Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hermana del príncipe heredero saudí será juzgada en Francia por una agresión a un fontanero

Hassa Bin Salmán es acusada de ordenar a su guardaespaldas que golpease al trabajador por sacar fotografías a su apartamento con su teléfono móvil

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman (MBS), en Riad, el pasado 19 de noviembre.
El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman (MBS), en Riad, el pasado 19 de noviembre. AFP

La hermana del príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salmán, será juzgada el próximo julio en París por ordenarle a su guardaespaldas que golpease al fontanero que estaba trabajando en su apartamento en la capital francesa. Los hechos ocurrieron en septiembre de 2016 y desde diciembre de 2017 pesa sobre ella una orden de arresto por "complicidad de violencia voluntaria".

De acuerdo a la versión del trabajador, cuyo nombre no ha sido revelado, él se encontraba en el apartamento de Princess Avenue Foch, un elegante distrito de París, cuando sacó una fotografía de una de las salas con su teléfono móvil. La princesa saudí Hassa Bin Salmán lo acusó inmediatamente de estar sacando imágenes para venderlas a los medios de comunicación y ordenó a su guardaespaldas que golpeara al hombre, quien asegura haber recibido varios golpes, principalmente en el rostro. "Debemos matarlo, este perro no merece vivir", habría dicho la saudí, siempre según la versión del trabajador.

Después, el seguridad de Hassa Bin Salmán obligó al fontanero a arrodillarse con las manos atadas y besar los pies de la princesa, algo que el trabajador consideró “humillante”. Varias horas después, lo dejaron marcharse.

En agosto de 2018, un juez de un tribunal de instrucción decidió enviar a la princesa a la corte penal por "complicidad en la violencia intencional con el uso o la amenaza de un arma", "complicidad en el secuestro" y "robo" de un teléfono móvil. El guardaespaldas, por su parte, es acusado de “violencia intencional con el uso o amenaza de un arma” y “secuestro”.

Esta no es la primera vez que la familia real saudí tiene problemas con las autoridades francesas. En marzo de 2013 se ordenó la confiscación provisional de bienes adquiridos en Francia por Maha al-Sudaïri, la esposa divorciada del ex príncipe heredero Nayef ben Abdelaziz Al Saoud (quien murió en junio de 2012), debido a facturas impagas.

El juicio a Hassa Bin Salmán tiene previsto iniciar el próximo 9 de julio, pero las autoridades francesas ya tienen previsto que se celebrará en ausencia de la acusada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >