Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la doña Sofía como “ejemplo impagable” de doña Letizia a la misa de Pascua

La Reina actual siempre ha declarado en sus discursos su admiración y cariño hacia su predecesora

Las reinas Letizia y doña Sofía, en una entrega de premios en 2016 en Madrid.

La reina Sofía y su hoy sucesora reina Letizia siempre han mantenido una buena relación, al menos públicamente, que comenzó nada más producirse el anuncio del compromiso de su hijo con la hasta entonces periodista de TVE, cuando doña Sofía quitó hierro a su famoso "déjame terminar". La actual reina siempre ha alabado en sus discursos el "ejemplo impagable" que supone para ella su suegra, elogios a los que ella ha correspondido.

"Como podéis imaginar, [estamos] muy contentos". Estas fueron las primeras declaraciones de doña Sofía el 3 de noviembre de 2003, tras confirmarse el día anterior en un comunicado de la Casa Real un noviazgo que, tal y como contaron las crónicas entonces, no recibió en un principio el visto bueno de don Juan Carlos pero sí contó con la complicidad y el apoyo de doña Sofía. El día 6, en la presentación oficial de la pareja ante la prensa en el palacio de El Pardo, doña Letizia , que entonces tenía 32 años, habló por primera vez a los medios no ya como reportera, sino como prometida del príncipe Felipe.

"Está claro que a partir de ahora y de forma progresiva voy a integrarme en esta nueva vida con las responsabilidades que conlleva y con el apoyo y cariño de...", dijo Letizia Ortiz Rocasolano. El Príncipe la cortó y la novia, su futura mujer, le pidió con una mirada y sonrisa dulce pero firme: "Déjame terminar...". Sobreponiéndose a las carcajadas de todos, incluidas las de su futuro marido, la Reina de España entonces en potencia terminó: "Con el cariño de los Reyes y el ejemplo de la Reina". Doña Letizia dio en público las gracias a doña Sofía "por su impagable ayuda" y anunció que sería su modelo de reina. 

Doña Sofía quitó hierro a la regañina de Letizia y la defendió. En los años sucesivos, la princesa y posterior reina ha solido referirse a su suegra en sus discursos y le ha dedicado numerosos homenajes, sobre todo desde el cambio dinástico. Uno de los mejores ejemplos de esta senda se produjo en junio de 2015, cuando la esposa de Felipe VI entregó a la madre del Rey un premio del Comité Español de Unicef. Doña Letizia quiso felicitar "de forma especial" a su "suegra" ("nunca la palabra suegra ha sonado mejor", dijo saltándose el discurso escrito) por haber dedicado "una vida entera" al bienestar de los niños".

"Me lo has puesto muy difícil", se dirigió en tono cariñoso a doña Sofía a la que, además de en el trono, sustituyó también en el cargo de presidenta de honor del Comité Español de Unicef. La madre del Rey agradeció "un premio tan especial de manos de la Reina" y, dirigiéndose a doña Letizia, señaló: "Ahora eres tú quien continúas con el trabajo que tanto me ha ilusionado. Te deseo lo mejor en esta maravillosa labor". Fue el primer acto oficial en el que las dos reinas compartieron protagonismo y pronunciaron sendos discursos y se produjo en el primer aniversario de la sucesión.

Dos meses antes, acudieron a su primer acto solas tras el relevo en la Corona: la entrega de los premios anuales del Real Patronato de Discapacidad en el palacio de El Pardo. El entonces ministro Sanidad, Alfonso Alonso, elogió a doña Sofía, se produjo un un largo aplauso de todos los congregados y doña Letizia se acercó a su suegra para darle un beso. Pero los guiños de la nuera a la suegra no solo se han producido en los discursos y en los gestos de cariño. La reina Letizia ha homenajeado a su predecesora incluso luciendo prendas de su vestuario, además de sus joyas.

Más información