Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos de Inglaterra colabora con una línea de ropa hecha con ortigas

El heredero al trono británico cede a la firma sostenible Vin+Omi las plantas de su finca, que se han aplicado en una serie de diseños que se presentarán en la pasarela de Londres

El principe Carlos, en Malasia en noviembre de 2017.
El principe Carlos, en Malasia en noviembre de 2017. CORDON PRESS

El medio ambiente es un tema que preocupa sobremanera al príncipe Carlos de Inglaterra. El heredero al trono británico lucha contra el cambio climático y habla de ello activamente en foros y entregas de premios, además de poseer granjas en las que cultiva sus propias frutas y verduras ecológicas y tener un gran interés por los efectos generados por el calentamiento global. De ahí que su nueva aventura sorprenda pero, a su vez, tenga sentido: el primogénito de Isabel II va a lanzar una línea de moda sostenible.

Las prendas de ropa nacen de una colaboración con la firma británica Vin+Omi, especializada en moda sostenible y que en anteriores colecciones ha lanzado diseños con plástico. En este caso, las creaciones estarán hechas a partir de ortigas recogidas de Highgrove, la finca de Carlos de Inglaterra. Tal y como explica el diario británico The Guardian, el príncipe conoció a los diseñadores de la firma a partir de una reunión mantenida en mayo de 2018, poco antes de la boda de su hijo Enrique con Meghan Markle, con diseñadores británicos y en la que habló de sostenibilidad. 

Según explica este medio, en aquella charla el príncipe Carlos trató de evitar la cuestión del enlace real, y al escuchar que se podían usar ortigas para confeccionar prendas él mismo le explicó al dúo Vin+Omi que en su finca había "montones". "En ese momento no lo pensamos demasiado", relatan ellos, pero poco después les llegó una invitación para visitar la finca, cosa que les sorprendió hasta el punto de resultarles "surrealista". "No formamos parte del establisment. Nuestros looks son del punk de los ochenta en Camden [Londres]. Vamos, que no somos Gucci ni nada de eso", cuentan. Sin embargo, el príncipe Carlos ha colaborado con el proyecto, mandando a los creadores "cartas de ánimo". 

Tres diseños de Vin + Omi presentados en la pasarela de Londres en septiembre de 2017.
Tres diseños de Vin + Omi presentados en la pasarela de Londres en septiembre de 2017. GTRESONLINE

Vin (de nacionalidad británica) y Omi (nacido en Singapur) aceptaron la invitación, acudieron a la finca y hablaron con el jardinero de los jardines reales, quien les explicó que el reciclaje era fundamental allí. Después, reclutaron a un puñado de estudiantes para cosechar 3.000 de esas plantas de ortigas que les han servido para crear alrededor de una docena de prendas de ropa. La línea, que también tiene piezas de joyería, se presentará en el hotel Savoy el último día de la pasarela de Londres, que arranca a mediados de septiembre. El lugar para la presentación no ha sido elegido al azar, pues precisamente los botones del hotel llevarán, a partir de la próxima primavera, uniformes creados de plástico reciclado por esta misma firma.

Los diseñadores aseguran que las prendas no parecen lo que son. "Tiene una textura como aérea, para nada lo reconocerías como ortigas. Esa es la cuestión, crear una prenda totalmente contemporánea con un material que no sea desechable", relatan al Guardian. "Se percibe que las ortigas no tienen valor. Por suerte, eso reta al modo en el que pensamos la moda. Son un recurso natural en este país. Queremos que la gente empiece a pensar en cómo la moda puede funcionar con lo que el medio ambiente puede ofrecernos, más que forzarlo de una forma dañina". El dúo lleva trabajando en la moda sostenible desde hace 15 años ("nos llamaban hippies") y han vestido a rostros conocidos como Kate Moss o Michelle Obama. Ahora falta ver si esas prendas modernas, aéreas y con toques punk no solo son hechas sino también vestidas por la realeza.

Siguiendo el camino de Meghan Markle

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, es una gran consumidora de moda sostenible, y suele bendecir con un efecto rebote en ventas y popularidad todas las marcas que elige. Además, su interés por la moda es importante: ha sido editora invitada del número de septiembre de Vogue en Reino Unido, donde ha cargado las tintas especialmente en el feminismo.

Además, a principios de agosto la esposa del príncipe Enrique de Inglaterra anunció que lanzará su propia marca de ropa. Será una colección cápsula (una serie limitada de prendas) para la temporada de otoño/invierno en colaboración con su amiga y diseñadora, Misha Nonoo, y también con dos grandes cadenas de ropa, Marks&Spencer y John Lewis. La ropa será benéfica y por cada prenda que se venda se donará otra a la fundación Smart Works, a la que, además, irán a parar todos sus beneficios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >