Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hijo de Joe Biden: drogas, alcohol y una relación con la viuda de su hermano

Hunter Biden da detalles sobre los episodios más tortuosos de su vida para adelantarse y no perjudicar la carrera de su padre hacia la presidencia de EE UU

Hunter Biden con su padre, Joe Biden, en abril de 2016 en Washington.
Hunter Biden con su padre, Joe Biden, en abril de 2016 en Washington. Getty Images

Como si intentara librarse de sus demonios, Hunter Biden, hijo del candidato presidencial Joe Biden, ha decidido revelar los detalles de su adicción al alcohol y a las drogas, y su relación con la viuda de su hermano mayor en una larga entrevista en The New Yorker. El momento para hablar no es casual. El abogado, de 49 años, ha recurrido a la revista estadounidense en un intento por adelantarse a cualquier posible polémica y no perjudicar la carrera electoral de su padre hacia la Casa Blanca. De hecho, Donald Trump ya atacó en mayo y dijo que el exvicepresidente de Estados Unidos debería ser investigado por los negocios que mantuvo su hijo con China durante la era Obama. Hunter le envió un mensaje al mandatario en el artículo: “Jódete, señor presidente”.

A finales de 2017, Joe Biden publicó un libro titulado Prométeme, papá. En un pasaje cuenta las esperanzas que tenía depositadas en su primogénito, Joseph Beau Biden, fallecido en 2015 por un tumor cerebral. "Beau Biden, a los 45 años, era Joe Biden 2.0. Tenía todo lo mejor de mí, pero sin los errores de programación", narra. “Estaba muy seguro de que algún día se presentaría a las presidenciales y, con la ayuda de su hermano, ganaría”. Ese hermano era Hunter. El hombre que tras licenciarse en Historia se vio obligado a apuntarse a Leyes porque su pareja, con quien salía desde hacía tres meses, estaba embarazada. El hombre que entraba y salía de centros de rehabilitación por sus adicciones. El hombre que los republicanos miraban con sospecha por establecer negocios con China y Ucrania mientras su padre ocupaba un puesto en la Administración. Ese era el hombre que cargaba en sus hombros la responsabilidad de convertir a su hermano mayor, veterano de Irak y fiscal general de su natal Delaware, en presidente de Estados Unidos.

La Navidad de 1972, Joe Biden ya había sido elegido senador de Delaware, pero aún no había jurado el cargo. Él se quedó afinando detalles en Washington y su esposa Neilia viajó con los tres niños (Beau, Hunter y Noemi) a la casa familiar de Wilmington. Estando allí, la mujer sufrió un accidente de coche que acabó con su vida y la de su hija. Según cuenta The New Yorker, lo primero que hizo Hunter al despertar en el hospital fue mirar a su hermano un año mayor y decirle “te amo, te amo, te amo”. Joe Biden asumió su cargo en la habitación de esa clínica. A la primera reunión de Alcohólicos Anónimos a la que asistió el hijo del demócrata, lo hizo acompañado de su hermano. Cuando a Hunter le empezó a ir bien con sus firmas de lobistas, ayudó a saldar el crédito universitario que arrastraba Beau. La unión inquebrantable entre ambos era uno de los pilares que lo sostenía en pie en medio de sus luchas internas. Pero esa roca se fue en 2015, dejando una mujer viuda y dos hijos (uno de ellos llamado Hunter, como su tío), y a un hermano roto.

Cuando Beau murió, Hunter ya tenía tres hijos con su esposa Kathleen Buhle. La pareja, que atravesaba momentos difíciles, había llegado a un acuerdo: si Hunter comenzaba a beber otra vez, tendría que irse de casa. Un día después de su vigesimosegundo aniversario, Hunter no asistió a la sesión de terapia de pareja, bebió una botella de vodka y se mudó, señala el texto firmado por Adam Entous. En medio de esa tormenta emocional, los tabloides publicaron que el abogado había sido descubierto en un sitio web de citas para personas casadas. Hunter lo desmintió, pero dos meses después se separó definitivamente de Kathleen. Su único refugio entonces fue Hallie Biden, la viuda de su hermano.

"Estábamos compartiendo un dolor muy específico", explica Hunter en el citado artículo. "Empecé a pensar en Hallie como la única persona de mi vida que entendió mi pérdida". Cuando el hijo de Joe Biden estaba recuperándose de un sonado episodio relacionado con cocaína, se convirtió en pareja formal de Hallie. Otro titular jugoso para la prensa: "La viuda de Beau Biden mantiene una relación con el hermano de su difunto esposo", publicaba The Washington Post. Tras verse presionado por su hijo, el vicepresidente de la Administración de Barack Obama hizo una declaración pública apoyando la relación. Pero no duraron mucho, y a principios de 2018 Hunter se mudó solo a Los Ángeles. “La idea era desaparecer completamente", reconoce el abogado en el medio estadounidense.

Hace dos meses, Hunter Biden conoció a Melissa Cohen, sudafricana de 32 años. Una semana después se casaron en California. Según cuenta The New Yorker, llamó a su padre para contárselo después de la ceremonia. El precandidato presidencial estaba en altavoz cuando dijo: “Gracias por darle a mi hijo el coraje de amar nuevamente”. A lo que Hunter le respondió: "Papá, siempre tuve amor. Y lo único que me permitió verlo fue el hecho de que nunca te rendiste, siempre has creído en mí".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >