Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dejadez estival

Muchos estudiantes comienzan esta semana las recuperaciones de sus asignaturas pendientes. Algunos verán recompensado su esfuerzo con el aprobado. Otros contemplarán de nuevo el suspenso en su boletín de notas. De estos, habrá quienes reconozcan su dejadez y quienes se engañen creyendo que la culpa es de cualquier cosa menos de ellos. Nuestros políticos son de esta segunda clase de alumnos: suspenden y socializan las culpas entre los ciudadanos, el resto de partidos o el artículo 99 de la Constitución. Y como esos padres que, resignados, tienen que escuchar a su hijo repartiendo culpas y creando un relato que justifique otra repetición más del examen, los ciudadanos sabemos que la dejadez es la única culpable de que las urnas puedan volver a los colegios en noviembre.

Javier Martín Pérez. Salas de los Infantes (Burgos)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >