Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Vuelta al mundo en 365 días

Vuelta al mundo en 365 días

9 fotos

De Bangladés a Ecuador, estas son las mejores imágenes tomadas por los fotógrafos de la ONG World Vision en 2019 comentadas por sus autores

  • Mirando dentro de una clase a través de la red de bambú, veo a Jannatul atenta a lo que le están contando. Vosotros también podéis distinguirla, es la que viste una camiseta verde en el centro de la imagen. A Jannatul le encanta cantar y colorear en el Espacio Seguro para Niños al que asiste cerca de su casa en los campos de refugiados rohingya en Bangladés. Irónicamente, considerando dónde vive y el trauma que la trajo aquí, el nombre de esta niña huérfana de cinco años significa 'el mejor cielo'.
    1Bangladés Mirando dentro de una clase a través de la red de bambú, veo a Jannatul atenta a lo que le están contando. Vosotros también podéis distinguirla, es la que viste una camiseta verde en el centro de la imagen. A Jannatul le encanta cantar y colorear en el Espacio Seguro para Niños al que asiste cerca de su casa en los campos de refugiados rohingya en Bangladés. Irónicamente, considerando dónde vive y el trauma que la trajo aquí, el nombre de esta niña huérfana de cinco años significa 'el mejor cielo'.
  • La primera vez que fotografié a Mayerly Sánchez, en 1998, iba de la mano de una fila de niños, marchando por un barrio marginado de Bogotá. Como apasionada niña apadrinada de 14 años, codirigió valientemente un movimiento de paz infantil que fue nominado para el Premio Nobel de la Paz. Ahora, 21 años después, Mayerly, a la que podéis ver en la foto con el polo negro, es gerente de comunicaciones de World Vision en Colombia. Y nuevamente me sorprendo al encontrarla en la misma situación: de la mano de los niños y niñas en una comunidad afectada por la crisis de Venezuela.
    2Colombia La primera vez que fotografié a Mayerly Sánchez, en 1998, iba de la mano de una fila de niños, marchando por un barrio marginado de Bogotá. Como apasionada niña apadrinada de 14 años, codirigió valientemente un movimiento de paz infantil que fue nominado para el Premio Nobel de la Paz. Ahora, 21 años después, Mayerly, a la que podéis ver en la foto con el polo negro, es gerente de comunicaciones de World Vision en Colombia. Y nuevamente me sorprendo al encontrarla en la misma situación: de la mano de los niños y niñas en una comunidad afectada por la crisis de Venezuela.
  • Una cabeza llena de rizos. Atención absoluta. Su cara se vuelve hacia la luz. Hacer clic. Os presento a la pequeña Sofía, de cinco años, que vive junto al resto de su familia migrante venezolana en una cabaña alquilada en una colina en Cúcuta, en la frontera con Colombia. Tuve la suerte de poder acompañar a Sofía mientras acudía a su refugio favorito: el Espacio Seguro para Niños de World Vision. Las estadísticas hablan de decenas de miles de personas que han huido de la crisis en Venezuela. Para mí, una niña llamada Sofía es todo lo que ha hecho falta para romper mi corazón.
    3Venezuela Una cabeza llena de rizos. Atención absoluta. Su cara se vuelve hacia la luz. Hacer clic. Os presento a la pequeña Sofía, de cinco años, que vive junto al resto de su familia migrante venezolana en una cabaña alquilada en una colina en Cúcuta, en la frontera con Colombia. Tuve la suerte de poder acompañar a Sofía mientras acudía a su refugio favorito: el Espacio Seguro para Niños de World Vision. Las estadísticas hablan de decenas de miles de personas que han huido de la crisis en Venezuela. Para mí, una niña llamada Sofía es todo lo que ha hecho falta para romper mi corazón.
  • Este es uno de esos momentos que te recuerdan lo que importa realmente en la vida. Yeisy, de nueve años, adora a su abuela, María Dolores. Comienza con un pequeño olfateo, luego le da un suave beso en la mejilla mientras se paran frente a su casa en Rocafuerte, en la costa norte de Ecuador. Los padres de Yeisy la abandonaron cuando solo era una niña, pero sus abuelos nunca dudaron en cuidarla con todo el amor de una familia, ayudándola incluso a superar importantes problemas de salud.
    4Ecuador Este es uno de esos momentos que te recuerdan lo que importa realmente en la vida. Yeisy, de nueve años, adora a su abuela, María Dolores. Comienza con un pequeño olfateo, luego le da un suave beso en la mejilla mientras se paran frente a su casa en Rocafuerte, en la costa norte de Ecuador. Los padres de Yeisy la abandonaron cuando solo era una niña, pero sus abuelos nunca dudaron en cuidarla con todo el amor de una familia, ayudándola incluso a superar importantes problemas de salud.
  • La comunidad de Guarguallá Grande, en Ecuador, se encuentra a unos 3.800 metros sobre el nivel del mar y ha luchado contra los efectos de la pobreza durante generaciones y generaciones. Las alpacas entregadas como parte de un proyecto integral de desarrollo económico de World Vision han dado poder a esta comunidad para comenzar a salir de la pobreza. Estos animales ayudan a mejorar la salud, la nutrición y el sustento de las familias. Pero además, su presencia también ayuda a promover la conservación de la tierra y un reequilibrio del ecosistema indígena.
    5Ecuador La comunidad de Guarguallá Grande, en Ecuador, se encuentra a unos 3.800 metros sobre el nivel del mar y ha luchado contra los efectos de la pobreza durante generaciones y generaciones. Las alpacas entregadas como parte de un proyecto integral de desarrollo económico de World Vision han dado poder a esta comunidad para comenzar a salir de la pobreza. Estos animales ayudan a mejorar la salud, la nutrición y el sustento de las familias. Pero además, su presencia también ayuda a promover la conservación de la tierra y un reequilibrio del ecosistema indígena.
  • En febrero pude asistir al primer evento Elegido de World Vision y vi a niños en Mwala, Kenia, eligiendo a sus padrinos. Se trataba de algo muy novedoso, una iniciativa que por primera vez da la oportunidad a los niños y niñas de escoger. Mutinda, de nueve años, que busca la foto de su futuro protector, resume visualmente la idea de poner el poder de elegir en las manos de un niño.
    6Kenia En febrero pude asistir al primer evento Elegido de World Vision y vi a niños en Mwala, Kenia, eligiendo a sus padrinos. Se trataba de algo muy novedoso, una iniciativa que por primera vez da la oportunidad a los niños y niñas de escoger. Mutinda, de nueve años, que busca la foto de su futuro protector, resume visualmente la idea de poner el poder de elegir en las manos de un niño.
  • De vez en cuando, mientras viajas, el ritmo frenético se ralentiza, y esos momentos inesperados proporcionan algo especial. En febrero me dejaron en la escuela primaria Kwakatunge en Mwala, Kenia, para fotografiar a uno de los estudiantes que había elegido a su padrino un par de días antes. Después de retratarlo, caminé lentamente por los terrenos de la escuela, observando y fotografiando a los niños que jugaban al fútbol y voleibol. Lejos ya del colegio, encontré a los niños practicando salto con pértiga. Un alumno se acercó, levantó la barra con confianza y saltó sin esfuerzo. Cuando le mostré la imagen, esbozó una de las sonrisas más grandes que he visto, tan orgulloso de su logro, atrapado en una imagen para que el mundo lo viera.
    7Kenia De vez en cuando, mientras viajas, el ritmo frenético se ralentiza, y esos momentos inesperados proporcionan algo especial. En febrero me dejaron en la escuela primaria Kwakatunge en Mwala, Kenia, para fotografiar a uno de los estudiantes que había elegido a su padrino un par de días antes. Después de retratarlo, caminé lentamente por los terrenos de la escuela, observando y fotografiando a los niños que jugaban al fútbol y voleibol. Lejos ya del colegio, encontré a los niños practicando salto con pértiga. Un alumno se acercó, levantó la barra con confianza y saltó sin esfuerzo. Cuando le mostré la imagen, esbozó una de las sonrisas más grandes que he visto, tan orgulloso de su logro, atrapado en una imagen para que el mundo lo viera.
  • Happiness camina en la oscuridad, seguida de su hermana gemela, Gift, para obtener agua limpia antes de que los niños se despierten. Parece mentira que solo un mes antes Happiness diera a luz a una niña, pero no tiene otra opción que continuar realizando largas caminatas con pesados cubos de agua, de arriba a abajo, en pendientes pronunciadas. Estoy aquí para recoger y mostrar este momento porque tengo la esperanza de que la imagen de esta familia de Malawi no se vuelva a repetir.
    8Malawi Happiness camina en la oscuridad, seguida de su hermana gemela, Gift, para obtener agua limpia antes de que los niños se despierten. Parece mentira que solo un mes antes Happiness diera a luz a una niña, pero no tiene otra opción que continuar realizando largas caminatas con pesados cubos de agua, de arriba a abajo, en pendientes pronunciadas. Estoy aquí para recoger y mostrar este momento porque tengo la esperanza de que la imagen de esta familia de Malawi no se vuelva a repetir.
  • Esta primavera estuve en Zambia trabajando para el catálogo de regalos de Navidad de World Vision. Fotografié a muchos niños sonrientes con cabras. Entre nosotros, os diré que conseguir que la cabra también sonriese era una reto. Cuando llegamos a la casa de Nathan, de nueve años, nos estábamos preparando para un retrato formal del niño con la cabra en brazos. Pero Nathan tenía otras ideas y el abrazo con la cabra fue absolutamente precioso. Se convirtió en la portada del catálogo de regalos más divertido que he realizado.
    9Zambia Esta primavera estuve en Zambia trabajando para el catálogo de regalos de Navidad de World Vision. Fotografié a muchos niños sonrientes con cabras. Entre nosotros, os diré que conseguir que la cabra también sonriese era una reto. Cuando llegamos a la casa de Nathan, de nueve años, nos estábamos preparando para un retrato formal del niño con la cabra en brazos. Pero Nathan tenía otras ideas y el abrazo con la cabra fue absolutamente precioso. Se convirtió en la portada del catálogo de regalos más divertido que he realizado.