Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es saltar desde un avión a 7.630 metros sin paracaídas

Luke Aikins batió en 2016 el récord del mundo de salto sin paracaídas

Instante en el que Luke Aikins impacta contra la red de sujeción. En vídeo, imágenes del salto.

El 30 de julio de 2016, Luke Aikins hizo historia al saltar desde un avión a 7.630 metros sin paracaídas. A pesar de alcanzar una velocidad de casi 200 kilómetros por hora, Aikins aterrizó de forma segura en una red fabricada de polietileno de alta densidad que amortiguó la caída. La hazaña, que tuvo lugar en el desierto de Simi Valley en California, batió el récord del mundo de salto sin paracaídas.

Además de Luke, tres paracaidistas se precipitaron al vacío para grabar la proeza, y proporcionarle ayuda para quitarle una máscara de oxígeno que llevaba consigo. Con el objetivo de caer en el punto exacto donde estaba colocada la red, Aikins se sirvió de un GPS y de las corrientes de aire. Como se puede apreciar en el vídeo, el paracaidista gira su cuerpo momentos antes de impactar contra la malla, para que su espalda amortigüe el golpe.

Luke, que ahora tiene 45 años, lleva haciendo paracaidismo desde los 16, y lo ha practicado más de 18.000 veces. Es asesor de seguridad y entrenamiento para la Asociación de Paracaidistas de Estados Unidos, donde entrena a fuerzas militares de élite. El salto se produjo hace ya más de tres años, pero el canal de Youtube Wonder World ha publicado recientemente un vídeo en el que se desvelan los detalles que llevaron al paracaidista a hacer historia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información