Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Demasiado tarde

¿Cuántos de los trabajadores de Iveco que se han concentrado y mostrado consternados por el suicidio de su compañera no reenviaron el vídeo que un indeseable decidió poner en circulación? ¿Cuántos —de ellos y de ellas— se pusieron en su lugar y le ofrecieron su ayuda en momentos tan angustiosos?

Para la empatía, demasiado tarde, pero a tiempo para la reprobación.

Hortensia García García

Ávila

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >