Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Terror en el hipermercado’

Tras el anuncio del cierre de las escuelas y universidades en la Comunidad de Madrid a causa del riesgo de expansión del coronavirus, triunfó la histeria colectiva y se pudo ver en los propios supermercados. Incontables personas arrasando las existencias como si de un apocalipsis se tratase. En estos momentos más que nunca, es cuando se tiene que evitar esta histeria y evitar frecuentar sitios con mucha gente, y no agotar los productos en los supermercados.

Belén García Príncipe. Alcorcón (Madrid)


Ayer madrugué para ir al supermercado y me llevé cuatro bolsas de lentejas de un kilo y otras cuatro de judías blancas, dos botellas de aceite de cinco litros, cuatro docenas de huevos, ocho barras de pan, tres cajas de leche de seis litros cada una, siete paquetes de arroz y cinco de macarrones, seis bolsas de bacalao congelado, cuatro pollos enteros, tres conejos, 24 yogures, 12 kilos de tomates y 32 plátanos. Podría pensarse que regento un pequeño restaurante o que varios vecinos de la torre donde vivo me han encargado la compra, pero no; todo esto va para mi casa, en la que solo vivimos mi compañera y yo. Esta tarde bajaré a por lo que me falta. Por si acaso.

Enrique Chicote Serna. Arganda del Rey (Madrid)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >