Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Nadal desvela que, a estas alturas, pensaba estar retirado y tener hijos

El tenista, en un televisión estadounidense: "Ganaría más dinero si me mudara de España, pero hacerlo, si no soy feliz, saldría muy caro"

Rafa Nadal, en la entrevista en '60 minutes'.
Rafa Nadal, en la entrevista en '60 minutes'. CBS

Es poco habitual que, más allá de sus triunfos y fracasos en las pistas, Rafa Nadal conceda entrevistas. Más raro aún es que se lleve al periodista, acompañado de un completo equipo de grabación, a Mallorca, la isla que le vio nacer, en la que vive y en la que tiene planeado forjar su futuro. Sin embargo, el tenista número uno del mundo ha hecho una excepción con el programa 60 minutes de la cadena pública estadounidense CBS y ha paseado con ellos por la isla, además de concederles una completa entrevista, en lo que se ha traducido en un reportaje de casi 15 minutos emitido hace un par de días.

El programa acompaña a Nadal en un paseo por distintos puntos de Mallorca, su isla natal. "Volver a Mallorca supone volver a la vida normal, y la vida normal me hace feliz", explica el tenista durante su entrevista con Jon Wertheim, en la que se destaca su nexo con el lugar que le vio nacer, y como "no pocas" generaciones de su familia provienen de allí. "Dejo de ser 'Rafa Nadal, tenista', y me convierto en 'Rafa Nadal, persona humana", ríe. 

La figura de Mery Perelló, la esposa del tenista y su pareja durante más de una década, también está presente. Perelló aparece en el documental junto a él recibiendo a un grupo de invitados en el museo del deportista, que precisamente le preguntan a Nadal de qué forma le pidió matrimonio a su novia, con quien se casó el pasado 19 de octubre. Él bromea: "Después de 15 años no tienes que preguntar mucho, ¿sabes? Es como: 'Venga, ¿qué es lo que hay que hacer?". 

Nadal lleva al programa a un terreno que, aseguran en 60 Minutes, acaba de comprarse y donde planea construir en un futuro "una nueva casa para su familia". "Nadal nos cuenta que planeaba tener niños ya, pero también que a estas alturas también planeaba estar fuera del torneo", relata el periodista sobre las intenciones del tenista sobre la paternidad.

Rafa Nadal y Mery Perelló, en un momento del reportaje de '60 minutes'.
Rafa Nadal y Mery Perelló, en un momento del reportaje de '60 minutes'. CBS

La familia es uno de los temas centrales del largo reportaje que le dedica la cadena. "Quería preparar a mi sobrino para el futuro, y sabía que el futuro sería difícil", cuenta su tío e instructor, Toni Nadal. En el reportaje se destaca que todo el clan le acompaña en sus triunfos y fracasos y cómo se mantienen juntos.

Una de las cuestiones que se le pregunta a Nadal es si se hubiera planteado cambiar de residencia y moverse a otro país para obtener más beneficios. Entonces, en la respuesta, el deportista cambia de idioma y pasa al inglés. Es el único momento de la entrevista en que lo hace (habla en español el resto del tiempo), queriendo dar así más énfasis a sus respuesta. "Sinceramente, no. Mucha gente lo hace, por los impuestos... Para mí fue difícil tomar esa decisión, porque toda la gente a la que quiero está aquí. Y ganaría mucho más dinero si me mudara a otro sitio, pero hacerlo, si no soy feliz, saldría muy, muy caro".

Su relación con su eterno rival, el suizo Roger Federer, también queda marcada en la charla. Nadal comprende que se le pregunte constantemente sobre él y se siente "encantado" de responder. "¿Roger Federer es un rival, un colega, un amigo...?", le pregunta el entrevistador, a lo que él afirma que, probablemente, es "un poco de todo". "Creo que hemos tenido una rivalidad muy intensa pero también muy sana, elegante y respetuosa". Lo único que envidia de sus rivales es la salud, la buena salud. "Ganar Wimbledon fue un sueño. Y ganarlo, ganárselo a Roger [Federer]... es algo que nunca olvidaré", rememora el tenista sobre el que fue llamado el partido del siglo, que disputó contra el suizo en 2008. 

Rafa Nadal, en su nuevo terreno,que mostró en '60 minutes'.
Rafa Nadal, en su nuevo terreno,que mostró en '60 minutes'. CBS

Los valores del deportista están presentes durante la charla. No hace falta que haga gala de ellos, pero quedan dudas. Está lejos de la arrogancia, de la perfección, de la sabiduría absoluta. "No tener dudas significa que probablemente estés siendo arrogante", reflexiona. "Me gusta tener dudas porque el tenis es un deporte en el que las cosas pueden cambiar rápidamente. Eso es de una gran belleza". Las dudas son importantes, pero también mantenerse calmado en los momentos clave, de ahí que tenga claro cuántas raquetas haya roto en su vida: "Cero", dice sonriendo y marcando el número con las manos. "Mi familia no me lo hubiera permitido. Para mí romper una raqueta significa que no puedo mantener el control de mis emociones"

"¿Qué es más intenso, la felicidad de ganar o el dolor de perder?". Ahí, Nadal duda. Se lo piensa y hasta resopla. "Depende del momento. Desgraciadamente en esta vida recordamos más los momentos negativos, porque tienen un mayor impacto. En el tenis es distinto. Creo que a mi largo de mi carrera deportiva creo que he sido más feliz con mis victorias y no he estado tan enfadado con mis derrotas. Creo".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >