Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benzema hace una excepción y presume de sus hijos

El delantero del Real Madrid, que ha blindado su vida privada, únicamente muestra en sus redes sociales a sus dos niños, nacidos de dos relaciones distintas

Benzema
Karim Benzema, durante la presentación del documental de Sergio Ramos, el 10 de septiembre en Madrid. AFP

Karim Benzema, de 31 años, es un hombre discreto y eso es raro en un personaje tan público, en uno de los futbolistas más famosos del mundo, en un hombre al que observan a diario más de 30 millones de personas en Instagram. Sin embargo, su vida no es demasiado pública: no le gustan las multitudes y rehúye de focos, revistas y fiestas. Algo que confirma esa aura de estrella, sí, pero lejana.

El nueve del Real Madrid, su delantero estrella estos días y favorito de Zinedine Zidane tiene una vida privada que mantiene así, en privado, aunque sin esconderse. Es habitual ver en sus redes sociales fotos de partidos y entrenamientos, pero también de algún viaje, de ídolos como Mike Tyson y, sobre todo, de sus dos hijos, Melia e Ibrahim, nacidos de distintas relaciones.

Son constantes las muestras de cariño que el jugador tiene hacia los pequeños, que se han convertido en protagonistas de sus redes sociales. El martes colgaba dos vídeos junto a Melia en los que se leía: "Te amo, hija de mis amores". En ellos, la pequeña está abrazada al futbolista y le canta en francés repetidamente "Es mi papá, es mi adorado papá", y él responde con el mismo tono "Es mi hija, es mi adorada hija". Compañeros y amigos como Luka Modric o Franck Ribéry le envían iconos de corazones como respuesta.

Ver esta publicación en Instagram

Je t’aime ma fille d’amour ❤️

Una publicación compartida de Karim Benzema (@karimbenzema) el

Melia tiene cinco años y medio y es hija de Benzema y de la enfermera francesa Chloé de Launay, de 29 años y nacida en la isla de Reunión. Muy discreta, ella no tiene perfiles públicos en redes sociales, y hay muy pocas imágenes de la ya expareja juntos. Se conocieron en 2009, en uno de los momentos más complicados del jugador, en pleno escándalo Zahia. Entonces el francés y Ribéry, compañero de la selección de Francia, fueron imputados por presunta prostitución de menores por haber recurrido a los servicios sexuales de una joven conocida como Zahia cuando esta todavía no había cumplido 18 años. La justicia, finalmente, decidió absolverlos tras asegurar que desconocían la edad de la joven

Benzema y De Launay nunca se casaron. Tras varios romances —entre ellos fue célebre el que tuvo con la cantante Rihanna a mediados de 2015—, el jugador se asentó gracias a otra compatriota, la modelo Cora Gauthier, con quien empezó a salir en 2016. El arranque de ese romance coincidió con otros dos escándalos en que apareció su nombre: uno de blanqueo en banda organizada y  de tráfico de estupefacientes; y el caso Valbuena, por el que llegó a ser apartado del equipo nacional por un chantaje sexual a su excompañero Matthieu Valbuena. Entonces, incluso el primer ministro francés Manuel Valls habló al respecto y aseguró que el jugador del Madrid debía "ser ejemplar".

Mientras él llenaba titulares, su vida privada seguía siendo discreta. Varias publicaciones francesas dieron cuenta de que se habían casado en primavera de 2017 en Londres, pero la pareja prefirió no hacerlo público y nunca han dado información al respecto ni publicado fotografías sobre ello. El futbolista es tan celoso de su vida íntima que apenas comparte información con sus compañeros de equipo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Cora Gauthier (@its_me_co) el

Tampoco se supo nada del nacimiento de su primer hijo en común con Cora Gauthier. El pequeño Ibrahim nació a mediados de mayo de 2017 en la clínica Ruber de Madrid, aunque la modelo sigue viviendo a caballo entre Madrid y la capital británica. En cualquier caso, ni uno ni otra cuelgan imágenes juntos en redes sociales (de hecho, ella tiene poco más de 40 fotos en su perfil de Instagram, que sigue casi 60.000 personas), sino únicamente con sus pequeños. Haciendo gala, como siempre, de esa rara discreción.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >