Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vida de Adrián Lastra tras ‘Velvet’ está en Miami

El actor, que concursa a partir de este domingo en el programa 'Mira quién baila All Stars', asegura: “Me gusta gustar a los demás”

Adrián Lastra, en Madrid, el pasado mes de noviembre.
Adrián Lastra, en Madrid, el pasado mes de noviembre. Gtresonline

Hace unos días, Adrián Lastra (Madrid, 1984) bajó a comprar a una farmacia de Miami, en Estados Unidos. Allí notó que una mujer le estaba mirando de forma extraña. “Perdón, ¿eres Adrián Lastra?”, preguntó ella. A lo que él respondió afirmativamente. “¡Ay! Pedro me encantó”, exclamó la mujer en referencia al personaje que el actor ha interpretado en las series Velvet y Velvet colección desde 2013 hasta finales del año pasado y que han supuesto para él un antes y un después en lo profesional y en lo personal. La ficción que le catapultó a la fama no solo se ve en España y estos días que el intérprete está pasando en Miami le han servido para constatar que le reconocen más en Estados Unidos que en su país natal. O al menos le paran más por la calle. “Es una barbaridad, la verdad”, asegura por teléfono.

Lastra aterrizó en esta ciudad del estado de Florida el 1 de enero y al día siguiente ya estaba con los ensayos de su próximo proyecto: será uno de los concursantes del programa Mira quién baila All Stars, de la cadena estadounidense en español Univision, que se estrena este domingo. “Me lo ofrecieron hace como un mes, mientras estaba en el teatro haciendo Perfectos desconocidos, en Madrid”, explica el actor, que revela que siempre había querido participar en un concurso de talentos, pero nunca había podido por temas laborales.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Adrian Lastra (@adrian_lastra) el

Reconoce que este programa es una plataforma para darse a conocer y mostrar quién es realmente: “Si se enamoraron de Pedro, que se puedan enamorar de Adri. Que puedan decir 'Adri me cae muy bien', 'Adri me gusta' o 'Adri no me cae bien y no me gusta", dice riéndose. El actor se define a sí mismo como una persona cercana, divertida, bromista y bonachona, sin ningún reparo a que la gente se le acerque en la calle a pedirle una foto o charlar con él. También admite que le “gusta gustar a los demás”. Algo clave en un programa en el que “el público se tiene que enamorar de esa persona, de cómo baila y cómo es” porque luego son los que le votan para que permanezca en el concurso.

El actor sabe bailar, pues ha trabajado en teatro musical [participó en Billy Elliot y Hoy no me puedo levantar] y ha recibido clases de danza. Pero se niega rotundamente a describirse como bailarín: “No puedo decir que soy bailarín porque me parece una falta de respeto hacia los bailarines”. No obstante, hubiese rechazado participar en el concurso si no tuviera unos conocimientos básicos de baile.

Ahora compagina un ensayo detrás de otro para la gran noche del estreno. Ha notado mejoría en menos de dos semanas. Aunque los primeros días no fueron fáciles: “Caminaba por aquí por la habitación como si fuera un pingüino. No exagero. Me dolía todo, sobre todo los pies y los gemelos”.

En 2012, el actor Maxi Iglesias se sumó a la misma aventura. No ha hablado con él para que le de algún consejo, pero sí con el coreógrafo español Javier Castillo, Poty, que ha sido jurado en el mismo programa en otras ediciones. “Me dijo: '¡Buah! Adrián, una gente maravillosa, te va a encantar, te lo vas a pasar muy bien'. Y es la única referencia que tengo”, recuerda Lastra, que prefiere dejarse sorprender por lo que está por llegar. “No he pedido consejos porque no me gusta pedirlos ni tener expectativas de cosas porque siempre luego se caen. Para bien o para mal. Pero siempre van a ser diferentes”, explica. De hecho, odia la palabra “expectativas”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Adrian Lastra (@adrian_lastra) el

“Sé que van a venir cosas pero soy muy celoso de mi futuro. Me gusta mucho que me sorprenda en todo momento”, dice el actor que está centrado en el presente, en los dos meses que va a vivir en Miami para grabar el programa. “No es que tenga ahora mismo en la cabeza '¡Ah! Pues me voy a venir a Estados Unidos y voy a triunfar en el mundo latino, voy a abrir aquí puertas…'. No. Ahora tengo esta experiencia aquí. Luego me vuelvo a España por un proyecto. Si después no tengo otra cosa, regreso a Estados Unidos… Voy a ir viendo un poco lo que hay”.

Cuando habla del país americano, se le nota emocionado. En 2018, se instaló cuatro meses en Los Ángeles (California), rodó la película En brazos de un asesino y supuso un aprendizaje de cómo funciona la industria del cine y la televisión en Estados Unidos: “Descubrí que tienes que llamar a las puertas. Que estas se te abren para tener reuniones. Aquí lo que pasa muchas veces es que están buscando al siguiente, están buscando a ver quién puede venir a sorprender”. Tanto en Estados Unidos como en México le han ofrecido papeles diferentes a lo que acostumbra en España. Su trayectoria se caracteriza por la comedia. Admite sentirse encasillado en este género y, aunque no le importa, reconoce que le gustaría interpretar personajes más dramáticos, oscuros o que requieran de más acción: “Cuando recibo estos papeles, digo: 'Mi cuerpo es eso'. No tengo una cara agradable. Puedo ser simpático. Pero si ves una foto mía, tengo una cara muy angulada, los ojos con un tipo de expresión, mi cuerpo no es débil… ¿Por qué allí [en España] es tan difícil?”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Adrian Lastra (@adrian_lastra) el

En su última aventura americana le acompaña su novia Clara Chaín, modelo y actriz. Juntos comenzaron 2020 de una manera muy especial: en Times Square, en Nueva York. Lastra fue uno de los presentadores del programa especial de Año Nuevo de Univision, algo que vivió con muchas ganas y con algunos nervios: “Nunca he presentado televisión ni me había puesto un pinganillo para el directo. Fue como: ‘No sé si me van a hablar y voy a mirar para la derecha porque me están hablando en el pinganillo de la derecha. A ver si voy a hacer el ridículo”.

Cuando le contó a sus amigos de su barrio madrileño de Vallecas que iba a presentar este especial, hubo cierto cachondeo. “Les dije: 'Me voy a Estados Unidos a hacer de Ramón García con la capa'. 'Pero si tú no sabes contar”, recuerda entre risas de aquella reunión. Lastra estaba contento por esta oportunidad. Sin embargo, lo que más le llamó la atención fue que la gente de su alrededor estuviese tan ilusionada por él.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >