Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así son y así vivieron los diez animales más ricos del mundo

Algunos de estos animales ganaron millones gracias a hacerse famosos en el cine o en las redes. Otros, sencillamente, heredaron inmensas fortunas y acabaron comprando la casa de Madonna. No es broma. Ninguna de estas historias lo es

Así son y así vivieron los diez animales más ricos del mundo
GraphicaArtis/Getty Images

Cada cierto tiempo saltan a los medios de comunicación noticias sobre perros, gatos, peces o caballos millonarios. Algunos de ellos han obtenido ese capital trabajando como actores o influencers, pero no son pocos los que han sido beneficiarios de herencias millonarias por parte de sus dueños. Una situación que hace surgir mil y una cuestiones: ¿puede realmente heredar un gato, un perro, un gallo o la compañía completa de los músico de Bremen? ¿Hay notarías especiales para ellos?

Según el abogado Álvaro Ferrando Durán del despacho F&F Abogados de Valencia, “si bien la condición jurídica del animal como ‘cosa’ es objeto de discusión entre la doctrina, lo evidente es que no se le puede considerar persona, por lo que no se le puede reconocer capacidad”. Las consecuencias de ese criterio jurídico son que los animales no pueden ser designados herederos, por la sencilla razón de que no pueden aceptar la herencia. Esta limitación es aplicable tanto en España como en Estados Unidos, país del que suelen proceder esas noticias de animales millonarios. Lo que ocurre, explica Ferrando Durán, es que “allí cuentan con una normativa denominada Pet Trust Act que permite crear un fideicomiso a favor del animal de compañía en el que se nombra a un responsable, denominado trustee, que es el encargado de cumplir las últimas voluntades del causante en lo que a cuidados del animal se refiere”.

Aunque es menos frecuente, en España también se podría garantizar la manutención y el bienestar de un animal hasta su muerte siempre que se cumplan algunas condiciones, la primera de ellas, que no se perjudiquen las legítimas de los herederos. Teniendo esto presente, Ferrando Durán sostiene que se podría articular “a través de la constitución de una fundación que tenga como objeto el cuidado del animal o con un testamento condicionado”. En este segundo caso, el heredero quedaría obligado a ocuparse del animal y si no cumple, perdería su derecho a la herencia. Para asegurar aún más que el encargo se va a llevar a cabo correctamente, también se puede incluir una condición suspensoria que impediría heredar al encargado del cuidado del animal hasta que este falleciera.

En todo caso e independientemente de que el origen de su fortuna haya sido mortis causa o fruto de su trabajo, son muchos los animales que disfrutan de abultadas cuentas corrientes que ya las quisieran para sí muchos humanos. Por ejemplo, los seleccionados a continuación.

La actriz Gail Barrett Majel Barrett Roddenberry en un estreno en Los Ángeles.
La actriz Gail Barrett Majel Barrett Roddenberry en un estreno en Los Ángeles. Getty Images

Los perros de Majel Roddenberry

¿Quiénes son? Majel Roddenberry, de soltera Barret, fue una actriz estadounidense conocida por participar en diferentes proyectos del universo Star Trek. De hecho, llegó a ser la esposa de Gene Roddenberry, creador de la popular serie espacial. Al fallecer en 2008, Majel estableció en su testamento que sus gatos y perros fueran beneficiarios de parte de su fortuna.

¿A cuánto asciende su patrimonio? En 2009, el portal de internet especializado en noticias de sociedad TMZ se hizo con una copia del testamento de Barret/Roddenberry depositado en un tribunal del condado de Los Ángeles. En él la actriz establecía que sus perros deberían vivir en una de sus mansiones hasta que fallecieran. Además, fijaba una cantidad de cuatro millones de dólares (alrededor de 3.600.000 euros) para los gastos que se pudieran ocasionar y una renta de un millón de dólares para Reinelda Estupinian, la empleada doméstica que había cuidado a los perros en vida de Majel y que continuaría ocupándose de ellos, para lo cual se le reconoció el derecho a residir en la mansión junto a ellos.

Gunther IV, el Rockefeller de los perritos

¿Quién es? Gunther IV es un pastor alemán hijo de Gunther III, perro que perteneció a la condesa alemana Karlotta Libenstein, fallecida en 1991.

¿A cuánto asciende su patrimonio? La última voluntad de la condesa fue que Gunther III heredase su fortuna valorada en 80 millones de dólares (algo más de 74 millones de euros). Según dicha disposición testamentaria, a la muerte de Gunther III, la fortuna sería disfrutada por su descendencia que, en la actualidad, es Gunther IV. Lo más curioso del caso es que esos 80 millones de dólares no se dejaron en una cartilla de ahorros ni en una cuenta vivienda, sino que se constituyó una empresa llamada The Gunther Corporation que ha gestionado la fortuna para hacerla crecer en beneficio de los intereses del perro. De este modo, y tras la muerte de Gunther III, Gunther IV es propietario de un patrimonio que ronda los 375 millones de dólares (algo más de 340 millones de euros) y que incluye, además de dinero en metálico y acciones, villas en Italia y las Bahamas. Por si todo esto no fuera ya suficientemente llamativo, el fondo adquirió la casa de Madonna en Miami Beach en el año 2000.

Milonaria, pero cansada: a Grumpy Cat se le obligaba a hacer giras exhaustivas y a posar con famosos que a ella no le importaban nada, como Jennifer Lopez.
Milonaria, pero cansada: a Grumpy Cat se le obligaba a hacer giras exhaustivas y a posar con famosos que a ella no le importaban nada, como Jennifer Lopez. Getty Images

Grumpy cat, que está en los cielos (inmobiliarios)

¿Quién es? Grumpy cat, "el gato gruñón", se llama Tartar Sauce y, además, es gata. En 2012 saltó a la fama al hacerse viral una foto suya en la que aparecía con cara malhumorada que, en realidad, era consecuencia de enanismo gatuno y de una mala oclusión de la mandíbula. A partir de entonces, Grumpy cat protagonizó todo tipo de memes, lo que hizo que su propietaria pensase que sería buena idea comercializar productos con su cara. Hizo bien.

¿A cuánto asciende su patrimonio? A diferencia de otros animales de esta lista, que obtuvieron su fortuna por herencia o donación, Tartar Sauce se la ganó céntimo a céntimo hasta que falleció en mayo de 2019. A raíz de su éxito en redes sociales, se registró la marca Grumpy Cat, se creó una empresa para explotar su imagen y, además de comercializar productos de merchandising y libros, se organizaron sesiones de fotos para que los fans posasen con la gata. Según la revista Forbes, Grumpy Cat ha amasado una fortuna que supera los cien millones de dólares (92,5 millones de euros) y que sigue creciendo. Una hazaña, que le valió salir en The Wall Street Journal en 2013 pero también el recelo de asociaciones animalistas que se cuestionaban que las giras y el contacto continuo con desconocidos fuesen el estilo de vida más apropiado para un animal tan independiente y receloso como el gato. 

Minter, Juice y Callum, los tres perros más estilosos de Inglaterra

¿Quiénes son? Minter, Juice y Callum son los tres perros del diseñador Alexander McQueen, fallecido en 2010 por propia decisión, tras una profunda depresión que se vio agravada por el fallecimiento de su madre.

¿A cuánto asciende su patrimonio? La fortuna del diseñador británico estaba estimada en 16 millones de libras (algo más de 18 millones de euros). Antes de fallecer, estableció por testamento que su dinero se repartiría entre sus hermanos, sus sobrinos, sus amigos, el matrimonio de empleados domésticos que había trabajado para él en los últimos años, un refugio de animales y sus tres perros, que recibieron una manutención de 50.000 libras (alrededor de 57.000 euros).

Uno de los gatos de Taylor Swift, fotografiado en su transportin en Nueva York en 2015.
Uno de los gatos de Taylor Swift, fotografiado en su transportin en Nueva York en 2015. Getty Images

Olivia Benson Swift, la gata estrella del pop

¿Quién es? Olivia Benson es un personaje de la serie Ley y Orden en el que la cantante Taylor Swift se inspiró para ponerle nombre a su gata. Los fans de la artista seguro que habrán visto a la mascota en el Instagraman de Swift y, posiblemente, hasta sean seguidores de la propia Olivia Benson, pues el éxito mediático del animal hizo que le abriesen perfiles en las redes sociales. El de instagram es Oliviabensoncat.

¿A cuánto asciende su patrimonio? Además de ama y mascota, se podría decir que Swift y Benson son socias. La gata, cuyo nombre es marca registrada, ha participado en vídeos de la cantante, en el documental Miss Americana, en campañas de publicidad para Coca-Cola light, las zapatillas Ked o AT&T y ha prestado su imagen para fabricar diferentes productos de merchandising, como pins, camisetas o tazas. Según la página web CountryLiving, se estima que, hasta 2018, Olivia Benson había generado más de 97 millones de dólares (casi 90 millones de euros).

Gigoo, la gallina que heredó un imperio

¿Quién es? Gigoo es una gallina. Pero no cualquier ave galliforme, sino una que perteneció al magnate editorial británico Miles Blackwell que, cuando se retiró de los negocios, lo vendió todo y se instaló con su esposa en el campo para criar animales, especialmente, ovejas y gallinas.

¿A cuánto asciende su patrimonio? Cuando falleció en 2001, la fortuna de Blackwell ascendía a 65 millones de libras (unos 74 millones de euros), buena parte de los cuales fueron destinados a obras de caridad y a la granja que fundó. La explotación agrícola recibió diez millones de libras (casi once millones y medio de euros) que no solo fueron para Gigoo, sino para ella, las otras gallinas, las ovejas y los demás animales que viven allí.

Karl Lagerfeld posa junto a un retrato de él mismo con su gata Choupette durante una visita a los talleres de Chanel en 2014.
Karl Lagerfeld posa junto a un retrato de él mismo con su gata Choupette durante una visita a los talleres de Chanel en 2014. Getty Images

Choupette, la gata elegante que tiene representante

¿Quién es? Aunque nadie se imaginaba a Karl Lagerfeld amando a otro ser más que a sí mismo, desde que el modelo Baptiste Giabiconi se la regaló por sorpresa en 2011, la gata Chupette se convirtió en una compañera inseparable del diseñador, que llegó a crear una línea de productos inspirada en ella y disponible en la web www.karl.com.

¿A cuánto asciende su patrimonio? La fama de Choupette hizo que la gata participase en reportajes de prensa, prestara su imagen para campañas de publicidad, abriera un perfil en Instagram (choupetteofficiel) y “escribiera” un libro titulado Choupette: The Private Life of a High-Flying Fashion Cat (algo así como “Choupette: la vida privada de un elegante gato de altos vuelos”). Antes de fallecer, Karl Lagerfeld declaró que Choupette y las personas que se encargaban de cuidarla estarían contempladas en su testamento, al tiempo que tranquilizaba a esos otros amigos o allegados que esperaban recibir un pellizco de su fortuna añadiendo que “hay suficiente para todos”. Así fue. Tras la muerte del diseñador, Choupette continúa viviendo con las mismas comodidades de siempre, junto a sus cuidadores, su guardaespaldas, su cocinero y su veterinario. Una imagen que el propio Lagerfeld comparaba con la de la Infanta Margarita rodeada de cortesanos en las Meninas de Velázquez. Además, Choupette está representada por la agencia My Pet Agency, que selecciona para ella proyectos que no realiza precisamente ad honorem. Según la edición británica de Vogue, Choupette facturó en 2014 tres millones de euros por esos trabajos.

Bart the bear 2, que es un oso aunque tenga nombre de película de Pixar

¿Quién es? Como su propio nombre indica, Bart The Bear es un oso. El número dos hace referencia a que ocupó el puesto del Bart the bear original cuando este falleció de cáncer, aunque hay que aclarar que ambos animales no están relacionados por parentesco. Nacido en libertad, la muerte de su madre a manos de un cazador hizo que Bart The Bear 2 y su hermana fueran recogidos por una pareja de criadores que adiestran animales para cine. Hoy en día, Bart the Bear 2 es una estrella de Hollywood.

¿A cuánto asciende su patrimonio? Seguro que recuerdan a Bart the Bear 2 de películas como Dr. Dolittle 2, La escena del oso, Zooloco, CSI o Juego de tronos. Su participación en esas producciones de cine y televisión ha hecho que reciba unas remuneraciones estimadas en seis millones de dólares (alrededor de 5,5 millones de euros). Aunque la cantidad no es despreciable, resulta ridícula si se compara con los sueldos de sus compañeros de rodaje como Kevin James, Eddie Murphy, Hugh Grant o Sarah Jessica Parker. Por otra parte, no parece que ese caché vaya a aumentar porque Bart the Bear 2 siempre interpreta el mismo papel y se está encasillando.

La heredera Gail Posner posa con su perra Conchita, que lleva una peluca.
La heredera Gail Posner posa con su perra Conchita, que lleva una peluca. famouschihuahua.com

La elegante chihuahua Conchita

¿Quién es? Conchita es la perrita chihuahua de Gail Posner, hija de Victor Posner, uno de los ejecutivos mejor pagados de los años ochenta en Estados Unidos. Rica heredera, Gail fue un personaje muy popular en su país gracias a su lujoso tren de vida y sus extravagancias.

¿A cuánto asciende su patrimonio? Cuando se abrió el testamento de Gail Posner tras su fallecimiento en 2010, se descubrió que había dejado a Conchita, a sus otros dos chihuahuas April Maria y Maltese y a su Yorkshire Terrier Lucía, su mansión de Sunset Island y un fondo de tres millones de dólares (más de 2.700.000 euros) con objeto de que los animales pudieran mantener su ritmo de vida, que no era precisamente humilde. En vida de su dueña, los perros disponían de dormitorios individuales en la residencia, joyas de Tiffany’s y un Cadillac a su disposición con el que acudían semanalmente a un spa. Asimismo, el testamento de Posner permitía que los empleados de la mansión, a los que dejó 27 millones de dólares (casi 25 millones de euros) a repartir entre todos ellos, continuasen viviendo en ella a condición de que cuidasen de los animales. En 2012, la mansión en la que vivía Conchita y sus amigos fue vendida junto a otras dos propiedades de Posner, por lo que animales y cuidadores tuvieron que mudarse. No debió de ser mucho problema, habida cuenta de que el monto obtenido por la venta superó los ocho millones de dólares (alrededor de 7,4 millones de euros).

Tomasino

¿Quién es? Tomasino es uno de los gatos con más suerte del mundo. Un minino callejero que transitaba por Roma expuesto a cualquier peligro hasta que una mujer lo acogió en su casa y lo colmó de atenciones. La mujer, llamada Maria Assunta, pero de la que no ha trascendido el apellido, era viuda de un rico constructor y no tenía hijos. De este modo, al morir en 2011 a la edad de 94 años, se descubrió que había nombrado a Tommaso heredero de todos sus bienes. 

¿A cuánto asciende su patrimonio? Antes de fallecer, Maria Assunta le pidió a su enfermera que, a su muerte, se encargase de cuidar a Tommaso. Para asegurarse de que lo haría y no le faltase de nada, la mujer hizo en 2009 un testamento hológrafo por el cual todo su patrimonio se destinaba al bienestar del gato. Lo que nadie en el entorno de Maria Assunta sabía era que la mujer era tan sumamente rica. Nada menos que doce millones de euros fueron los que dejó para que se emplearán en el cuidado, la salud y el bienestar de Tommaso hasta su fallecimiento.

La célebre figura de Michael Jackson y su mono Bubbles creada por Jeff Koons.
La célebre figura de Michael Jackson y su mono Bubbles creada por Jeff Koons. Getty Images

Un epílogo para Bubbles, el desheredado

(Como en los folletines, aquí también hay personajes que, después de tenerlo todo, lo perdieron. Animales que eran el ojito derecho de sus propietarios y que, de la noche a la mañana, cayeron en desgracia. El caso más triste de todos podría ser el de Bubbles. ¿No recuerdan quién es? Sigan leyendo).

¿Quién es? Bubbles fue el chimpancé de Michael Jackson. El cantante lo adoptó a principios de los ochenta y, desde ese momento, se convirtió en su compañero inseparable. Lo llevaba consigo de gira, a las entrevistas, vestían conjuntados, compartían vajilla, usaban el mismo cuarto de baño y hasta dormían juntos. Bubbles fue un elemento omnipresente en la vida de Jackson y así lo reflejó el artista Jeff Koons en una escultura de porcelana que los representaba a ambos. Sin embargo, como acostumbra a suceder con los chimpancés en cautividad cuando crecen, su carácter se tornó agresivo. La convivencia entre Michael y Bubbles se hizo insostenible y el artista decidió enviarlo a un refugio para animales con intención de proteger también a sus hijos de los ataques de simio. 

¿A cuánto asciende su patrimonio? Expulsado de Neverland, Bubbles se quedó sin ropa, sin vajilla, sin nada. El artista ni siquiera se acordó de él en su última voluntad. A pesar de ello, Michael siempre contribuyó con ciertas cantidades económicas para sufragar los gastos del refugio en el que está el chimpancé, costumbre que ha continuado tras su muerte por decisión de sus herederos. En todo caso, los gastos de mantenimiento del refugio son tan grandes, que esas cantidades no alcanzan. Por ello, aprovechando que Bubbles comenzó a pintar, los responsables del centro pusieron sus cuadros a la venta y obtuvieron cifras cercanas a los 2.000 euros por cada uno. Como diría aquel, la de Bubbles es una historia más triste que la de un torero al otro lado del telón de acero.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información