciando otra vez que sigue sin entender que no es una empresa privada, sino un consorcio formado por diferentes organismos públicos y privados–; la segunda, si su preocupación por Latinoamérica es porque pretende que sea su “puerta giratoria” para cuando deje de ser presidente del gobierno. Una pregunta retórica que no buscaba una respuesta, sino, sencillamente, atacar al político y cuestionar su honestidad.

De hecho, era la honestidad la clave de la última parte de ese hilo de mensajes. Redactado a modo de desafío, Bosé retaba a Pedro Sánchez a que garantizase a los españoles que lo que “les va a inyectar” en las vacunas está “ABSOLUTAMENTE FUERA DE TODO RIESGO O DE LO CONTRARIO SE HARÁ USTED RESPONSABLE DE TODAS Y CADA UNA DE LAS CONSECUENCIAS QUE PUEDAN CAUSAR Y/O AFECTAR A SU SALUD”. Sin esperar a que el presidente del gobierno se diera por aludido, Bosé respondía a la pregunta diciendo: “No creo que usted tenga lo que se necesita para cumplir esto. Hablo de honestidad, no sea usted mal pensado”. Él se lo dice todo.

¡Otra! ¡Otra! ¡Otra!

Casi dos semanas después del inicio de esta ofensiva unilateral, Bosé no parece tener intención de parar su escalada. De hecho, el viernes 12 de junio volvió a publicar una serie de tuits en los que informaba de que había comenzado la cumbre del 5G. “Hablarán sobre los peligros del 5G, los daños que causan a nuestra salud y razones por las que debemos oponernos a esta agenda global”, escribía.

El cantante, que no había acusado recibo de la reciente Cumbre Mundial de Vacunas 2020, sí que estaba al día de ese encuentro anti 5G, del que conocía hasta los ponentes. Por ejemplo, Bob Kennedy Jr. o el Dr. Rashid Buttar. El primero, hijo de Robert Kennedy y sobrino de JFK, ha llegado a afirmar en su cuenta de Twitter que 5G no significa 5Ghz sino algo totalmente diferente –aunque no ha explicado qué, todo sea dicho– y cuyos efectos son devastadores para la salud humana y la fauna silvestre. El segundo sostiene que la pandemia de la covid-19 es un fraude y que el virus que la produce fue creado en un laboratorio chino con el patrocinio de la Organización Mundial de la Salud con objeto de despoblar al mundo. Ahí es nada.

Llegados a este punto, cada vez es más evidente que Miguel Bosé está a un par de tuits de afirmar que la Tierra es plana. No obstante, y por si le sirve de consuelo, no está solo. El actor Woody Harrelson, la cantante M.I.A. e incluso Enrique Bunbury juegan en su equipo y también han propagado este tipo de teorías a través de sus redes sociales. Mientras tanto, Miley Cyrus ha mandado un mail a Pedro Sánchez y el presidente español le ha respondido. Lo que marca la diferencia en las redes sociales, como en todo, son los buenos modales.

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información