Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kate Middleton, trabajadora por dos días en una maternidad de Londres

Su estancia en el hospital de Kingston se suma al interés de la duquesa de Cambridge por causas como la salud infantil y la mental

Kate Middleton
Kate Middleton, en Londres, el pasado 18 de noviembre.

"La duquesa de Cambridge, patrona de la Real Fundación del duque y la duquesa de Cambridge, ha completado hoy dos días [de trabajo] con la unidad de maternidad del hospital Kingston". Así de escueto ha sido el comunicado que ha publicado la Casa Real británica sobre las últimas actividades de Kate Middleton. Según varios medios británicos, la esposa de Guillermo de Inglaterra ha acudido a este centro sanitario al suroeste de Londres para conocer más de cerca su labor con los pacientes. Se trata de una de las unidades más prestigiosas de la capital británica, que en 2018 atendió casi 6.000 partos y que ofrece asistencia a aquellas mujeres que desean dar a luz en sus hogares.

A principios de noviembre, Middleton inauguró el hospicio de Nook, en Norwich, al sureste del Reino Unido, después de ayudar a recaudar 10 millones de libras para abrir el centro. Allí tuvo oportunidad de conocer a las familias que hacen uso de las instalaciones, como Stanley Harrold, un niño de tres años que padece el síndrome de Pallister-Killian, una enfermedad genética poco común, o a Isabella Alford, de diez, que sufre una enfermedad neurológica degenerativa. 

En la agenda de Middleton resultan habituales las actividades que giran en torno al bienestar de los más pequeños. En una ocasión, decidió cortarse la melena y acordó con su estilista Joey Wheeler donar el pelo sobrante —un mínimo de 20 centímetros— a una organización benéfica infantil que fabrica pelucas de pelo natural para niños con cáncer. Lo hizo bajo un nombre falso, pero la fundación Litlle Princess Trust hizo pública su identidad a través de su página web a principios de 2018. “Estamos muy agradecidos con todas las personas que amablemente nos apoyan de esta manera. Como la duquesa de Cambridge es tan conocida, esperamos que su gesto conmueva y aumente la conciencia de otras personas. Recibir una peluca de cabello real y gratuita tiene un impacto muy positivo en un niño o joven en un momento tan difícil”, aseguró Mónica Glass, gerente de la fundación.

La duquesa ha mostrado en los últimos años un fuerte interés por causas como la salud infantil y la salud mental, algo que comparte con su esposo y con sus cuñados, los duques de Sussex. En 2017, en una visita a una escuela primaria en Londres durante la Children's Mental Health Week (la semana de la salud infantil, en inglés), promovida por la organización Place2Be, explicó que sus padres le habían enseñado “la importancia de la amabilidad, el respeto y la honestidad”, y aseguró que tanto ella como el duque de Cambridge querían transmitir estas cualidades a sus niños. “En mi opinión, es tan importante como sobresalir en matemáticas o deportes”, señaló.

El matrimonio también practica un método de crianza denominado “escucha activa” que busca que los pequeños se sientan escuchados. Por eso siempre se agachan para ponerse a la misma altura que sus hijos cuando hablan con ellos, incluso aunque ello suponga saltarse el protocolo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >