Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Macaulay Culkin ahora diseña calcetines de conejitos

El actor se convierte en portavoz de la firma sueca Happy Socks, para la que ha creado una serie de piezas navideñas

Macaulay Culkin, para la campaña de Happy Socks.
Macaulay Culkin, para la campaña de Happy Socks.

El mundo está dividido entre quienes aman la Navidad y quienes la odian. Pero ambos bandos tienen claras y en común un par de cosas: que cada año parece llegar antes y que, para quienes crecieron en los noventa, Macaulay Culkin es uno de sus referentes. Aquel niño de Solo en casa estará unido de forma indivisible a la nostalgia navideña. Y ahora, tras años alejado de aquella imagen, ha decidido sacudirse la estela de juguete roto y darse a sí mismo y a su personaje algo de cancha. Para ello se ha lanzado a una curiosa aventura: ser imagen y diseñador —de forma temporal, eso sí— de unos calcetines, como no, de Navidad.

Culkin saltó a la fama a través de aquellas películas, pero durante las últimas décadas ha preferido mantenerse al margen de ellas. Sin embargo, ahora parece retomar la cuestión con gusto e incluso con humor al convertirse en portavoz de la firma sueca de calcetines Happy Socks, fundada en 2008 y considerada una de las principales dentro de un sector en auge. La marca facturó casi 65 millones de euros el pasado 2018, con un crecimiento del 47% respecto al anterior, 2017.

"Happy Socks y yo tenemos muy buen gusto para elegir portavoces", bromea Culkin en el comunicado difundido por la firma. "Sí, la Navidad es mi época favorita del año. Me reconocen 10 veces más entre los meses de noviembre y enero. No sé por qué". Ese mismo tono de humor y de ironía es el usado en toda la campaña, con poses entre divertidas y algo ridículas por parte del actor, ya prácticamente retirado de Hollywood y de la vida pública.

Además de ser imagen de la campaña, en la que posa con una iguana, un jersey navideño y un fondo alpino, Culkin se ha lanzado a colaborar en tres de los diseños de la colección, donde juega con la cultura pop y la Navidad. "La gente de Happy Socks es guay, divertida, y se trabaja muy bien con ellos", ha asegurado Culkin en una nota difundida por la compañía. "Me dieron libertad creativa, y además aprendí mucho sobre la industria de los calcetines. Quería hacer algo divertido, gracioso, apropiado para esta temporada y con conejitos. Me encantan los conejitos", ironiza el actor.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información