Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inexplicable ausencia de Julio Iglesias el día que iba a recibir el Grammy

El cantante envió un vídeo asegurando que le hubiese gustado estar en la gala pero sin explicar el motivo de su incomparecencia. Su próxima actuación está prevista para el 8 de junio en Amberes

julio iglesias gala grammy
Julio Iglesias, en un concierto en México, el pasado abril.

Julio Iglesias fue el gran ausente de la gala organizada el pasado fin de semana para entregarle el Grammy honorífico como reconocimiento a toda su carrera. El cantante se limitó a enviar un vídeo en el que agradecía el galardón otorgado y aseguraba: "Me encantaría estar ahí. Muchas gracias a todos los miembros de la Academia de la Grabación por este hermoso regalo". Sin embargo, no aclaró a qué se debía su incomparecencia en esta fiesta organizada solo para él y programada desde hace más de dos meses.

Su ausencia provoca una cierta alarma sobre su estado físico. En los últimos meses, Iglesias ha presentado problemas de movilidad que le han obligado a reprogramar algunas de sus actuaciones y a limitar sus apariciones públicas. Según la página web del cantante, su primer concierto está previsto para el próximo 8 de junio en Amberes. A este seguirá otro en Helsinki el día 12 y, posteriormente, un tercero el día 15 en Róterdam. A sus 75 años, el intérprete lleva una vida bastante alejada de los focos, aunque sigue presente en las revistas del corazón debido a la demanda de paternidad que en 2017 presentó su supuesto hijo, Javier Sánchez Santos.

"No nací para ser músico. Nací para jugar al fútbol (...). Y, de repente, tuve un accidente terrible y casi quedé parapléjico. Entonces me dieron una guitarra y esa guitarra cambió mi vida por completo", afirmó el cantante en su vídeo en relación al comienzo de su trayectoria artística en la década de los años 60. "Para esa gente que ha tenido ese tipo de situaciones trágicas en la vida, no os rindáis jamás: la vida es siempre una oportunidad", aseguró.

El tenor puertorriqueño Fernando Varela fue el encargado de representar la obra de Iglesias sobre el escenario interpretando con gran emoción las canciones Bésame mucho y Caruso. La cita para entregarle el Grammy se celebró en el Dolby Theatre, el teatro en el que cada año se celebran los Oscar. No muy lejos de allí se encuentra la estrella que Julio Iglesias tiene con su nombre en el Paseo de la Fama de Los Ángeles, un ejemplo brillante más de los muchos que adornan el espléndido currículum de este mito de la canción hispana.

Más de 350 millones de discos vendidos en catorce idiomas durante medio siglo de carrera reflejan el fenómeno mundial de un cantante que en 2018 celebró su 75 cumpleaños. Iglesias es el tercer español en recibir el Grammy honorífico a toda una carrera después del guitarrista Andrés Segovia y el violonchelista Pau Casals.

Bajo el título Homenaje de los Grammy a las leyendas musicales, el evento celebrado la noche del sábado no es un acto especialmente mediático o publicitado por la Academia de la Grabación, puesto que es, técnicamente, una grabación televisiva, ya que la cadena PBS organizó y registró al detalle la velada para emitirla dentro de unos meses en un programa especial.

Además de Iglesias, la Academia de la Grabación también reconoció a otros emblemáticos artistas como Black Sabbath, George Clinton y Parliament-Funkadelic, Billy Eckstine, Donny Hathaway, Sam & Dave y Dionne Warwick.

Todos estos nombres figuran en el palmarés de un premio muy exclusivo de la Academia de la Grabación que casi puede resumir la historia de la música en el siglo XX, ya que entre sus homenajeados aparecen The Beatles, Bob Dylan, Elvis Presley, Jimi Hendrix, Aretha Franklin, Nina Simone, Miles Davis, John Coltrane, Billie Holiday, Louis Armstrong, Barbra Streisand, Frank Sinatra o María Callas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >