Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

2019, el año en el que Antonio Banderas ha rozado el clímax

El actor culmina una etapa de éxitos gracias a su papel en ‘Dolor y gloria’, el musical que protagoniza en su teatro malagueño y la sosegada relación que mantiene con Nicole Kimpel

El actor Antonio Banderas premiado en el Festival de Cannes, en mayo. En vídeo, entrevista del actor para EL PAÍS en marzo.

En enero de 2017, Antonio Banderas estuvo a punto de morir. Sufrió un infarto. Él mismo lo confesó dos meses después. Relató el susto, pero también que su corazón se había recuperado muy bien. Eso sí, decía que su día a día era muy intenso y que ya no estaba para grandes trotes. Se replanteó su vida en dos vertientes. La profesional, poniendo en marcha el Teatro del Soho en Málaga, el que asegura que es el sueño de su vida. Y la personal, que redirigió también hasta la capital malagueña, donde adquirió un ático con vistas a la Alcazaba y se rodeó cada vez más de su familia. En 2019 ambos caminos se han unido definitivamente mientras al actor ha acumulado reconocimientos por su trabajo en Dolor y gloria. Quien le ha acompañado en todo este trayecto ha sido Nicole Kimpel, su pareja desde hace más de cinco años y que se reconoce viviendo en la Costa del Sol a corto plazo. A ella le dedica sus palabras más cariñosas, como las que acompañaban a una fotografía de ambos en Instagram el pasado agosto: “Ella cuida de las olas. Yo vigilo la marea”, escribía el actor malagueño. Con ella también, ambos en pijama, felicitaba la Navidad en redes sociales a sus seguidores.

Ver esta publicación en Instagram

Feliz Navidad desde #Málaga! Merry Christmas from Malaga! 🥂🎄

Una publicación compartida de Antonio Banderas (@antoniobanderasoficial) el

“El ataque al corazón es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Es algo que pone de relieve la existencia, donde desaparecen las cosas que no son importantes y las que lo son, flotan: mi hija, mi familia, mis amigos y mi vocación”, decía Banderas a EL PAÍS tras uno de los ensayos de A Chorus Line, musical que estrenó en noviembre para la apertura del Teatro del Soho malagueño. Sus palabras resumen buena parte de lo que ha sido su 2019, año en el que su hija Stella del Carmen Banderas, de 22 años, ha empezado a tener protagonismo. Lo hizo de manera oficial en la alfombra roja de los Hollywood Film Awards, el pasado noviembre, bajo la atenta y orgullosa mirada de su padre. Allí estuvo también acompañada de su chico, Eli Meyers. La pareja ya había aparecido de manera oficiosa en julio, durante una comida familiar en el festival Starlite de Marbella. “Es un chico encantador y ya le he dado el ‘sí, quiero’”, decía Banderas de él en Vanity Fair.

En aquella gala celebrada en Los Ángeles, el actor recibió el galardón a mejor actor. Se lo entregó Dakota Johnson, con la que tiene una relación muy cercana. La ha visto crecer desde que se casó con Melanie Griffith. “Todavía me llama papi, y me encanta, no te haces una idea”, decía Banderas aquella noche. Con su exesposa también mantiene una buena sintonía. Madre e hija han sido un gran apoyo para el malagueño durante la promoción de Dolor y Gloria en Estados Unidos. Su trato es cariñoso y siempre se dedican buenas palabras. Se han visto mucho a lo largo del último año, en el que Banderas ha cruzado el charco en numerosas ocasiones para promocionar el drama de Pedro Almodóvar. También para presentar Dinero sucio, de Steven Soderbergh y que protagoniza junto a Meryl Streep. “El año se ha convertido en algo complicado, la película de Pedro ha tenido más éxito del que pensábamos y ha provocado tanto viaje”, afirmaba el actor en octubre. De hecho, The New York Times y la revista Time consideran a Dolor y Gloria como la mejor película del año.

Nicole Kimpel, Antonio Banderas, Stella Banderas y Eli Meyer, en los Hollywood Film Awards, en noviembre.
Nicole Kimpel, Antonio Banderas, Stella Banderas y Eli Meyer, en los Hollywood Film Awards, en noviembre.

Tanto éxito ha hecho que aún le quede camino por andar junto a su amigo Almodóvar. Banderas también ha obtenido el galardón a Mejor actor europeocomo antes lo recibió en el festival de Cannes. El próximo 5 de enero en Los Ángeles es candidato en su categoría a en los Globos de Oro. Ello le impedirá participar en las primeras representaciones del año de A Chorus Line, donde será sustituido por Pablo Puyol. A cambio, ha organizado una función especial que se representará el 31 a las 21.00 horas y que permitirá a los espectadores celebrar el fin de año con el actor y todo el elenco del musical. El Año Nuevo entrará con la misma inercia con la que acaba este: con éxitos. Está en todas las quinielas para ser nominado a los Oscar como mejor actor dramático. Antes, podría obtener el Goya -su primero competitivo- en una gala que, precisamente, se celebra en su ciudad natal el 25 de enero.

“Siempre dice que quiere parar, pero ya tiene un montón de proyectos para el próximo año”, dice Nicole Kimpel, que reside junto a él en Londres aunque apenas han pisado la casa británica en los últimos meses, en los que han pasado más tiempo en Málaga. Son inseparables desde que se conocieron en 2014 e incluso han compartido estudios en la escuela de diseño y moda Central Saint Martin, lo que ha llevado a Nicole impulsar en 2019 una marca, Baniki, junto a su hermana Bárbara.

Antonio Banderas, en un ensayo de 'A Chorus Line', en Málaga, en septiembre.rn
Antonio Banderas, en un ensayo de 'A Chorus Line', en Málaga, en septiembre.

En sus respectivas cuentas sociales, el actor y la empresaria comparten numerosas imágenes juntos a lo largo del planeta. Ya sea haciendo deporte por Central Park o en eventos en Cannes, Múnich, Miami o Los Ángeles. También en noches románticas en Málaga. Contabilizar el número de kilómetros que ha realizado Banderas a lo largo de este 2019 debe ser tan agotador como el ritmo que el actor ha llevado todo este año. Su corazón lo ha soportado y, también, su físico. A sus 59 años sorprendió a los jóvenes actores de A Chorus Line en los primeros ensayos por su estupendo estado de forma. Entrenó en verano para encarar “a tope” el musical. “Ahora estoy cansado, pero feliz” decía en otoño, señalando que era la perfecta combinación para su vida, que se encamina hacia los 60 años en verano de 2020.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >