Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campamentos de verano

Estoy leyendo el caso de Inés y su desafortunada experiencia en un campamento. Llevo más de 30 años trabajando en el sector y este caso me ha recordado muchas situaciones que he vivido y vivo cada verano. Padres que actúan de forma totalmente inapropiada y, sobre todo, tremendamente perjudicial para sus propios hijos: “Cambien a mi hija de familia, porque su hermana americana es autista y no he pagado para que mi hija sufra”; “exijo cambio de familia porque esta es de color y mi hijo no está acostumbrado”. Actitudes de total intolerancia por parte de los adultos que transmiten a sus hijos y estos utilizan para conseguir todo lo que quieren. Por suerte, en la mayoría de los casos nuestros adolescentes llegan a conocer otra forma de vivir, otra forma de pensar y de ver la vida.

Alicia García

Madrid

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >