Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÚSICA

Green Valley elige este pueblo senegalés para rodar su nuevo vídeo

La banda española de reggae ha grabado en las playas de Gandiol parte de 'Dónde irán', el primer sencillo de su próximo disco

El actor Soribah Ceesay y Ander Valverde, vocalista de Green Valley, durante el rodaje de 'Dónde irán' en las playas senegalesas de Gandiol, una localidad del departamento de Saint Louis, en enero de 2019. Pincha en la imagen para ver el vídeoclip.

Las playas de Gandiol se han convertido en el escenario del nuevo videoclip de Green Valley, una de las bandas españolas de dancehall y reggae más influyentes del momento. Dónde irán vio la luz el 22 de febrero y es el adelanto del próximo trabajo de estudio de esta formación, el sexto de toda su trayectoria, que llevará por título Bajo la piel y se publica el 25 de abril.

Ander Valverde es el alma máter de esta banda, formada por seis músicos catalanes y vascos. En una entrevista telefónica, explica cómo un encuentro casual con el activista y escritor senegalés Mamadou Dia en el festival Rototom de Benicàssim acabó en un proyecto materializado en un vídeo y un documental de inminente estreno. "Conocí a Mamadou en verano y me contó lo que estaba llevando a cabo con su organización, Hahatay, y que le gustaría que hiciéramos una colaboración juntos", relata Valverde. Tras barajar ideas, decidieron grabar un videoclip para denunciar qué ocurre con los migrantes que cruzan el Mediterráneo. Los beneficios obtenidos por la visualización del trabajo en YouTube serán donados a Hahatay.

Cuenta Valverde que el director Egoi Suso y él en seguida se dieron cuenta de que desde su posición "cómoda" en Barcelona, donde residen, no podían contar esa historia, así que decidieron entrevistarse con personas que hubieran vivido aquella experiencia para hacer una denuncia de "la deshumanización" que se vive en Europa. Dónde irán habla del porvenir, de los sueños y planes no cumplidos. Y para escenificarlo, Green Valley describe la historia de dos hermanos gemelos con vidas muy diferentes interpretados por el mismo actor, Soribah Ceesay, de origen gambiano. Uno de ellos está en Europa; el otro, en África. Barcelona y Sevilla son los escenarios en los que transcurre el día a día del joven que está en Occidente, y las playas y calles del pueblo de Gandiol y la ciudad de Saint Louis, ambas localizaciones muy próximas, las elegidas para describir la rutina del segundo. "La letra habla de los planes de los migrantes y también de la vida cotidiana de la gente de aquí, para que se vea el contraste. Dónde irán los besos que nunca te di, los abrazos que nunca se dieron… —recita Valverde—. Es una metáfora".

Green Valley ha acabado grabando un documental que se lanza la primera semana de marzo

Según el músico, las personas que entrevistaron remarcaron que, a pesar de haberlo pasado muy mal en el viaje, lo más duro había sido llegar a España. "La adaptación, cómo los tratamos... Queríamos mostrar eso a la gente joven que nos escucha desde nuestro humilde altavoz. Que se les quite la tontería esa de que los migrantes vienen a quitarnos el trabajo, etc.", explica. Finalmente, se implicaron tanto en la iniciativa que han acabado grabando todo un documental que se publicará en redes sociales la primera semana de marzo.

Así, hasta Saint Louis se desplazaron Valverde, Ceesay y Suso a principios de enero, y permanecieron una semana rodando en los alrededores. Atardeceres, mercados, transportes, escenas cotidianas y mucho color protagonizan los planos en contraste con la oscuridad y monotonía que representa la parte europea. "Llegamos sin muchas expectativas: éramos tres tíos que no sabíamos hablar francés ni cómo íbamos a grabar", confiesa Valverde sobre la que ha sido su primera vez en un país de África subsahariana. "Cuando empezamos a encontrarnos con todos esos seres de luz que nos saludaban y nos trataban como si nos conocieran de toda la vida... Fue un cambio de chip. Lo recuerdo como la mejor semana de mi vida, los amigos que hicimos allí nos cuidaron como una familia", dice admirado.

Como ejemplo, Valverde relata una anécdota sobre una de las escenas del vídeo que muestra al protagonista bailando en un autobús atestado que recorre Saint Louis. "Cuando dijimos que necesitábamos unas seis personas para grabar se juntaron 20. Se volcaron al doscientos por cien", comenta.

Ander Valverde, junto al actor Soribah Ceesay y Djibi, uno de los integrantes de la ONG Hahatay, en su sede de Gandiol, en Saint Louis.
Ander Valverde, junto al actor Soribah Ceesay y Djibi, uno de los integrantes de la ONG Hahatay, en su sede de Gandiol, en Saint Louis. Green Valley

Lucha desde el optimismo

Las letras de Green Valley se caracterizan por sus mensajes reivindicativos pero muy positivos, siempre con un trasfondo de profundo compromiso social. "Creo que se hace más en la lucha desde el optimismo que desde la negatividad. Llegas más si hablas desde un prisma positivo, aparte que yo soy así, no me gusta poner oscuridad en la gente", afirma el vocalista.

No es la primera vez que el líder de Green Valley aborda el fenómeno de la inmigración. Su segunda maqueta, de 2007, se tituló Inmigrantes y la letra de la canción era muy directa y comprometida, cuenta. "En esta ocasión quería darle un sentido más metafórico".

Valverde se reconoce como una persona que lucha contra las injusticias que hay en el mundo. "Cuando leo las noticias me arde la sangre", afirma. En concreto, su sensibilidad hacia las dificultades que viven los migrantes nació cuando era un adolescente. "En Vitoria [su ciudad natal] hay un alto nivel de inmigración, y he tenido muchos amigos subsaharianos que me han contado sus experiencias desde que yo era un chaval de 18 años. Eso me ha tocado".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información