Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EQUIPO DE COMUNICACIÓN

Suscriptores e ‘influencers’ disfrutan de la noche electoral en la redacción

La directora del diario, Soledad Gallego-Díaz, ha animado a que el diario y los lectores trabajen juntos con la mirada puesta en el futuro

Un grupo de suscriptores e 'influencers' (estos en primer término) siguen la noche electoral desde la sala de reuniones de EL PAÍS.
Un grupo de suscriptores e 'influencers' (estos en primer término) siguen la noche electoral desde la sala de reuniones de EL PAÍS.

Un grupo de suscriptores y lectores de nuestro periódico y varios influencers han vivido la noche electoral en la redacción del diario, como parte de las actividades exclusivas de EL PAÍS+. Los visitantes han podido seguir el escrutinio en directo y conocer la forma de trabajar del periódico en situaciones en las que la actualidad cambia minuto a minuto. Varios periodistas de distintas secciones del diario les han explicado cómo se organizan para eventos como este. 

En una noche en la que lo fundamental son los datos, dos expertos del periódico en este ámbito, Borja Andrino y Daniele Grasso, han revelado algunas de las claves para cumplir con la expectativa de los lectores, que desean recibir información actualizada cada minuto. En este sentido, han explicado que adelantarse a los resultados es quizá la más relevante. A través de un proceso de filtrado de los datos del escrutinio, han visualizado las provincias con escaños en liza y si la tendencia del recuento apuntaba a que habría movimientos en el número de ellos que conseguía cada partido. Los lectores han podido anticipar estos cambios en directo.

Laura Martín, responsable de Audiencias de EL PAÍS, ha mostrado las herramientas de las que dispone el diario para conocer el perfil anónimo de los lectores que están siguiendo la jornada desde su página web. Martín ha explicado que las noches electorales el periódico capta nuevos usuarios, pero también que se consolida como fuente de información de referencia tanto para lectores fieles como para aquellos que no consumen información a diario.

Iván Pérez, del equipo de SEO -dedicado al posicionamiento web de las noticias-, ha explicado cómo analizan en directo las búsquedas más frecuentes de los internautas para sugerir —"nunca imponer, pues el criterio es el editorial"— posibles cambios en los titulares de las distintas noticias disponibles. Así, cuando a las ocho de la tarde se conoció el sondeo elaborado para RTVE, el equipo de Pérez propuso incluir el término "sondeo" en la noticia que cubría el directo de la jornada, con el objetivo de ayudar a los lectores a encontrar las últimas informaciones disponibles. 

La directora de EL PAÍS, Soledad Gallego-Díaz, saludó a los visitantes y los animó a que el diario y los lectores sigan avanzando juntos y recordó que "EL PAÍS es, ante todo, de sus lectores".

Juan Cruz, uno de los periodistas históricos del diario y adjunto a la dirección, conversó con alguno de ellos, en especial con aquellos que se forman para ser periodistas. "Hazme una pregunta", le pidió a una joven estudiante de cuarto de carrera. "¿Qué es lo que más te gusta del periodismo?", le inquirió ella. "Que haya personas que lo sigan estudiando", respondió, antes de recibir aplausos del resto del grupo, el veterano profesional, con casi seis décadas de dedicación al oficio a sus espaldas.

Escritores e 'influencers'

Además del grupo de suscriptores, tres escritores e influencers —Andrea Compton, Inés Hernand y Javier Ruescas— acudieron a seguir la jornada en vivo a la redacción. Las dos primeras, que presentaron esta semana Que el fin del mundo te pille de risas, suman así una experiencia más a las peripecias de más de una década de amistad que narran en esta obra. A partir de un episodio de bullying durante la adolescencia, las autoras vislumbraron un filón literario en el relato de las diferentes situaciones que han vivido juntas, que desembocó en un libro que califican de "popular, incluso con ese toque vulgar que permite dar credibilidad a los jóvenes personajes".

Ruescas, por su parte, acaba de reeditar Cuentos de Bereth, una obra que escribió hace una década y que define como "una historia de fantasía basada en un cuento de hadas tradicional". En la reescritura que ha llevado a cabo, ha reconocido cómo durante estos años ha "perdido la inocencia", pero también ha podido ser consciente de "impulsos narrativos" tras la obra que desconocía, como el "feminismo" de la protagonista. "Me alegra que eso ya estuviera presente en mi escritura cuando tenía apenas 19 años", aseguró. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información