Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

No llueve

Los agricultores y ganaderos están asustados. Si continúa la sequía, las pérdidas para el campo pueden ser millonarias. La cosecha de cereal se da ya por perdida en muchas zonas de España. No hay pastos y el ganadero tiene que recurrir al pienso en la alimentación de sus reses. En las últimas semanas hemos visto cómo las anunciadas lluvias finalmente no hacían acto de presencia; desaparecían las posibilidades para dar paso a un nuevo anticiclón con temperaturas impropias de esta época del año. El cambio climático es una realidad. El gran reto de la humanidad del siglo XXI. Las temperaturas del planeta han aumentado y los periodos de sequía se prolongan. Los efectos nocivos sobre la salud de las personas son el siguiente paso. Una catástrofe anunciada a la que el ser humano ha contribuido, sin poner remedios para evitarlo. La lucha contra el calentamiento global debería ser una prioridad para todos los Gobiernos.

Patricio Simó Gisbert. Valencia

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >