Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ucrania define a Al Bano como una amenaza para la seguridad nacional

Kiev coloca al cantante italiano en una lista negra junto a otras personas con buena relación con Rusia y con Putin

El cantante Al Bano Carrisi, en Italia, el pasado septiembre.
El cantante Al Bano Carrisi, en Italia, el pasado septiembre.

Al Bano es persona non grata en Ucrania. El Gobierno de Kiev ha declarado que el cantante italiano Albano Carrisi es una amenaza para la seguridad del país. Pero no por sus canciones, sino porque el intérprete tiene muy buena relación con el presidente ruso, Vladímir Putin. Ahora, el Ministerio de Cultura ucranio le ha incluido en una lista con otros 147 nombres actualizada y difundida anoche. En esa lista negra, en la que hay principalmente rusos, están también otros cantantes y actores con excelente relación con el líder de Rusia, como Gerard Depardieu (ahora con nacionalidad rusa), el serbio Emir Kusturica o el cantante estadounidense Fred Durst.

Al Bano, de 75 años, se hizo mundialmente famoso por su dúo con Romina Power, con la que compartió matrimonio durante años. Tuvo mucho empuje en la antigua Unión Soviética durante la década de los ochenta del siglo pasado, donde dio decenas de conciertos, y aún sigue siendo muy conocido en Rusia. El Gobierno de Ucrania no ha explicado por qué ha incluido a Al Bano en su lista negra, pero los medios ucranios señalan que se debe a sus vínculos con Putin. Kiev y Moscú están envueltos en un gravísimo conflicto desde que en 2014 Rusia se anexionara la península ucrania de Crimea, conflicto que se ha convertido en una guerra abierta en el este de Ucrania donde el Kremlin apoya a los separatistas prorrusos en una contienda que ha causado ya más de 12.000 muertos.

Al Bano y Romina Power en su reaparición en Peralada.
Al Bano y Romina Power en su reaparición en Peralada.

El cantante de temas como Felicità o Ci sarà ha afirmado que está muy sorprendido por su inclusión en la lista negra. Esto supone no solo que tiene vetada la entrada al país, sino también que no se podrán ver sus películas o vídeos. “Nunca he hecho nada ni contra Ucrania ni contra ningún otro país del mundo”, ha declarado a la agencia italiana Ansa. “Voy, canto mis canciones, canto sobre la paz y siempre me he presentado como un hombre de paz”, ha añadido el artista, que actuó por última vez en Ucrania hace cuatro años.

Al Bano ha reconocido abiertamente que cree que la península ucrania de Crimea, anexionada por Rusia contra la legalidad internacional según la UE y Estados Unidos, es territorio ruso. Además, ha elogiado en numerosas ocasiones a Putin, entre otras cosas por el papel de Rusia en Siria. “Italia podría tener a alguien como él”, ha comentado en más de una ocasión. A finales del año pasado, el cantante dio un gran concierto en el palacio del Kremlin. Antes, en 2017, fue el único artista extranjero invitado a la fiesta para celebrar el aniversario del FSB (el antiguo KGB).

La inclusión de Al Bano en la lista negra se produce tras el veto al veterano reportero de la radio austriaca ORF Christian Wehrschütz, también calificado como “amenaza a la seguridad nacional”. Ucrania acusa al periodista de cruzar el puente construido por Rusia para conectar la península de Crimea. Algo que el reportero niega. “La prohibición de viajar impuesta a Wehrschütz en Ucrania es un acto inaceptable de censura”, ha dicho la ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl, que este martes está de viaje oficial en Moscú y que el año pasado tuvo de invitado en su boda al presidente ruso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >