Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hambre y encierro en Kwa Mai Mai

17 fotos

Más de 50 residentes del mismo edificio de un barrio de Johanesburgo, en su mayoría extranjeros, están desempleados debido a la cuarentena y sin posibilidad de alimentarse

  • Un joven migrante pasa junto a una habitación tapiada ocupada por dos personas en el piso de arriba en un edificio en el área de Kwa Mai Mai en Johannesburgo, el 14 de mayo de 2020. Más de 50 personas, residentes del mismo edificio y la mayoría extranjera, están actualmente desempleados debido a la cuarentena impuesta por las autoridades sudafricanas para frenar la propagación de la covid-19. Decenas de ellos no pueden alimentarse, ya que la única organización benéfica que les proporciona alimentos no ha llevado nada en varios días.
    1Un joven migrante pasa junto a una habitación tapiada ocupada por dos personas en el piso de arriba en un edificio en el área de Kwa Mai Mai en Johannesburgo, el 14 de mayo de 2020. Más de 50 personas, residentes del mismo edificio y la mayoría extranjera, están actualmente desempleados debido a la cuarentena impuesta por las autoridades sudafricanas para frenar la propagación de la covid-19. Decenas de ellos no pueden alimentarse, ya que la única organización benéfica que les proporciona alimentos no ha llevado nada en varios días. AFP
  • Un hombre de origen migrante coge su guitarra, dentro de su habitación en un edificio en el área de Kwa Mai Mai en Johanesburgo, el 14 de mayo de 2020. La pandemia de coronavirus podría infectar hasta un millón de personas en Sudáfrica y matar al menos a 40.000 de ahora a noviembre, según muestran las proyecciones de un consorcio de científicos publicadas el pasado 20 de mayo.
    2Un hombre de origen migrante coge su guitarra, dentro de su habitación en un edificio en el área de Kwa Mai Mai en Johanesburgo, el 14 de mayo de 2020. La pandemia de coronavirus podría infectar hasta un millón de personas en Sudáfrica y matar al menos a 40.000 de ahora a noviembre, según muestran las proyecciones de un consorcio de científicos publicadas el pasado 20 de mayo. AFP
  • Un vecino se peina en un pasillo estrecho y abierto dentro del edificio de Kwa Mai Mai. Sudáfrica es hasta la fecha el país del África subsahariana más afectado por la enfermedad, con más de 17.000 casos registrados, incluidos 312 mortales, y casi 8.000 curados desde que se formalizó el primer caso el 5 de marzo. So datos del 20 de mayo de 2020.
    3Un vecino se peina en un pasillo estrecho y abierto dentro del edificio de Kwa Mai Mai. Sudáfrica es hasta la fecha el país del África subsahariana más afectado por la enfermedad, con más de 17.000 casos registrados, incluidos 312 mortales, y casi 8.000 curados desde que se formalizó el primer caso el 5 de marzo. So datos del 20 de mayo de 2020. AFP
  • Las cajas se apilan en el pasillo fuera de una de las habitaciones. Los 57 millones de sudafricanos han estado viviendo bajo estricto encierro desde el 27 de marzo, cuyas condiciones se relajaron un poco a principios de mes para permitir la reactivación de parte de la economía. Pero muchos han perdido el empleo y no lo han recuperado.
    4Las cajas se apilan en el pasillo fuera de una de las habitaciones. Los 57 millones de sudafricanos han estado viviendo bajo estricto encierro desde el 27 de marzo, cuyas condiciones se relajaron un poco a principios de mes para permitir la reactivación de parte de la economía. Pero muchos han perdido el empleo y no lo han recuperado. AFP
  • Un vecino camina en el pasillo del edificio. A pesar de las crecientes críticas sobre el encierro decretado por el presidente Cyril Ramaphosa, los expertos sostienen que las condiciones para su levantamiento recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no se cumplen.
    5Un vecino camina en el pasillo del edificio. A pesar de las crecientes críticas sobre el encierro decretado por el presidente Cyril Ramaphosa, los expertos sostienen que las condiciones para su levantamiento recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no se cumplen. AFP
  • Un anciano de origen migrante mira a cámara mientras entra en su habitación en el piso de arriba del edificio.
    6Un anciano de origen migrante mira a cámara mientras entra en su habitación en el piso de arriba del edificio. AFP
  • Alguien ha colgado su ropa en una de las paredes de una habitación tapiada ocupada por dos personas en el piso de arriba del edificio. Según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), Sudáfrica es el destino preferido para diversas categorías de migrantes y se enfrenta a una serie de desafíos relacionados con la migración, que incluyen, entre otros: aumento de la prevalencia de la migración irregular, incluidas las mujeres y los menores no acompañados; políticas inadecuadas de gestión de la migración y procesos de gestión de fronteras; aumento de los sentimientos xenófobos que en algunos casos se convierten en violencia real contra los migrantes; alta prevalencia de enfermedades transmisibles como el VIH y el SIDA y la tuberculosis, y continua fuga de cerebros debido a la emigración de ciudadanos cualificados.
    7Alguien ha colgado su ropa en una de las paredes de una habitación tapiada ocupada por dos personas en el piso de arriba del edificio. Según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), Sudáfrica es el destino preferido para diversas categorías de migrantes y se enfrenta a una serie de desafíos relacionados con la migración, que incluyen, entre otros: aumento de la prevalencia de la migración irregular, incluidas las mujeres y los menores no acompañados; políticas inadecuadas de gestión de la migración y procesos de gestión de fronteras; aumento de los sentimientos xenófobos que en algunos casos se convierten en violencia real contra los migrantes; alta prevalencia de enfermedades transmisibles como el VIH y el SIDA y la tuberculosis, y continua fuga de cerebros debido a la emigración de ciudadanos cualificados. AFP
  • Un contenedor de basura con ruedas, en medio de una de las áreas comunes del edificio de Kwa Mai Mai. En Sudáfrica viven alrededor de 2,4 millones de migrantes, de los cuales 1,5 millones son zimbabuenses.
    8Un contenedor de basura con ruedas, en medio de una de las áreas comunes del edificio de Kwa Mai Mai. En Sudáfrica viven alrededor de 2,4 millones de migrantes, de los cuales 1,5 millones son zimbabuenses. AFP
  • Un joven extranjero mira a cámara, sentado en su cama de la habitación que comparte en el edificio. Impuesto desde el 27 de marzo, el encierro ha puesto a los ciudadanos con problemas de dinero bajo más presión. El número de personas que hacen fila para obtener alimentos en los puntos de reparto de organizaciones carititativas aumenta día a día.
    9Un joven extranjero mira a cámara, sentado en su cama de la habitación que comparte en el edificio. Impuesto desde el 27 de marzo, el encierro ha puesto a los ciudadanos con problemas de dinero bajo más presión. El número de personas que hacen fila para obtener alimentos en los puntos de reparto de organizaciones carititativas aumenta día a día. AFP
  • Un grupo de vecinos, sentados en un banco de una de las zonas comunes del piso superior del edificio. Antes de que el coronavirus se convirtiera en una crisis en Sudáfrica, el Gobierno ya había restringido algunos derechos de los migrantes y los solicitantes de asilo. En enero, según cuenta la revista digital African Arguments, implementó una ley que prohíbe a los solicitantes de asilo y refugiados que participen en cualquier actividad política. En febrero, aprobó un proyecto de ley de gestión de fronteras que militariza aún más su enfoque de la migración y la gobernanza de los refugiados.
    10Un grupo de vecinos, sentados en un banco de una de las zonas comunes del piso superior del edificio. Antes de que el coronavirus se convirtiera en una crisis en Sudáfrica, el Gobierno ya había restringido algunos derechos de los migrantes y los solicitantes de asilo. En enero, según cuenta la revista digital African Arguments, implementó una ley que prohíbe a los solicitantes de asilo y refugiados que participen en cualquier actividad política. En febrero, aprobó un proyecto de ley de gestión de fronteras que militariza aún más su enfoque de la migración y la gobernanza de los refugiados. AFP
  • Unas pintadas realizadas en las paredes por algunos de los vecinos migrantes del edificio de Kwa Mai Mai.
    11Unas pintadas realizadas en las paredes por algunos de los vecinos migrantes del edificio de Kwa Mai Mai. AFP
  • Los vecinos del edificio llevan mascarilla en las zonas comunes. En su respuesta a la covid-19, el Gobierno sudafricano ha tenido escasa flexibilidad con los solicitantes de asilo. Se ha ordenado que cualquier persona cuyo permiso de asilo expire en este período tendrá 30 días después de que se levante el bloqueo para renovarlo. Si bien esto puede parecer una concesión, no lo es porque el Departamento del Interior no está gestionando solicitudes. La mitad de sus seis oficinas de recepción de refugiados han estado cerradas, parcial o totalmente, desde 2011 a pesar de las órdenes judiciales de reabrirlas, informa African Arguments.
    12Los vecinos del edificio llevan mascarilla en las zonas comunes. En su respuesta a la covid-19, el Gobierno sudafricano ha tenido escasa flexibilidad con los solicitantes de asilo. Se ha ordenado que cualquier persona cuyo permiso de asilo expire en este período tendrá 30 días después de que se levante el bloqueo para renovarlo. Si bien esto puede parecer una concesión, no lo es porque el Departamento del Interior no está gestionando solicitudes. La mitad de sus seis oficinas de recepción de refugiados han estado cerradas, parcial o totalmente, desde 2011 a pesar de las órdenes judiciales de reabrirlas, informa African Arguments. AFP
  • Un vecino con un cubo lleno de agua sube las escaleras del edificio de Kwa Mai Mai.
    13Un vecino con un cubo lleno de agua sube las escaleras del edificio de Kwa Mai Mai. AFP
  • Una mujer zimbabuense mira a través de la reja de su ventana mientras charla con otro vecino.
    14Una mujer zimbabuense mira a través de la reja de su ventana mientras charla con otro vecino. AFP
  • Un grupo de vecinos, reunidos en la habitación que comparten en el edificio.
    15Un grupo de vecinos, reunidos en la habitación que comparten en el edificio. AFP
  • Dentro de su habitación de cinco metros cuadrados compartida con otro hombre, un migrante organiza sus pertenencias.
    16Dentro de su habitación de cinco metros cuadrados compartida con otro hombre, un migrante organiza sus pertenencias. AFP
  • Un vecino cose sus pantalones en su habitación.
    17Un vecino cose sus pantalones en su habitación. AFP