Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reina Letizia, en campaña para exhibir su relación con doña Sofía

Tras el posado en Marivent, la familia real cenó en un restaurante de Palma y dio protagonismo una vez más a la Reina emérita

Los Reyes, con sus hijas y doña Sofía el domingo por la noche tras salir a cenar.
Los Reyes, con sus hijas y doña Sofía el domingo por la noche tras salir a cenar. GC Images

La reina Letizia parece decidida a acallar a quien ponga en duda su relación con su suegra. Este verano las salidas de ambas, acompañadas de la princesa Leonor y la infanta Sofía, se suceden sin parar. Tanto que hasta en la noche del domingo no se vio al Rey junto a su madre. Para entonces ya había tres reportajes de las dos reinas por la isla. Palma fue el escenario en la Semana Santa de 2018 del rifirrafe de doña Letizia con doña Sofía, cuando intentó evitar una foto a la salida de la Misa de Pascua. Entonces salió a la luz el estado de la relación entre ambas.

La madre de Felipe VI se ha quejado en pequeños círculos de lo poco que coincide con sus nietas. Don Felipe ha sido quien ha intentado siempre unir. Hasta que fue Rey se ocupaba personalmente de llevar a sus hijas a visitar los viernes a don Juan Carlos, quien tampoco tiene mucho trato con Leonor y Sofía. El relevo en la Corona en 2014 estableció otro cambio de poder dentro de la Familia Real. Doña Letizia, una vez más, quiso marcar su territorio; dejó claro que ella era quien poseía a partir de ese momento el mando. Fuentes conocedoras de esta nueva situación aseguran que la Reina no quería sentirse "humillada" como doña Sofía por don Juan Carlos

Además, desde la proclamación de Felipe VI, el propio aparato de la Casa del Rey tomó la decisión de apartar de la agenda oficial a los reyes Juan Carlos y Sofía, dejando todo el espacio a los nuevos monarcas.

Doña Letizia, con sus hijas, y doña Sofía, a su llegada al ballet.
Doña Letizia, con sus hijas, y doña Sofía, a su llegada al ballet. Europa Press

En cambio, de cara al exterior, la relación entre las dos reinas siempre ha sido buena, sobre todo por la profesionalidad con que doña Sofía ejerce su papel. Pero en palacio el deterioro en las relaciones entre ambas ha sido evidente. Hay dos familias, la real que aparece en las fotos y la doméstica.

Para acabar con esta imagen se han organizado este año varias actividades en Palma. Nada más llegar a la isla, la reina Letizia se marchó al cine con doña Sofía, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Se dejaron ver por las calles de la ciudad mientras se dirigían a ver El rey León. Al día siguiente de nuevo las cuatro se marcharon al ballet  —Leonor y Sofía son dos grandes aficionadas a esta actividad, que además practican— y el domingo por la mañana visitaron un mercadillo en Pollensa. Por si no fuera poco, por la noche, poco después del posado en los jardines de Marivent, los Reyes y sus hijas recogieron a doña Sofía para salir todos juntos a cenar a un restaurante de Palma.

En todas las imágenes que hay de estas actividades se ve a doña Sofía en el centro de la escena con sus nietas, una a cada lado, con doña Letizia siempre a un lado cediendo el protagonismo a su suegra. La Reina emérita siempre sonriente da la mano a las niñas.

La campaña de doña Letizia también se extiende a su relación con la isla. El domingo al ser preguntada por su estancia respondió: "Cada año mejor". Una afirmación que está muy lejos de aquella realizada por la entonces princesa que aseguró que las vacaciones en Palma eran todo menos vacaciones, por la atención mediática que recibían y por las actividades oficiales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >