Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre que tiró una nevera por un barranco, obligado a recogerla

Después de ser identificado por la Guardia Civil, volvió con amigos y familiares y la llevó a un punto limpio

En vídeo, imágenes del joven recogiendo la nevera con ayuda de amigos y familiares.

El hombre que se grabó la semana pasada tirando una nevera por un barranco de Almería la ha tenido que recoger. Tras ser identificado por la Guardia Civil, el joven se acercó al lugar para llevarse a un punto limpio el frigorífico con ayuda de amigos y familiares. El protagonista era trabajador de la empresa de gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de Olula del Río (Almería).

La Junta de Andalucía ha incoado expediente administrativo sancionador a raíz de la publicación del vídeo, tal y como ha confirmado este lunes la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, que ha destacado la actuación desarrollada por los agentes de Medio Ambiente, que detectaron el vídeo y formularon denuncia. "Están haciendo mucho y bien por el medio natural", ha dicho Crespo tras recordar que de forma paralela hay abierta una investigación por parte de la Guardia Civil y señalar que, dado que el expediente está al inicio de su instrucción, no se puede determinar la cuantía de la multa que pueda derivar de este comportamiento.

Por su parte, la Guardia Civil ha levantado acta de infracción a la empresa de gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de Olula del Río para la que trabajaba el operario que difundió el vídeo. Los agentes de la Policía Judicial continúan, además, la investigación para determinar si la mercantil podría haber estado incurriendo a lo largo de los últimos diez años en un presunto delito medioambiental, según ha informado la Comandancia.

La investigación viene motivada por la inspección que realizaron efectivos de la Guardia Civil en la empresa ubicada en Olula del Río en la que comprobaron que aproximadamente unas 50 lavadoras se encontraban almacenadas en el patio exterior de un almacén entre vegetación seca, así como unos 20 frigoríficos bajo techo, todos sin haber sido eliminados. Los agentes constataron, asimismo, como en el interior de la empresa no existía ningún contenedor para depositar electrodomésticos. Los propietarios no fueron capaces de aportar ningún justificante de entrega de residuos a un gestor autorizado durante diez años de actividad.

Por todo ello los agentes levantaron acta informando tanto a la persona que lanzó el electrodoméstico por la ladera de la montaña como al propietario de la empresa de que se remitirán las actuaciones a la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Almería por incumplimiento de la Ley 22/2011, de 28 de julio de residuos y suelos.

Los agentes de la Guardia Civil continúan su investigación al objeto de determinar si se estuviera ante un delito medioambiental recogido en los artículos 325 o 326 del código penal, actuación integral en vía administrativa y penal que realizan los agentes como Policía Judicial Específica Medioambiental.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información